Status

Summertime. Lista de deseos

Una isla para perderse, y una buena sombra para la hora de la siesta. Un poco de arte, fresco, con el mar de protagonista. Los bolsos y los zapatos imprescindibles para conseguir el mejor look de verano, y sin son sostenibles, naturales, mejor que mejor. Una casa en Malibú con acceso directo a la playa, ¡por qué no! Alguna ayuda para hacer más frescos los días de verano. Sabores que evocan el sol y el mar. Los complementos básicos para disfrutar en el mar y en la orilla. Un buen plan para ver la lluvia de estrellas –este año sí–. Todo está en nuestra "lista de deseos" para este verano. Y un "deseo" para las vacaciones de 2022. Hay que ser previsores.

Perderse en una isla

En Madeira, por ejemplo, una isla vibrante para practicar buceo entre rayas, barracudas y relucientes bancos de caballas, y disfrutar su exuberancia vegetal subtropical. Y si puede ser en el Reid's Palace, de Belmond, mejor. Organizan paseos en bote hasta las islas Desertas, entre delfines y ballenas, un pequeño archipiélago deshabitado repleto de cavernas y grutas para explorar.

Sombra y siesta en Finca Cortesín

En los luminosos y frescos jardines que rodean la piscina. O en su Beach Club, en una cama libanesa entre el mar y su infinity pool de 35 metros. O en cualquiera de sus villas privadas que forman parte del resort. En el entorno pintoresco y privilegiado del municipio de Casares, una de las zonas más tranquilas de Málaga, a unos minutos de Marbella, Puerto Banús y Soto Grande.

Arte fresco

Como Il Tuffatore (1951), de Nino Migliori. En Artnet hay ediciones de tamaño medio impresas en pigmento, firmada, fechada y titulada con estampado en reverso por 8.000 euros. Una deliciosa acuarela vintage de la colección de arte americano de Bonhams, como Sailing on San Francisco Bay, de Maurice Logan, que parte con un precio de 2.500 euros. También en Bonhams, hasta el 17 de agosto está abierta la subasta de uno de los grabados más codiciados de David Hockney, Pool made with Paper and Blue Ink (1937), con sus profundos tonos turquesa y azul brillante. Precio estimado entre 21.000 y 38.000 euros. O una maravillosa marina hiperrealista de Ramsay Gibb, como el díptico Running with the Tide Front (2021), óleo firmado. En Sotheby's (35.000 euros).

Básicos de verano

El tote de rafia de Stella McCartney, reinvención estival del icónico Falabella de la diseñadora británica, con su inconfundible ribete de cadenas metálicas cosidas a la pieza. Y, por supuesto, fabricado con materiales sostenibles (745 euros). O la baguette Elisa de Christian Louboutin; para verano, en color azul 'Splash', por supuesto (1.142 euros). Las sandalias joya de la nueva colección de Dolce&Gabbana, de charol con el icónico estampado Carretto, inspirado en Sicilia y sus tradiciones folklóricas (950 euros). Unos zapatos de rafia, las mules de la diseñadora Sarah Stewart, de rafia de hierba marina y cuero, en asociación con fabricantes y artesanos de Bali, Java y Lombok (160 euros, en Fieldshop). Las deportivas de piel con triple puntada en piel blanco roto de Ermenegildo Zegna (715 euros). O las sandalias de cuero cruzado Wiley de la firma británica Grenson, un clásico a la última (225 euros).

Una casa en Malibú

Y si puede ser, la antigua casa de la playa del actor Steve McQueen en Malibú, donde vivió con Ali MacGraw en la década de los 70, en primerísima línea de playa, en el extremo norte de la vía principal, Broad Beach Road. Con acceso directo a la playa. Está a la venta por 12 millones de euros en Sotheby's International Realty.

Un extra de frescor

Nada como una bañera en el jardín, como la icónica Vieques de Patricia Urquiola, que ahora está disponible en una nueva versión de acero inoxidable que permite su instalación en espacios al aire libre. Blanco o en dos tonos de gris, en dos medidas, Vieques Outdoor incluye una repisa de madera de iroko. O las fragancias (nuevas) más frescas del verano, como Rivières de Cartier (70 euros). Su nueva gama de perfumes sintetiza la esencia de la naturaleza con sus aromas orgánicos y minerales de hojas, flores, raíces, frutos y rocas. En Luxuriance hay notas de helecho, lentisco, roble, romero, geranio y hierbas silvestres. Puro verano. También D.S. & Durga St Vetyver, con notas de hierba suave de la isla y cítricos bañados por el sol; el mejor Vetyver caribeño evoca sombreros Panamá, plantas de caña y ron añejo (149,95 euros, en Todd Snyder NY). O el Aqua Universalis de Maison Francis Kurkdjian, con notas cítricas (194 euros, en Selfridges). Y un abanico, artesanal, de fibras naturales (58 euros, en Toast).

Saborear el sol y el mar

El chef mediterráneo Eyal Shani se estrena este verano en los fogones del Six Senses de Ibiza su cocina orgánica y de temporada, a base de verduras, que se ha convertido en un fenómeno global. Su coliflor, asada entera, estilo shawarma, es un espectáculo. Y es el momento de explorar los 'placeres culpables' del Klein Felix. La carta del restaurante mutante de Floris van Straalen, ahora en el Klein Felix Restobar, en el emblemático Felix Meritis –en el Keizersgracht de Ámsterdam, centro cultural y de reunión de la ciudad–, está llena de sorpresas. Imprescindibles, sus ostras. Cuando termine el verano, la cocina de van Straalen se trasladrá "a otro lugar vibrante de la ciudad".

Imprescindibles al borde del mar

La esterilla de playa de rafia de Hermès, en algodón encerado trenzado, puro glamur al borde del mar (830 euros). Y un sombrero Panamá, de paja, con ribete Grosgrain, de Lock & Co Hatters (513 euros, en Mr Porter). Una moto de agua, pero no cualquiera, el nuevo modelo de la firma austriaca Belassi, Burrasca, construida a mano, con un motor marino de tres cilindros y 1.600 cc (50.000 euros). Y unas buenas gafas, como las Bulgari de fibra de carbono (están a punto de entrar en su tienda online); con una montura clásica tipo aviador rectangular, doble puente, lentes grises y patillas en fibra de carbono integradas en el diseño tubular, que le añaden un aspecto deportivo (330 euros). O el modelo 'The Contour', edición limitada, de Porsche Design, de policarbonato de alto rendimiento y contornos del cristal de titanio (795 euros). O las Persol 714 Steve McQueen Havana, plegables y con detalles bañados en oro (555 euros). Difícil elección.

Ver las Perseidas

Este año, la lluvia de las Perseidas puede verse hasta el 24 de agosto, aunque el pico de mayor intensidad está previsto la noche del 11 al 12 de agosto. Y como el cielo de la Toscana está considerado uno de los mejores para ver las estrellas, el Castello di Casole es la mejor elección. En el castillo, rodeado de colinas, lejos de la contaminación lumínica, un guía experto dirige sesiones de observación a simple vista antes de pasar a la observación en telescopio. Y si no es posible ir, el telescopio inteligente Stellina de Vaonis es perfecto (3.700 euros).

Explorar el Dean's Blue Hole en las próximas vacaciones

Es el momento de ser previsores y "llenar" la lista de deseos para las vacaciones de 2022. Este es el primero: un crucero por el Caribe a bordo del Evrima. Es el primer Ritz-Carlton Yacht Collection, y el próximo mes de noviembre inaugura su línea de cruceros. Ya están abiertas las solicitudes para los cruceros de 2022. El 9 de abril de 2022, el Evrima parte de Fort Lauderdale, en Florida, y recorre durante una semana las Bahamas: Bimini, Nassau, San Salvador, Harbour Island y sus playas de arena rosa… Con una parada en Long Island para ver el espectacular Dean's Blue Hole, antes de volver al punto de partida. El precio por persona es de 4.990 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin