Status

La belleza española atraviesa fronteras

La firma del cisne es símbolo de fuerza, delicadeza y elegancia. Imagen: archivo

Son pocos lo que conocen que una de las firmas de cosmética más importantes y conocidas del mundo es española, con sede en la localidad de Alcoy. Su historia es el triunfo del deseo y la voluntad.

'La historia de Germaine de Capuccini, cómo fue creada, cómo se desarrolló y cómo salió fortalecida de todos los temporales que atravesó durante años, es también mi historia, los recuerdos de toda una vida.' Así comienza la autobiografía de Carmen Vidal, la que fue el alma de esta empresa española de investigación y desarrollo de productos cosméticos y de tratamientos específicos de aplicación, enfocados a la comercialización exclusiva en centros de belleza.

La firma del cisne, símbolo de fuerza, delicadeza y elegancia, ha sabido consolidar su imagen y sus productos en un mercado muy competitivo y exigente. Hoy es líder indiscutible en España y sus brazos han conseguido extenderse más allá de nuestras fronteras con un rotundo éxito.

Su historia transcurre así: en el año 1964, el salón Dermabel abre sus puertas en Alcoy (Alicante). Nace Germaine de Capuccini. En 1975 se inaugura la primera fábrica dotada de amplios laboratorios, salas propias de fabricación y envasado, oficinas y almacén. En el 78, se constituye como Germaine de Capuccini, S.A. y comienza la distribución de los productos en Venezuela. En 1982 inaugura sus instalaciones actuales y un año más tarde consolida su expansión internacional. En el 86 nace el departamento internacional en Barcelona y se inicia la distribución en Portugal, Estados Unidos y Canadá. Al año siguiente entra en Asia con la distribución en Singapur y Hong Kong como primeros países. En 1988 se abre la delegación de Madrid. Francia e Italia se suman en el 89 a la internacionalización dentro de Europa.

Ya en los 90, Germaine de Capuccini se consolida como empresa internacional. Sus publicaciones se llegan a traducir hasta en 23 idiomas. Crean para sus empleados lugares de trabajo más espaciosos que permiten adaptarse a las GMP (Good Manufacturing Practices).

Comienza el año 2000, sus productos llegan a 60 países. El Consejo de Ministros decide conceder la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo a Carmen Vidal Ballester como reconocimiento a su trayectoria empresarial y laboral. En 2003, se convierte en la primera empresa española de cosmética que obtiene la triple certificación de Calidad, Medioambiente y Seguridad Laboral. Se desarrolla un innovador Sistema Integrado de Gestión. Ese mismo año fallece su fundadora, doña Carmen Vidal, y ocupa su cargo su hijo Jesús Vidal Vidal, produciéndose así el relevo generacional en la firma. En 2005, se abre camino en China y empieza a distribuir sus productos en esta superpotencia mundial. Dos años más tarde obtiene la distinción de Empresa Familiarmente Responsable, concedido por la Fundación+Familia, gracias al fomento de medidas a favor de la conciliación familiar y laboral. Se acredita, además, como la primera empresa comprometida con la compensación y reducción de emisiones de CO2, dentro del proyecto CO2zero. También obtiene en esos años el certificado en el cumplimiento de las Buenas Prácticas de Producción de Productos Cosméticos (BPPPC). En 2010, la firma incluye en la línea anti-edad Timexpert SRNS el activo Zinc-Glycine Complex, premiado con el prestigioso Highest Award at 20th IFSCC, considerados los Premios Nobel de la Cosmética. En 2011, Mª Ángeles Vidal Masanet, nieta de la fundadora de Germaine de Capuccini, toma el relevo como presidenta de la compañía, sustituyendo así en el cargo a su tío Jesús Vidal Vidal.

Todos estos años han servido de consolidación y reconocimiento de esta firma española en todo el mundo. La profesionalidad y seriedad, la calidad y eficacia de los programas en cabina y productos de uso en casa, el continuo esfuerzo en Investigación y Desarrollo y la conservación y protección del medio ambiente, son algunos de los factores que mejor definen a Germaine de Capuccini.

Un mundo de fórmulas eficaces y texturas placenteras, diseñadas para proporcionar la respuesta específica a cada necesidad estética, y ofrecer las mejores soluciones para cada uno de los retos que se le plantea al profesional esteticista en los centros de belleza. Dentro del sector de la cosmética profesional, Germaine de Capuccini cuenta con uno de los laboratorios de I+D+i más avanzados de Europa, compuesto por un sólido equipo de técnicos superiores, desde donde se desarrollan exclusivas fórmulas a partir de innovadoras materias primas para conseguir la eficacia de todos los productos.

El pasado mes de febrero pudimos ser testigos directos de esta profesionalidad y eficacia. Germaine de Capuccini se convirtió, por segundo año consecutivo, en la firma de cosmética oficial de la Gran Gala de los Premios Goya. Fue la encargada de realizar en exclusiva los cuidados de belleza que los actores y actrices necesitaron, confirmando su apoyo al cine español.

comentariosicon-menuWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments