Status

El "enigma" del diamante negro que subasta Sotheby's: ¿es de origen extraterrestre?

‘The Enigma’, el diamante facetado más grande del mundo que subasta Sotheby’s del 3 al 9 de febrero.

Sotheby's saca a subasta 'The Enigma', un diamante negro natural exquisito y extremadamente raro –posiblemente de origen extraterrestre–, con un tallado abstracto cargado de simbolismo y misterio.

El diamante negro es una extraordinaria rareza. Subestimados durante años en joyería, están de plena actualidad, y cada vez están más presentes en las colecciones de alta joyería, muy valorados por su pulido oscuro y vanguardista y el misterio que les rodea.

Su origen es fascinante. Se trata de piedras que pueden tener casi cuatro mil millones de años y fueron creadas por impactos de meteoritos, una teoría ampliamente aceptada, respaldada por la presencia de elementos y minerales abundantes en el espacio, como osbornita, un mineral que se encuentra únicamente en los meteoritos, y por encontrarse en la superficie de la Tierra, a diferencia del resto de los diamantes, que suelen ser rocas ígneas de kimberlita que se forman en las profundidades de la tierra y suelen estar enterrados a gran profundidad.

No es fácil encontrar un diamante negro natural –apenas se encuentran en Brasil y la República Centroafricada¬–, y muchas de las piedras que se utilizan son diamantes oscuros tratados con calor para conseguir esa tonalidad.

La piedra que Sotheby's, en Londres, saca a subasta entre el 3 y el 9 de febrero, es excepcional. Se trata de un elegante diamante negro de color natural con 55 facetas y un peso de 555,55 quilates, lo que le convierte en el diamante facetado más grande del mundo jamás registrado en los informes de GIA y Gubelin.

Es extremadamente inusual que un diamante en bruto de grandes dimensiones se mantenga como una sola piedra. Incluso el famoso Cullinan de 3.106,75 quilates de dividió en nueve piedras principales (incluido el Cullinan I de 530,2 quilates incrustado en el cetro real británico) y en muchos más pequeños, como apuntan desde la casa de subastas.

Es la primera vez que la piedra sale al mercado después de dos décadas. Se aceptan pagos en criptomoneda.

Un diamante único

Su existencia es un prodigio de la artesanía. Una piedra de estas características, un carbonado negro natural, es uno de los materiales más duros que existen. Eso explicaría el tiempo transcurrido desde que su actual propietario se hiciera con la piedra, hace dos décadas, y su certificación por el GIA como diamante facetado en 2004. El proceso de corte ha durado, posiblemente, años, según Chris O'Farrell, experto en diamantes de DC, en Hatton Garden (Londres).

También es resultado de una visión inusual en el tratamiento de una gema, porque que la piedra tenga 55 facetas y un peso de 555,55 quilates no es mera casualidad y añade al diamante un significado simbólico en las culturas de Medio Oriente, donde el número cinco (hamsa en árabe) tiene un significado especial.

'The Enigma' tiene un diseño absolutamente diferente a cualquiera de los cortes de diamantes tradicionales, que hoy en día tienden a tener 57 o 58 facetas. Fue concebido como una abstracción de una mano, una suerte de amuleto ¬–al estilo de los conocidos como "mano de Fátima", usado en Oriente Medio como un signo de fuerza, suerte y protección contra el mal–, "una decisión valiente cuando es tan difícil predecir exactamente como caerá la estructura interna de un gran diamante", apunta Nikita Binani, directora de ventas de joyería especial de Sotheby's.

Un detalle más: se aceptan pagos en criptomoneda.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin