Status

Caprichos submarinos para millonarios

  • Triunfan los modelos 'jet ski', como los de Hydro Attack, una especie de moto de agua submarina
DeepFlight opera excursiones por el fondo del mar para el Four Seasons Landaa Giraavaru, a bordo de Super Falcon 3S.

El fondo del mar es la última frontera del lujo. Solo hay una venta cerrada de submarino privado de lujo –a medida, por supuesto–, pero el sector sigue creciendo en experiencias exclusivas.

Existen decenas de modelos de sumergibles privados por las profundidades, pero ningún submarino privado de lujo. De momento. Solo Ocean Submarine, uno de los principales suministradores de submarinos del ejército de Estados Unidos, ha recibido un encargo de "un cliente muy rico", según el director ejecutivo de la compañía, Martin van Eijk, para entregar un submarino Neyk pensado para 20 pasajeros, cuyo precio superará, con toda seguridad, los 24 millones de euros, que es lo que cuesta un modelo básico, sin personalizar.

Tanto el Phoenix 1000, cuyo precio ronda los 90 millones de dólares, como el Migaloo, que supera con creces ese precio, buscan su primer comprador.

De momento, arrasan los modelos de semisubmarinos tipo jet ski como los que suministra Hydro Attack (desde 130.000 euros), una especie de moto de agua submarina. Y los Triton Submarines, cuyos modelos, bajo pedido, rondan los cuatro millones de dólares. El tirón se deja notar en una creciente demanda de experiencias submarinas, siempre exclusivas. La oferta crece entre los resorts de lujo, expediciones privadas y accesorios a la última para superyates.

DeepFlight opera excursiones por el fondo del mar para el Four Seasons Landaa Giraavaru, a bordo de Super Falcon 3S.

Excursiones submarinas privadas

DeepFlight Adventures, la división recreativa del fabricante de submarinos, opera excursiones por el fondo del mar para algunos de los más selectos resorts de Maldivas, como el Four Seasons Landaa Giraavaru, a bordo de Super Falcon 3S, con cabinas para dos o tres personas. Los pilotos entrenados de DeepFlight llevan a los huéspedes a recorrer los fondos del océano para observar los arrecifes de coral, explorar antiguos naufragios o pasear junto a las criaturas marinas. El Super Falcon, que ronda los 600.000 euros, es uno de sus dos modelos sumergibles diseñados específicamente para el turismo y uso recreativo.

Buceo en yate

EYOS Expeditions es el operador especializado en viajes de aventura y expediciones únicas, reconocida en todo el mundo por sus incursiones en lugares remotos y capacidades extremas, incluido el buceo polar. Han sido los primeros en llevar turistas a la Fosa de las Marianas. Además de alquilar yates privados para las expediciones ofrece experiencias únicas a los propietarios de yate. En sus expediciones de buceo por el Mediterráneo utilizan una embarcación U-Boat Navigator para seis ocupantes, equipada con dos sumergibles Triton capaces de alcanzar profundidades de 3.000 pies. Entre los recorridos, el Triángulo Volcánico de Messina, al norte de Sicilia, o los paisajes marinos con restos de barcos y aviones cerca de Malta. Los precios, 146.000 dólares para seis ocupantes a la semana.

Under, el primer restaurante submarino de Europa, abierto en Noruega en 2019, sigue con lista de espera.

Hoteles submarinos

El Lover's Deep Sta Lucia Submarine, operado por la agencia de alojamientos de lujo Oliver's Travels, es el único alojamiento turístico habilitado en un submarino, y uno de los más exclusivos (desde 258.000 euros por noche por pareja). Pero no es el único hotel submarino. El Conran Rangan Island, en las Maldivas, cuenta con una villa de tres dormitorios, The Muraka, con uno de ellos bajo el agua. Otros dos en Maldivas: el Huvafen Fushi y Niyama Maldives. También el Resort World Sentosa, en Singapur; el InterContinental Shangai Wonderland; y The Manta Resort, en Zanzibar.

Con cápsula submarina

Gresham Yacht Design acaba de presentar una nueva prestación para sus superyates que permite a los pasajeros disfrutar de una experiencia de visualización del fondo marino mediante una cápsula, Hydrosphere, con vistas panorámicas de 360 grados. Se trata de una especie de ascensor submarino de cristal que se despliega bajo el agua a través del casco del barco. Con capacidad para siete personas, solo tarda unos minutos en desplegarse, incluso con el yate en movimiento.

Restaurante bajo el agua

Y tampoco faltan las experiencias transversales en este mundillo del lujo subacuático. Under, el primer restaurante submarino de Europa, abierto en Noruega en 2019, sigue con lista de espera de varios meses. Está en Baaly, al sur del país, y se accede por una estructura inclinada que desciende ocho metros en las gélidas aguas de Lindesnes, en pleno mar del Norte. Uno de sus laterales es un gran ventanal que permite ver el fondo marino, no como un acuario, sino como una experiencia absolutamente real. El precio del cubierto, a base de pescado y mariscos locales, por supuesto, ronda los 400 euros.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

VIO
A Favor
En Contra

No cabe duda que una sencilla tabla de paddle surf, con un precio según la marca y modelo que puede oscilar entre los 200 hasta los 800 euros, aunque las hay que llegan a 3.000, es una opción muy divertida y económica, que además permite hacer mucho ejercicio físico y mantenerse en forma. No todas las opciones pasan por unas vacaciones junto al mar pagando precios desorbitados y estrafalarios para demostrar a los amigos que disponen de tiempo libre y economía saneada. Elegir cosas sencillas y económicas también está muy bien, como el buceo en apnea con gafas, tubo y aletas.

Puntuación 8
#1