Status

El pabellón Porsche diseñado por los arquitectos HENN

Exterior del pabellón Porsche. / Foto: DEZEEN.COM

Hoy viajamos hasta Alemania para mostrar una construcción muy especial. En el parque temático Autostadt de Wolfsburg encontramos un pabellón aerodinámico de acero curvado en honor a la marca de coches Porsche.

Líneas curvas y grandes dimensiones, son las características especiales de este pabellón diseñado por los arquitectos HENN. Una estructura que recuerda a las construcciones monocasco, tan comunes en en la industria de la automoción y aeroespacial. Grandes curvas y largas líneas como las largas carreteras donde conducimos y disfrutamos de la velocidad del coche.

El pabellón se sitúa en la esquina del sur del parque, muy cerca de la exposición de coches y al lado de la fábrica de Volkswagen, que se sitúa al norte de la ciudad. La estructura se sitúa a los pies de un lago, como un refugio para descansar y disfrutar de la vista. La curva del techo abraza a la estructura y conduce al visitante a los espacios escénicos más bajos de exposición, ya que es donde sitúa la puerta por donde se puede entrar a una sala donde encontramos 25 miniaturas de plata de Porsche y algunos coches a escala natural. Una exposición muy especial donde podemos conocer la historia de la marca, como uno de los primeros Porsches de 1948.

El pabellón es de 400 metros cuadrados y al albergar una gran sala de exposición, es una de las construcciones más valiosas del parque. Estéticamente, también es de las más llamativas. La dirección de Austandt quiere que sea la imagen del parque, el icono distintivo. Está revestido de con 620 láminas de acero inoxidable, creando una estructura vibrante de abismales dimensiones que parece estar formado de una sola pieza. Su apariencia, es diferente según las dimensiones climatológicas y según la luz.

Debajo del voladizo hay un espacio cubierto, conectado visualmente con el paisaje circundante del pabellón ofrece un recinto acústico con asientos para cientos de personas que puedan relajarse a cubierto observando el lago del parque. HENN quería crear un edificio arquitectónicamente coherente y fluido, fundiéndose con el paisaje. Y de este paisaje se ha encargado WESS, que han contextualizado la edificación en un ambiente verde.

Tradición e innovación, rendimiento y practicidad, funcionalidad y exclusividad. Todos esos conceptos se funden creando este pabellón que alberga el pasado de Porsche pero inspira el futuro de la marca. Y que además, son la filosofía de esta lujosa marca de coches. La arquitectura se mezcla con la automoción creando estructuras tan dispares como este pabellón alemán.

Relacionados

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin