Status

Hoteles de gran lujo por tierra, mar y aire

  • Un jet, un superyate o un tren de lujo son los nuevos 'medios de transporte' en los viajes de mayor lujo del planeta
El nuevo Airbus A321LR Neo del Four Seasons.

Marriott, Four Seasons y Belmond apuestan por llevar sus establecimientos a otro nivel, y ofrecen alojamientos exclusivos a bordo de un jet, un superyate o un tren de lujo.

La pandemia ha obligado al sector de viajes de lujo a parar y aprovechar para repensar su oferta. Y todos han tomado la misma decisión: apostar por servicios hiperpersonalizados, experiencias más exclusivas y a medida, y más diversificadas, como tendencias clave del sector.

Las principales cadenas hoteleras de lujo siguen ofreciendo hoteles, villas, suites, casas, todo de lujo, por supuesto. Pero tres cadenas (Belmond, Ritz-Carlton de Marriott y Four Seasons) han dado un paso más y ofrecen alojamientos exclusivos a bordo de un jet, un superyate o un tren de lujo. De hecho, tener proyectos en marcha y bien engrasados antes del parón covid les ha permitido adelantarse. Sin lugar a dudas, hay mercado.

El Beach Club del Ritz-Carlton Yacht Collection.

Hotel 'flotante' Ritz-Carlton

De momento, y después de varios retrasos, ya hay fecha y puerto de partida para el primer viaje del The Ritz-Carlton Yatch Collection. La puesta en funcionamiento del primero de los hoteles flotantes Ritz-Carlton está prevista para el 10 de noviembre y saldrá desde el puerto de San Juan, en Puerto Rico. El Evrima, que es el nombre del superyate convertido en hotel de lujo, es el primero de tres yates que tendrá la colección Ritz-Carlton. Y tiene sello español, porque ha sido fabricado en el astillero Hijos de J. Barreras, en Vigo. Diseñado por la compañía sueca Tillberg Design, tiene capacidad para 298 pasajeros en 149 suites, cada una con su propia terraza privada, servicios personalizados y todas las comodidades y servicios de un hotel de cinco estrellas, incluidas diez propuestas gastronómicas lideradas por el chef Sven Elverfeld, con tres estrellas Michelin.

Además, el servicio Shore Concierge permite organizar tours personalizados a medida, visitas privadas a los museos más famosos del mundo o realizar los desplazamientos en helicóptero. The Ritz-Carlton Yatch Collection ofrecerá viajes de siete a diez noches y su precio rondará los 5.000 euros por persona.

'Cruceros aéreos' Four Seasons

El Four Seasons se apuntó a los 'cruceros aéreos' en 2015, con un Boeing 757-200ER, y creó un departamento específico para desarrollar su producto aéreo con los estándares de calidad de la cadena hotelera. Este año ha dado un paso más y ha renovado su flota con un Airbus A321LR Neo, capaz de volar sin escalas a los principales destinos turísticos, de solo 48 plazas, para ofrecer una experiencia de lujo extremo a bordo. Es el jet privado más exclusivo en el que se pueda viajar.

Durante 25 días la compañía se encarga de llevar a los pasajeros por rutas predeterminadas, de la logística de los alojamientos en tierra y todos los servicios necesarios a partir de 137.000 euros por persona.

El primer vuelo programado tras la pandemia viajó entre febrero y marzo de este mismo año por todo el continente americano, hasta la Antártida. La demanda ha sido abrumadora, y ha presentado un itinerario adicional para 2022, el nuevo Four Seasons Private Jet.

El Beach Club del Ritz-Carlton Yacht Collection.

Cinco estrellas sobre raíles Belmond

Belmond nació como Orient-Express Hotels. Tiene flota propia de barcazas que recorren los canales franceses, pero la explotación de las rutas experienciales en tren más icónicas y exclusivas es un sello.

Este año 2021 han añadido nuevas rutas a su mítico Venice Simplon Orient-Express. A los trazados de largo recorrido París-Estambul se suman experiencias de una noche por Europa desde 3.100 euros. Además de su mítica ruta Londres-Venecia-Estambul llegará a destinos como Ámsterdam, Bruselas, Florencia, Ginebra y Roma. Y han agregado tres Grand Suites a la altura de sus grandes hoteles, como el Cadogan o el Cipriani, de estilo Art Decó, con cama doble de roble, baño en suite y servicio de mayordomo las 24 horas. No quedan plazas para este año.

Y acaba de presentar el pasado mes de julio su nueva línea de accesorios de viaje de ultralujo, Steam Dream, creada por un equipo de 18 ateliers, disponible para comprar en el Orient-Express y en Samaritaine, en París. Entre la colección de objetos exclusivos, un lounge-trunk, edición limitada de solo diez unidades, diseñado por el legendario fabricante de baúles parisino Au Départ, equipado con un tocadiscos Bang&Olufsen, dos botellas de coñac Hennessy Paradis y copas, tres velas Trudon personalizadas y una colección de libros sobre el Orient-Express (115.000 euros).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.