Status

"El arte es el mejor aliado para dar un toque humano, único y original a los espacios"

Sofía Aspe y uno de sus trabajos, interior de vivienda en Torre del Parque, México D.F.

La diseñadora mexicana de interiores Sofía Aspe ha editado con Rizzoli un auténtico vademécum del diseño de interiores actual, con el lujo, el arte y la autenticidad como sellos persenales, y la audacia de un estudio formado íntegramente por mujeres.

La decoradora de interiores Sofía Aspe ha recopilado los últimos cuatro años de trabajo de su estudio y la editorial Rizzoli ha editado 'Interior Affairs', con el lujo –de habitar, de vivir– como hilo argumental. "Elegimos 24 proyectos muy diversos geográficamente así como de giro y estilo, muy divertidos, variados e inspiradores para el lector".

En las páginas de 'Interior Affairs', del que se ha publicado también su edición en español, está todo: diseño contemporáneo, arte y cultura, también mucho oficio artesano, ancestral e innovador, espacios únicos que equilibran el carácter ecléctico con las tendencias –y piezas– más contemporáneas. El resultado, espacios auténticos, llenos de personalidad, pero atemporales, que conectan con las necesidades de sus habitantes.

Es la segunda monografía de la interiorista mexicana, la primera con la prestigiosa editorial Rizzoli, que ha publicado algunos de los libros ilustrados más bellos del mundo en diseños de interiores, moda, arte, arquitectura, cultura y fotografía. El resultado, un auténtico tratado, exquisitamente editado, de su trabajo que representa "nuestra visión estética actual, así como la madurez que hemos ido tomando como personas, como profesionales, en los casi diez años desde la fundación de mi estudio".

Interior de Casa la Sirena, en Chicxulub, Yucatán, en México, proyecto de Sofía Aspe.

La diseñadora de interiores mexicana ha desarrollado su trabajo fundamentalmente en México, Estados Unidos y Madrid. Fundó su estudio, Sofía Aspe Interiorismo (SAI), en 2012, y en apenas unos años se convirtió en una de las firmas de diseño de interiores más influyentes de México.

Su estilo es ecléctico y atrevido, mezcla colores, estilos y épocas, y cada detalle está pensado para que el ambiente resulte tan lujoso como vivido, tanto en espacios públicos como privados. Pero más allá de su sello personal hay otro, colectivo, que imprime carácter a sus proyectos, el de un equipo formado íntegramente por mujeres, especialistas en cada área.

¿Cómo fue la decisión de crear un estudio solo con mujeres?

México es un país lleno de cosas maravillosas, pero también de otras que requieren que avancemos y cambiemos. Una de ellas es el rezago laboral y salarial para las mujeres. Seguimos sufriendo enormes desigualdades. En mi estudio ejecutamos obra y acabados, así como arquitectura interna, de ahí que estemos ligadas al ámbito de la construcción, un sector absolutamente masculino. Por ello decidí poner un pequeñísimo grano de arena contratando solamente mujeres profesionistas. Ha sido una fórmula que me ha resultado. Estoy profundamente orgullosa de las mujeres de mi estudio.

El eclecticismo es la palabra que más se repite al hablar de tu trabajo, ¿puedes definir un poco más tu estilo?

Sin duda creo que el eclecticismo describe parte de la estética de mi trabajo y de mi estudio. Amamos la mezcla armónica de diferentes eras y estilos donde se crean diálogos interesantes entre objetos, arte y mobiliario que dan como resultado espacios únicos llenos de personalidad. Mi estilo es, en su esencia más pura, acogedor, con una presencia de color o de texturas, con acabados naturales y originales y con una sólida dosis de arte contemporáneo.

Vivienda del edificio The Independent, en Austin (Texas, Estados Unidos), con obra de Jonathan Meese; e 'Interior Affairs', de Sofía Aspen para Rizzoli.

¿Qué papel ocupa el arte?

El arte es fundamental dentro del gran interiorismo. El arte nos hace pensar, nos incomoda, nos mueve de lugar, nos hace replantearnos y nos transmite cantidad de emociones. Además de, por supuesto, aportar color, textura y personalidad a un espacio. Cuando se busca crear proyectos con carácter, el arte es el mejor aliado, pues al tratarse de piezas únicas inmediatamente te alejas de lo industrial y lo repetitivo para agregar un toque humano, único y original a los espacios. Tengo la suerte de contar con clientes que aprecian y entienden la relevancia del arte, y trabajamos en conjunto con ellos, y con aristas y galerías en todo el mundo, para crear su colección o ampliar una colección previamente existente.

La presencia del trabajo artesano es otro de los elementos recurrentes en tu trabajo, ¿tienes una cartera fija o recurres a artesanos locales del lugar de cada proyecto?

Suelo recurrir a múltiples fuentes de artesanía principalmente en México pero también en otros países. Aprecio enormemente la manufactura de lo hecho en talleres pequeños, en cantidad limitada y donde el trabajo humano y manual está presente. En México contamos con artesanos por demás creativos y con una manufactura excepcional. Solemos aportarles nosotros los diseños para así poderle encontrar lugar a sus piezas en espacios contemporáneos y lujosos. Este trabajo con pequeñas comunidades y gremios de artesanos es de las cosas que más satisfacción me dan en mi profesión. Desde tapete de yak y de lana tejidos en Teotitlan del Valle que terminan en espectaculares casas en Los Cabos o en Austin, hasta lámparas de cobre martelinadas manualmente en Michoacán que terminan en un lujoso hotel en la Ciudad de México… Me apasiona pensar que soy un vínculo entre el artesano y el cliente final que suelen estar en mundos muy diferentes.

Interiores de The Alest Hotel, en México D.F.

¿Hay algún elemento que nunca falta en tus diseños de interiores y alguno que nunca utilizarías?

Suelo dejar a mis clientes unos cojines en forma de pelota que además de lúdicos son realmente cómodos para pasar largas conversaciones y risas en algún sofá o sillón. Me encantan las chapas de madera natural y los pétreos interesantes con vetas y colores. Y suelo huirle a los materiales que aparentan ser lo que no son. Me gustan los materiales honestos.

¿Cómo ha afectado la pandemia a tu disciplina?

La pandemia trajo múltiples ajustes en las casas y por ende en mi profesión. Como respuesta a esta situación global abrimos nuevos ventanales y balcones, dimos nueva vida a patios y terrazas, creamos roof gardens y huertos donde había azoteas, transformamos bibliotecas y estudios en oficinas profesionales donde pasar muchas horas y diseñamos múltiples gimnasios residenciales. También segmentamos con divisiones acústicas y físicas los proyectos que tenían un plano arquitectónico abierto. De esta manera los diferentes miembros de una casa pueden cumplir distintas actividades como home office, escuela, clases de ejercicio, meditaciones guiadas, etc., de una manera privada y sin ruido de otras áreas. La usanza por convivir con amigos y familia en espacios exteriores –por obvias razones– es algo que llegó para quedarse.

¿Próximos retos y proyectos? ¿En España?

Actualmente estamos trabajando en 33 proyectos residenciales, corporativos, comerciales y hoteleros en México, Estados Unidos y España. Particularmente en España estamos haciendo dos nuevos proyectos, ambos en el Barrio de Salamanca. Me fascina Madrid y tengo la suerte de contar con un equipo de socios y contratistas locales con manufactura de primer nivel a través de quienes puedo ejecutar mis propuestas desde el otro lado del Atlántico. Me ilusiona pensar que el número de proyectos en España vaya aumentando con el tiempo. Compartimos muchas cosas los mexicanos con los españoles. Me siento muy afortunada de empezar a abrir una brecha profesional en este gran país.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

vio
A Favor
En Contra

La diseñadora mexicana de interiores Sofía Aspe es un ejemplo más de que para equipararse socialmente con los hombres lo que hace falta es inteligencia y ganas de trabajar y no tantas cuotas alícuotas de porcentajes como están tan al uso y que no llevan a ninguna parte. Por las cuatro fotos que se muestran en el reportaje encuentro sus diseños tal vez ligeramente recargados, aunque llenos de originalidad. Además, es sobria, guapa y con unos ojos profundos e inquisitivos muy cautivadores. Una suerte que tenga estudio en Madrid.

Puntuación 0
#1
Carmen
A Favor
En Contra

1. Hacen falta cuotas precisamente por el final de su comentario.

Puntuación -3
#2
yomismo
A Favor
En Contra

Al nº 1. No hace falta cuotas dice el mentecato, que cree que el Mundo que habitamos es justo y pone a cada cual en su sitio en función de su capacidad y su esfuerzo. Su referente moral es la propia ley natural, donde los mejor dotados consiguen más recursos y sobrevivir más tiempo (si tienen suerte), lo cual ya es lamentable de por si, pues la moral siempre se ha considerado como un medio para mitigar el rigor de la naturaleza, pero lo peor de todo es que ni tan siquiera se cumple el ideal darwiniano, puesto que muchas veces son los más mediocres los que más parte del pastel consiguen, bien sea por falta de escrupulos, o en la mayoría de los casos porque su papa lo coloco en lo alto de la cima.

Puntuación 2
#3