Status

Lodge Ski & Spa, el paraíso de invierno en Sierra Nevada

  • Su oferta fusiona la excelencia de las pistas de Sierra Nevada junto a otros servicios para adaptarse a todos los gustos

El Lodge Ski & Spa celebra su décimo aniversario por todo lo alto, dando la bienvenida a la ansiada temporada de esquí 2022-2023 desde este 1 de diciembre. En el cautivador paraje de Sierra Nevada, y con una ubicación y climatología inmejorable a pie de pista, este hotel boutique cautiva un año más, gracias a su amplia oferta, no solo a los amantes del esquí, sino a cualquier que quiera disfrutar de unos días de desconexión en familia, con amigos o en pareja.

Posicionado como un referente en el sector, y bajo el paraguas del grupo Marbella Club, El Lodge lleva 10 temporadas elevando la experiencia en la montaña al máximo a través de sus múltiples servicios, y siendo el refugio perfecto durante los meses de invierno, pero siempre manteniendo en su ADN los valores de excelencia y el carácter andaluz y espontáneo de su hotel hermano, además de su trato excepcional y la importancia de cuidar cada detalle.

Ubicado en Sierra Nevada a 2.300 metros sobre el nivel del mar, y bajo unas temperaturas únicas poco habituales durante la época del año y su ubicación, la sensación de estar alejado de todo es inevitable para sus huéspedes que encuentran en el hotel todo lo necesario para disfrutar de una escapada de ensueño, al mismo tiempo que pueden desplazarse a ciudades como Málaga, Marbella, Madrid de forma fácil y rápida gracias a su buena conexión con el aeropuerto y la estación de tren.

El paraíso de invierno 

Además de ser un paraíso para los amantes de la naturaleza o del esquí durante un fin de semana o unas largas vacaciones, El Lodge también se convierte en un lugar idílico para el ya implantado en nuestro día a día teletrabajo. La jornada laboral se hace más amena en un paraíso como este, permitiendo desconectar el resto del tiempo en las pistas de esquí o disfrutando de cualquier servicio dentro del hotel.

La autenticidad de un hotel boutique

Sus paredes están hechas de madera finlandesa, que aporta elegancia y que además mantiene el calor en cada una de las estancias apostando por una construcción sostenible de diseño. Decorado por el estudio de decoración Andrew Martin, el estilo nórdico predomina mimetizándose con el entorno tanto en el interior como en el exterior. En las habitaciones el cuero y la piel se combinan en tonos más oscuros, detalles como poster retro y muebles en madera, creando un ambiente acogedor propio de un refugio de invierno de lujo pensado para ser disfrutado en familia o en pareja.

Un total de 9 habitaciones y 12 suites conforman El Lodge. Todas cuentan con jacuzzi, o en su defecto, acceso directo a la piscina exterior climatizada. En todas ellas la luminosidad se convierte en un huésped continuo, así como las impresionantes vistas a la sierra granadina.

Una oferta gastronómica para todos los paladares

Su amplia programación abre la oportunidad a planes dentro del propio hotel tan entretenidos como comer en plena terraza bajo el sol del invierno y las buenas temperaturas de Sierra Nevada, o disfrutar del après ski y de un DJ diario al más puro estilo sureño, donde completar la actividad deportiva es todo un homenaje.

La oferta gastronómica de El Lodge es otro de sus atractivos con un total de cuatro propuestas que se adaptan a los diferentes momentos del día y cuya excelencia recorre desde la parte líquida, cuya bodega está diseñada por el sommelier de Marbella Club, el premiado y reputado Ángel González, hasta sus platos más exquisitos.

The Grill, es ese lugar especial donde comienza y termina el día: su desayuno buffet con deliciosos dulces y opciones saludables son perfectos para empezar el día de la mejor manera mientras que sus cenas donde la carne de caza, los guisos nórdicos, son la recompensa perfecta para recuperarse tras un intenso día de esquí. Sin olvidarnos, del caviar de Riofrío, el único caviar orgánico del mundo que se produce en Sierra Nevada.

The Sun Deck, con acceso directo a las pistas desde su terraza, es el lugar donde poder disfrutar de un ambiente lleno de energía y vitalidad, tomar un almuerzo entre pista y pista o disfrutar de un merecido descanso al calor de sus mantas de piel ecológica. Completan la propuesta de restauración, El Lounge, ideal para un aperitivo après-ski al calor de la chimenea, y The Bar, el lugar perfecto para disfrutar de unos cocteles tras una jornada intensa de esquí.

Una experiencia wellness bajo cero

El Lodge cuenta con un íntimo Spa para aquellos que buscan recuperar la piel tras la exposición al sol con un tratamiento hidratante o realizarse un masaje post esquí. En su carta de tratamientos incluyen todo tipo de rituales de larga duración (2h), masajes y drenajes linfáticos, así como tratamientos en cabina a elección de los huéspedes, que también lo convierten en el plan perfecto para aquellos que deciden cambiar las pistas de esquí por una sesión de exclusivos.

Y para aquellos que prefieren simplemente disfrutar de un momento relajante, pueden pasar el día en su piscina exterior climatizada, siendo la única en la estación.

Un viaje para todos 

El hotel proporciona un servicio completo a sus huéspedes que pueden alquilar material de esquí en el propio hotel, un guarda esquíes climatizado con calienta botas y la posibilidad de hacer uso de su escuela de esquí, con instructores de todos los niveles con los que aprender o perfeccionar sus habilidades.

Además, ofrece también la posibilidad de disfrutar de este paraje de una manera diferente a través de distintas experiencias como excursiones de senderismo, visitas personalizadas a la Alhambra, contemplar las estrellas o paseos a caballo sobre la nieve.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments