Status

Scarlett Johansson tiene celos de Blake Lively

Scarlett Johansson en una imagen de archivo.

En los triángulos amorosos siempre hay alguien que sale perdiendo. Entre dos rubias, guapas, exitosas y con dinero, Ryan Reynolds ha elegido a Blake Lively. Tanto le ha afectado la ruptura a Scarlett que parece que hasta a perdido el rubio platino de su melena.

Y es que la actriz se muere de celos con la relación de Ryan y Blake. A pesar de que Scarlett pusiera fin a su matrimonio con Ryan hace un año, no puede soportar que éste ya haya encontrado a otra.

Cuando Scarlett se separó de Ryan después de dos años de matrimonio, ella se recuperó rápidamente con Sean Penn. Según una fuente para 'Us Weekly': "Ryan estaba muy enamorado de ella y quería reconciliarse con Scarlett después del divorcio, justo cuando ella anunció su relación con Penn".

Pero la ley kármica está ahí para todos y ahora la situación se ha vuelto contra Scarlett. Según una fuente cercana a la actriz: "Scarlett no soporta que Ryan salga con Blake. Ella cree que le ha hechizado".

Y es que Scarlett Johansson ha reconocido que se siente atraída por los chicos malos: "Me gustan los chicos que desafían a la autoridad, a los que les gusta la aventura y son traviesos. Adoro a los chicos malos".

Pero también sabe cuando decir "basta": "Para nada estoy atraída por lo mezquino o la intimidación. Creo que la convicción es atractiva, simplemente".

Duelo de rubias

Mientras Scarlett colecciona relaciones con chicos salvajes, Blake Lively apuesta por el arte. La estrella de Gossip Girl ha reconocido que adora la pintura desde que su hermano Eric la animó a comenzar su propia colección.

"Mi hermano Eric pensó que sería importante para mí empezar a coleccionar arte y tener una educación en cultura. Me llevó a una exposición de Sage Vaughn en un almacén en el centro de Los Angeles y me compró mi primera pieza. Esa experiencia provocó un hambre voraz por ver más arte y comprarlo", ha declarado para 'Showbiz Spy'.

"Me gusta comprar cuando viajo, mi última adquisición han sido una silla y un cuadro de Audrey Hepburn de Sarah Ashley Longshore. Normalmente me fijo en piezas que retratan una imaginación infantil con un toque malévolo, como el momento en el barco de Willy Wonka, cuando toda la fantasía se vuelve contra él", afirma.

Parece que al final, tanto Scarlett como Blake tienen cierto punto en su gusto por lo oscuro, aunque cada una aplicado a una actividad diferente de su vida. Ryan, ¿qué es lo que te gusta a ti? Esperamos saberlo muy pronto.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin