Status

¿Cómo es el arresto domiciliario de Lindsay Lohan?

Lindsay Lohan fue condenada a cuatro meses de cárcel por haber robado un collar durante su libertad condicional, pero tras un acuerdo con la fiscalía, Lohan se decidió por la opción de cumplir un arresto domiciliario de 35 días.

Mientras dure su estancia entre las cuatro paredes de su casa californiana, la actriz tiene varias restricciones que, si no cumple, podrían llevarle a prisión.

La actriz, de 24 años, no puede salir de su casa sin autorización previa, a no ser que tenga que acudir al médico en alguna urgencia o visitar las dependencias judiciales y aún así deberá notificarse jurídicamente. Tampoco puede acudir a eventos relacionados con su trabajo. Solo puede desarrollar su carrera profesional en el interior de su vivienda, así que se le ha podido ver estudiando guiones mientras dura su condena.

Otra de las restricciones y, posiblemente, la más importante, es que la actriz no podrá desactivar en ningún caso el brazalete electrónico que lleva en el tobillo. Si lo intentara, la alarma saltaría y no habría escapatoria: supondría su ingreso en la cárcel.

Eso sí, Lohan sí puede recibir visitas y las puertas de su casa están abiertas a amigos y familiares. La condena tampoco impide que la actriz utilice internet y su teléfono personal.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin