Status

Descubrimos el secreto de la piel de porcelana de Sissi

  • La serie que ahora emite Disney+ ha vuelto a poner de moda la figura de Isabel de Austria y su pasión por la belleza
Madrid

De todos es sabido que en el año 1853 Pierre-François-Pascal Guerlain creó la mítica Eau de Cologne Impériale en exclusiva para la emperatriz Eugenia. Pero además de esta insigne usuaria, hay otra emperatriz que se sirvió de los conocimientos en formulación de la Maison para mantener su belleza: se sabe que la emperatriz Sissi nunca salía al exterior sin aplicar sobre su delicada piel una capa de la Crème à la Fraise de Guerlain.

El primer antioxidante de efecto aclarante de la historia

Con este producto, Guerlain hizo las delicias de la burguesía europea en el año 1840, cuando la simple aparición de una peca en el rostro podía dar al traste con la carrera en sociedad de cualquier dama.

La Créme a la Fraise se convirtió pronto en un auténtico must have para las señoritas de la época en general y de Isabel de Austria en particular, de quien se dice que la compraba por cajas, para asegurarse de tener siempre una en cada uno de sus palacios.

Como señalan sus biógrafos, la emperatriz Sissi dedicaba hasta ocho horas diarias entre pasear y montar a caballo y, eso es mucho tiempo para mantener la piel a salvo de manchas y pecas.

Sissi no se separaba de esta crema

Su fórmula protegía, suavizaba y refrescaba el cutis al mismo tiempo que blanqueaba la piel y hacía desaparecer las pecas. Su uso continuado hacía desaparecer las rojeces – y era también muy apreciada por los hombres gracias a su poder calmante de las irritaciones del afeitado y la causticidad de los jabones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin