Status

El Depot Boijmans Van Beuningen de Rotterdam enseña las entrañas del museo

Depot Boijmans Van Beuningen de Rotterdam, diseñado por el estudio de arquitectura MVRDV. Foto MVRDV Ossip van Duivenbode.

El Depot Boijmans Van Beuningen de Rotterdam, el primer depósito de arte de acceso público del mundo, ha abierto sus puertas al público y ya es un icono de la ciudad neerlandesa. Su imponente edificio de fachada convexa forrada de espejo, diseñado por MVRDV, ha sido nombrado Edificio Público del Año 2021 y acaba de recibir el Premio de Arquitectura ARC21.

Pero lo importante está en su interior. El depósito alberga 172 años de coleccionismo vinculado al Museo Boijmans Van Beuningen, junto al que se ubica, en el Museum Park de Rotterdam. De la basta colección del museo de arte de Rotterdam, que abarca desde el arte medieval europeo hasta arte moderno, solo ha permanecido en exhibición una pequeña parte de obras maestras y los fondos han estado repartidos en diversos edificios fuera de exposición, como en la inmensa mayoría de los museos, que exponen de media entre un 5 y un 10 por ciento de sus colecciones.

El nuevo depósito, concebido como un espacio de trabajo, brinda la oportunidad de admirar los más de 150.000 objetos de arte de forma independiente, con libre circulación, o mediante una visita guiada, para acceder a la zona más restringida, además de presenciar los trabajos de conservación, restauración y logística que precisa el mantenimiento de una gran colección.

El espacio, estructurado en seis plantas, ofrece al público general una mirada insólita entre bastidores del mundo de los museos, y muestra el complejo trabajo que implica el mantenimiento y cuidado de una colección de arte de más de 150.000 obras que se almacenan juntas, sin orden cronológico, ni por origen o estilo artístico, sino organizadas y estructuradas en catorce espacios de almacenaje con cinco climatizaciones diferentes, en función de su material y sus requerimientos de conservación.

La mayor parte de las obras descansan en paneles móviles de almacenamiento. Foto MVRDV Ossip van Duivenbode.

Arte público y privado

La mayor parte de las piezas descansan en paneles móviles de almacenamiento, pero una selección se aloja en vitrinas de cristal, formando un espacio expositivo híbrido inédito hasta la fecha.

El depósito alberga en la actualidad la colección del Museo Boijmans Van Beuningen que se encuentra inmerso en un proceso de reforma y renovación que mantendrá sus puertas cerradas hasta 2026. Entre las piezas, obras maestras de la Edad Media y del Barroco (Van Eyck, El Bosco, Rebrandt, Leonardo da Vinco, Tintoretto, Rubens…) y del arte moderno y contemporáneo (Van Gogh, Mondrian, Kandinsky, Magritte, Dalí, Basquiat…). Con la reapertura del museo, las 3.000 obras que expone de forma permanente volverán a sus salas, entre ellas La pequeña Torre de Babel, de Pieter Brueghel el Viejo, una de las más conocidas.

El Depot Boijmans Van Beuningen no solo muestra los fondos del museo de arte de Rotterdam, también ofrece espacio en concepto de alquiler para albergar colecciones privadas que se benefician de los servicios de conservación del depósito y también forman parte del grueso de la exposición.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin