Status

La ruta de los hoteles de diseño en México

Foto: HOTELAZUCAR.COM

"México lindo y querido..." así rezaba esta famosa canción conocida por el mundo entero. Sin duda México es una de esas perlas de Centroamérica cuya cultura, costa, monumentos y comida son centro de atención en el mundo entero. Un país que sin duda es "lindo" y que tiene mucho que mostrar. Hoy viajamos al país mexicano del tequila para mostrar cuales son los mejores hoteles, en cuestión de diseño, de este lugar.

Comenzamos con uno de los lugares más bellos de la costa mexicana, Playa del Carmen. Aquí se encuentran dos hoteles dignos de admirar que poco se parecen a los concurridos resorts tan famosos en la zona. El primero de ellos es Deseo, un Hotel & Lounge que sin duda hace honores a su nombre ya que jamás desearías salir de él. Un hotel absolutamente chic cuya arquitectura se inspira en el aire libre y cuyo objetivo es la interacción de los huéspedes. Respira aires minimalistas, y los tonos blancos de su mobiliario se funde con el turquesa con el mar y el blanco de la arena de la playa. Sus quince habitaciones guardan tres secretos que inducen al deseo, tapones, incienso y un tercero que dejaremos a la imaginación. Un lugar para relajarse de día y vivir la noche.

Ahora dormimos en el Hotel Básico, un hotel a pie de playa que se inspira en los elementos esenciales de México mezclados con el glamour y un estilo joven. Cuenta con solo 15 habitaciones inspiradas en un estilo industrial mezclado con el aire que se respira en las cantinas. Los pisos recuerdan al clásico patio mexicano gracias al color rojo, al igual que las plantas que hay por todo el hotel. Héctor Galván, diseñador del hotel, ha realizado muchos elementos con materiales reciclados. El primer piso con una luz en rosa crea un ambiente sensual que se mezcla con camas flotantes y elementos decorativos un tanto extraños como pelotas de fútbol. La azotea cuenta con varias piscinas creadas con tanques de agua. ¿En serio es un hotel "básico"?

Ahora nos toca la otra costa de México, lindando con el Pacífico. En Acapulco, ciudad también de resorts, pero cuyos habitantes son tan hospilitarios que hacen disfrutar a sus visitantes al máximo. Aquí es donde encontramos el Hotel Boca Chica, un hotel para novios que pasan su luna de miel o para los amantes de golf, pero como un único fin, disfrutar de esta localidad mexicana. Su fachada de los aires 50 respira un aire vintage, por dentro ha sido totalmente renovado por Claudia Fernández, aportándole un toque más contemporáneo y sofisticado. Está formado por 30 habitaciones y seis suites que siguen teniendo sus celosías originales. Los tonos fríos, tierra y los verdes predominan en el hotel, mezclándose con el ambiente tropical de la zona.

Paralelo a Acapulco, pero en la costa del Atlántico se encuentra Veracruz, esta pequeña localidad que guarda un hotel de diseño digno de mencionar. Empezando por su nombre, Azúcar, y terminando por su diseño original, es sin duda un paraíso estéticamente hablando. Ha sido creado por el hostelero Carlos Coutirier, autor de otros resorts de estilo "hippie" en México. Azúcar no se caracteriza por el lujo, sino por las cosas sencillas, está formado por treinta bungalows -cuyos nombres vienen por azucareros de la zona- con techos de paja cuyas vistas dan al golfo de México, y por hamacas realizadas artesanalmente. Hay grandes zonas para relajarse, todas hechas con muebles rústicos que respiran un estilo de vida pasado. Muchos de los elementos del hotel están realizados de madera de cedro rojo recogidos por el propio hostelero en una inundación en 1999. Las formas curvas y el blanco predominando en todas las paredes hacen de este hotel "ecológico" uno de los mejores hoteles "hippie chic".

Y por último volvemos a Tulum, muy cerca de Playa del Carmen. Aquí se encuentra nuestro último hotel, el Papaya Playa. Emilio Heredia ha creado este paraíso en plena selva tropical. Está compuesto por 85 cabañas que mezclan el espíritu salvaje de la zona con el lujo del hotel. Hay cabañas para todos los presupuestos, desde casitas con su terraza privada a cabañas en la jungla con literas. El hotel ofrece numerosos tratamientos inspirados en los tratamientos Mayas que ofrecen un descanso de cuerpo y mente. Las cabañas están realizadas con techos de paja y materiales naturales, colores frescos, cámadas comodísimas y ropa de cama de la más alta calidad, son los elementos que ofrecen estas cabañas de lujo en plena selva y en la costa del Caribe.

Sin duda México es un país que ofrece algo más que hoteles de "todo incluido", el país centroamericano tiene en su interior hoteles que cuidan cada uno de sus detalles ofreciendo lo mejor de los paisajes de México, con sus selvas tropicales y su agua turquesa, fundiéndose con la riqueza cultural y arquitectónica de la zona. Un cóctel al que no hay que añadir tequila, sino el diseño de estos hoteles que hacen de una visita a México algo más especial.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin