Status

Chopard, 'partner' oficial de la Mille Miglia 2021, un cronómetro de lujo para la mayor cita clásica sobre ruedas

La maravillosa caravana de clásicos de la Mille Miglia, a su paso por Verona.

Treinta y cuatro años de forma consecutiva llevan uniendo sus nombres dos marcas que irradian lujo y elegancia: la Mille Miglia y Chopard, 'partner' principal y cronómetro oficial del principal evento de coches clásicos de Europa.

Ya son 34 los años que se cumplen, de forma consecutiva, en los que Chopard siente el orgullo de participar en la célebre carrera automovilística Mille Miglia como partner principal y cronómetro oficial del histórico evento, hoy por hoy la principal cita de vehículos clásicos en toda Europa. Esta última edición de la carrera italiana, que está a punto de cumplir un siglo, y que tuvo lugar entre el 16 y el 19 de junio, tuvo la particularidad de que se invirtió el sentido de la marcha, por lo que los 375 vehículos participantes recorrieron los 1.619 kilómetros de ruta (1.005 millas romanas) en sentido inverso a las agujas del reloj. Esto no había sucedido en ninguna edición desde que en 1977 'resucitara' la competición, pero era algo frecuente en las primeras ediciones de la carrera, entre los años 1927 y 1957.

Karl-Friedrich Scheufele, copresidente de Chopard, volvió a ser parte de la caravana de la Mille Miglia a bordo de su famoso Mercedes 300 SL, junto a otro mito de los cuatro ruedas, el excampeón del mundo de rallys Jacky Ickx.

La edición 2021 se caracterizó por el buen tiempo, aunque en ocasiones el recorrido se volvió difícil debido al calor, además del desafío que suponía que la carrera atravesara por primera vez los 'passos' (puertos) de Cisa, Futa y Raticosa. De los 375 coches que tomaron la salida, tan solo 341 cruzaron la línea de meta. Los vencedores de la competición, a bordo de un Alfa Romeo 6C 1750 Super Sport de 1929, con el número 43, fueron el piloto Andrea Vesco a su copiloto, Fabio Salvinelli, en la que suponía la cuarta victoria del histórico modelo.

El espíritu de los 'Gentleman drivers', presente en la Milla Miglia 2021.

'Gentleman drivers', solidaridad y amistad

El copresidente de Chopard, Karl-Friedrich Scheufele, apasionado de los coches clásicos, volvió a estar presente en la rampa de salida al volante del mítico Mercedes-Benz 300 SL 'Alas de Gaviota' rojo, que forma parte de la colección de coches clásicos de la familia Scheufele desde hace más de 40 años.

A su lado, una leyenda del automovilismo, seis veces campeón de las 24 Horas de Le Mans y gran amigo de la 'Casa', Jacky Ickx, con el que Scheufele ha participado en la Mille Miglia en más de 15 ediciones, desde su debut en 1989. Fue precisamente aquel primer viaje juntos el que sentó los cimientos de la amistad entre estos dos 'gentleman drivers' que representan el espíritu y la camaradería característica de la Mille Miglia.

Este año, el dúo capitaneó un equipo de cinco clásicos Chopard, incluido un Ermini Sport 1100 de 1954 pilotado por Alessandro Squarzi, además de un Porsche 356 de 1957, conducido por el embajador de Chopard Romain Dumas. El equipo de la firma suiza se completó con un Alfa Romeo 1900 Super Sport de 1956 y un Fiat 1100 con diseño de Zagato.

Monumentos históricos junto a monumentos clásicos de cuatro ruedas.

El largo y tortuoso camino

Como manda la tradición, la carrera comenzó a la una y media de la tarde con la salida del modelo más antiguo desde la rampa de Viale Venezia en Brescia, seguido del resto de los autos en orden de antigüedad, con un intervalo de un minuto de diferencia entre todos. En la primera jornada, los coches afrontaron el duro puerto de la Cita, desde donde la ruta continuó hasta la ciudad de Viareggio, en la costa occidental italiana, desde donde la carrera partiría muy temprano al día siguiente para cubrir los 350 kilómetros que llevarían a la caravana clásica hasta Roma, visitando un sinfín de históricas ciudades y pequeños pueblos transalpinos.

La tercera jornada se presentaba como la más desafiante y apasionante de toda la carrera. Cuatrocientos kilómetros por toda la punta de la "bota" de la península italiana, interrumpidos por una parada en la espectacular ciudad de Orvieto, antes de volver a coger el volante para atravesar la región vinícola de Chianti y continuar la ascensión a los puertos de Futa y Raticosa.

Después de hacer noche en Bolonia, el pelotón de la Mille Miglia afrontó la cuarta y último etapa, que le llevó al mismo punto de salida, la vía Modena de Brescia, sede de grandes firmas automovilísticas como Ferrari y Maserati, Mantova y Verona.

Mille Miglia Race Edition 2021, edición limitada en acero con movimiento mecánico de carga automática certificado COSS.

Mille Miglia Race Edition 2021 de Chopard

En una tradición nacida en 1988, Chopard desvela los nuevos modelos de relojes en honor a la cita, los Mille Miglia Race Edition 2021. Antes de la salida, cada equipo es homenajeado con una edición exclusiva y numerada del Chopard. En la última edición el protagonista fue un cronógrafo de 44 mm de caja en dos versiones: 1.000 piezas en acero y 250 piezas con el bisel, los pulsadores y las manecillas en oro ético rosa de 18 quilates.

Ambos modelos cuentan con una esfera gris, obtenida mediante tratamiento galvánico sobre un fondo de latón, y adornada con un acabado satinado circular. Las indicaciones de la función cronógrafo destacan mediante unas agujas con punta roja que facilitan la legibilidad sobre el segundero central, sobre el contador de 30 minutos dispuesto a las 12 horas y sobre el de las horas situado a las seis. Para mantener la armonía de las proporciones de la esfera, el segundero pequeño se encuentra colocado a las nueve horas, y la ventana de la fecha a las tres. Sobre el bisel, una escala taquimétrica de cerámica negra pulida, con marcas lacadas en blanco, constituye la herramienta perfecta para ayudar a los participantes a calcular su velocidad media durante la Mille Miglia. Esta prueba de resistencia se basa en unas mediciones precisas, de ahí la indispensable presencia de Chopard como partner, célebre por la precisión de sus relojes.

Como en todos los relojes Mille Miglia de Chopard, su pedigrí se confirma con la famosa flecha roja que simboliza la Mille Miglia en la esfera y en el fondo del reloj con la bandera a cuadros grabada, junto al logo de la carrera y la inscripción 'Brescia-Roma-Brescia' que recuerda el recorrido circular de la carrera.

Breve historia de la Mille Miglia

Fundada en 1927, la Mille Miglia es una de las carreras más populares de la historia del automovilismo. En su origen el recorrido era de 1.618 kilómetros, equivalente a 1.005 millas romanas, y se trataba de una competición de gran fondo de recorrido circular con salida y meta en Brescia, con la capital italiana, Roma como punto punto intermedio. En 1955, el famoso piloto inglés Stirling Moss, junto a su copiloto, el periodista del motor Denis Jenkinson, ganaron la carrera en un tiempo récord imbatido hasta hoy: diez horas, siete minutos y 48 segundos, marcando una una velocidad media de 157,65 km/h.

La primera etapa de la carrera terminó en 1957, y tuvieron que pasar 20 años para que la Mille Miglia 'resucitara' en 1977 en formato 'carriera Storica', para coches construidos entre 1927 y 1957, la primera era de la competición, con un recorrido que transcurre por gran parte de la ruta original de la Mille Miglia, a través del corazón de Italia desde Brescia a Roma y vuelta. En el evento participan algunos de los autos más bellos, más raros, más importantes y valiosos de la época original, y recorren las carreteras de la misma manera que lo hicieran entonces, creando un embriagador asalto a los sentidos de la vista, el oído y el olfato; dando marcha atrás en el tiempo al pasar por las mismas ciudades y pueblos donde la multitud se apostaba en las carreteras en aquellas primeras ediciones de la Mille Miglia.

Arriba y abajo, las dos versiones del Mille Miglia Classic Cronograph Raticosa.

Lujo y refinamiento que desborda cualquier creación de Chopard.

Chopard

Fundada in 1860, Chopard, el Artesano de las Emociones, perpetúa la herencia del conocimiento tradicional y los oficios ancestrales a través de creaciones contemporáneas y éticas. Chopard cultiva una creatividad sin límites que permite a cualquier aficionado hallar en sus colecciones preciosas piezas que encajen con su personalidad. Cada creación de Chopard es un ejemplo de la artesanía llevada al más alto nivel a través del trabajo de apasionados y experimentados artesanos. Además, desde julio de 2018 Chopard es la primera firma de relojería y joyería que utiliza 100% Oro Ético en la producción de todas sus piezas. Hoy, bajo la dirección de la familia Scheufele, Chopard congrega más de 50 oficios en sus tres centros de producción, donde se dedica una atención especial a la formación y la transmisión del conocimiento. La historia de la Casa va unida a sus patrocinios: partner oficial del Festival de Cine de Cannes desde 1998, mismo año desde el que es partner y cronómetro oficial de la Mille Miglia.

El Mille Miglia Bamford Edition, edición limitada y exclusiva.

Mille Miglia Bamford Edition

Una edición limitada y exclusiva del legendario Mille Miglia Classic Chronograph. Chopard ha combinado su creatividad con la de Bamford Watch Department para crear una edición muy especial de su Mille Miglia Classic Chronograph. Pieza imprescindible entre los relojes del guardarropa joyero de los gentlemen drivers, los 33 ejemplares numerados del Mille Miglia Bamford Edition exhiben con orgullo un diseño deportivo y muy contemporáneo gracias a una caja de 42 milímetros de acero inoxidable Carbono como Diamante (DLC) granallado, una correa elegante que garantiza la máxima comodidad, una esfera gris oscuro y unas indicaciones de color naranja perfectamente legibles. Impulsado por un movimiento cronógrafo certificado cronómetro, este reloj es la expresión de la pasión que une a Chopard con la carrera automovilística más bella del mundo, la mítica Mille Miglia. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin