Status

Fernando Terry: "Hay una efervescencia del consumo y se han superado ya las cifras de 2019"

  • Las ventas de Osborne alcanzaron los 211 millones de euros, un 33% más que el ejercicio anterior
  • El mercado internacional representa el 40% de la facturación y que crece a un ritmo del 16%
F. Terry, consejero delegado del grupo Osborne en el Club Matador (Madrid). Imagen: Nacho Martín.
Madrid

Fue hace ahora 250 años. La historia de Osborne se remonta a finales del siglo XVIII, aunque no fue hasta principios del siglo XIX cuando un joven comerciante y vinatero inglés -Thomas Osborne Mann- llegó a tierras gaditanas y empezó a comercializar los codiciados vinos de Jerez. Tras adquirir varias bodegas en el Puerto de Santa María creó el germen de lo que hoy es el Grupo Osborne, liderado a día de hoy por la sexta generación de la familia y con marcas tan reconocidas como el brandy Carlos I, los vinos Montecillo, la ginebra Nordés o los ibéricos Cinco Jotas. Son muy pocas las empresas familiares españolas que pueden presumir de una historia similar, fieles a sus principios y estructura accionarial.

¿El secreto? No solo hay uno. "Al final es el cúmulo de una serie de cosas, de tener unos buenos productos, saber adaptarse a cada momento del mercado y de una buena gestión, pero también un poco de suerte. Es la combinación de muchos factores. Nosotros siempre decimos que la familia es muy importante, pero por encima de todo debe primar el negocio", resume Fernando Terry Osborne, consejero delegado de la compañía y único ejecutivo al frente de la misma junto a su primo Ignacio Osborne Cologan, presidente del grupo. Los tiempos no son fáciles y, como el resto de empresas del sector, Osborne ha sufrido los envites de la pandemia, pero el toro se muestra recio y con la mirada firme. 

"El secreto para mantener la estructura familiar durante tantos años es primar por encima de todo el negocio"

Osborne registró un beneficio bruto de explotación (ebitda) de 35,4 millones de euros durante el ejercicio fiscal 2021 (entre febrero de 2021 y enero de 2022), lo que supone que ha multiplicado por 2,5 el logrado un año antes, con unas ventas de 211 millones de euros, un 33% más frente a las cifras de 2020. Terry se muestra optimista: "Si se descuentan los restaurantes, que ha tenido un gran impacto por la pandemia, y la distribución para terceros, ya hemos crecido. En términos netos totales lo haremos este año. Se está viviendo una efervescencia del consumo, que está ya por encima de 2019. Imagino que la subida de la inflación acabará teniendo un impacto. Creo que el verano será bueno y si la subida de los precios se relaja a final de año, las expectativas son buenas". Especialmente, en la hostelería, que es el segmento que más ha sufrido en los últimos dos años y que crece ahora a doble dígito. "Hasta la pandemia un 65% de las ventas venía del canal horeca y el 45% de las tiendas de alimentación; ahora estamos alrededor de un 60% en el primer canal y un 40% en el segundo", dice Terry Osborne. Pero, ¿hacia dónde va el consumo en un momento complicado en cuanto a los precios? Pues, al contrario de lo que pudiera imaginarse, se aleja de los productos de bajo valor añadido. Se consume menos, pero se consume mejor. Según Terry, "el consumidor reclama cada vez productos más premium y de mayor calidad, exigiendo, además, producción en proximidad". Y Osborne, insiste, tiene ahí mucho que decir. "Se está produciendo por ejemplo un resurgir del brandy, gracias a la coctelería. Es un destilado premium y sostenible", dice el consejero delegado de la compañía. 

Fernando Terry. Imagen: Nacho Martín

"Hemos reducido la deuda y aunque tenemos que consolidar nuestra posición, estamos abiertos a compras"

El grupo llega hoy a más de 70 países, con más de una treintena de marcas, pero con el foco puesto en cuatro de ellas: Cinco Jotas, Nordés, Carlos I y Montecillo. Todo ello, además de las últimas adquisiciones realizadas, algunas de ellas en plena pandemia. "En 2020 compramos el whisky Doble V a Pernod Ricard; en 2021 adquirimos la ginebra Gold, un vermut que se llama Domingo y el caviar Riofrío". ¿El objetivo ahora? Para el consejero delegado de Osborne, "tenemos que consolidar nuestra posición y seguir con el crecimiento orgánico, pero también, gracias a la reducción que hemos hecho de la deuda, seguimos abiertos a hacer adquisiciones". El toro está más fuerte que nunca porque, además del crecimiento del ebitda, que ya está un 6% por encima de 2019, ha logrado reducir el 37% en la deuda neta, de 134 a 85 millones de euros.

"En España no solo hay una magnífica gastronomía; el nivel de la hostelería es altísimo"

Aunque todas las áreas y marcas están creciendo, una de las grandes locomotoras está siendo la ginebra Nordés, que ha crecido en el último año un 44%. "La ginebra es lo que más crece y se ha consolidado ya en la primera posición por volumen de categoría", indica Terry. ¿Y el brandy? "Estamos haciendo un trabajo de reposicionamiento, es un producto absolutamente de prestigio, totalmente sostenible y local. De lo que se trata es de buscar nuevos momentos de consumo y de aprovechar el resurgir del producto que se está produciendo gracias a la coctelería". Y es que, como dice Terry Osborne, "más allá de la gastronomía, la hostelería española tiene un nivel de calidad altísimo". En vinos, por primera vez en su historia, Osborne realizará una saca especial de 250 botellas de una de las soleras fundacionales, Solera El Cid, que estaba destinada hasta ahora para consumo únicamente de la familia, para conmemorar sus 250 años. Además, Bodegas Montecillo –tercera bodega más antigua de la DOCa Rioja– ha lanzado una colección de vinos ultra Premium de parcela, bajo la icónica marca Viña Monty, presentando tres monovarietales Reserva, entre ellos, un blanco. "Queremos ser una compañía gastronómica y estar presentes desde el aperitivo hasta la copa del final", resume su consejero delegado.

Fernando Terry. Imagen: Nacho Martín

Todo con la mirada puesta no solo en España, sino también en el mercado internacional, que representa el 40% de la facturación y que crece a un ritmo del 16%. Alemania es el principal cliente para el grupo, seguido de China. "El crecimiento fuera está muy basado en la ginebra Nordés, con un crecimiento fuerte en países como Italia, Francia, Inglaterra o Alemania; con el brandy Veterano, con el que somos fuertes en el mercado alemán y con Cinco Jotas, que ha conseguido recuperarse en China". Para crecer tanto fuera como dentro de España, Osborne mantiene una fuerte apuesta por la innovación, con una participación del 30% en Galicia Original Drinks, a cuyos socios se compró Nordés. Así, se ha lanzado el vermú gallego Nordesía o la ginebra de baja graduación Lolita's.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin