Status

Por qué debo comer pescado azul, el alimento recomendado para las personas con riesgo de Alzheimer

  • Son los que tienen en alguna etapa de su ciclo biológico al menos un 5% de grasa
  • Tiene un alto contenido en omega 3 y ayuda a mantener el corazón sano
  • El atún, salmón o las anchoas son algunos de los más recomendados
Dreamstime.
Madrid

Desde siempre, hemos escuchado que el pescado es bueno para la salud. Pero, ¿son todos los pescados iguales? Los especialistas señalan al pescado azul como el más beneficioso para nuestro organismo, ya que son los más nutritivos por su alto contenido en omega 3 y ayudan a mantener nuestro corazón sano.

¿Qué es el pescado azul?

La definición de pescado azul, tal y como explican desde OCU, responde a criterios comerciales y al lenguaje popular, no tiene unos límites científicos estrictos. En España se denomina habitualmente pescado azul a los pescados grasos de mar, como el atún, el bonito, la caballa, la sardina, etc.

En general, se consideran pescados azules o grasos a aquellos que tienen en alguna etapa de su ciclo biológico al menos un 5% de grasa. Los que no llegan nunca a ese nivel se consideran blancos o magros, y suelen tener contenidos de grasa de entre el 1% y el 2%. Los contenidos en grasa del pescado azul son muy variables: la anguila puede llegar a tener un 10% de grasa durante su ciclo biológico, mientras que el bonito oscila entre el 2 y el 5%.

La Organización de Consumidores y Usuarios explica cómo ha pasado de ser un alimento demonizado a uno de los más recomendados. En los años 60 y 70, su aporte de grasa provocó que se desaconsejara su consumo a las personas con problemas de sobrepeso y cardiovasculares, y les recomendaban que, en su lugar, consumieran pescados blancos. Años más tarde, con el boom de los omega 3, se demostró que su grasa tenía numerosos beneficios para la salud.

Propiedades del pescado azul según OCU

-Pescado rico en proteínas de alto valor biológico, con abundantes aminoácidos esenciales, como la lisina, la metionina y la treonina.

-Fuente de vitaminas como la D, la A, la B1, la 12 y la 6, y minerales como el cálcio o el fósforo. Algunas especies, como la sardina en conserva, pueden ser una importante fuente de calcio.

-Bajo en carbohidratos, como casi todas las carnes y pescados.

-La grasa de este pescado es insaturada, rica en ácidos grasos omega 3 esenciales, como el DHA y el EPA o el ALA.

- Disminuye el riesgo coronario en más de un 30% con un consumo de pescado dos o tres veces a la semana.

-Bajan la tensión arterial y disminuyen la inflamación en las lesiones arterioescleróticas.

-Reducen el colesterol sanguíneo y los triglicéridos.

Los beneficios del pescado azul en personas con riesgo de Alzheimer

Un estudio liderado en el BarcelonaBeta Brain Research Center (BBRC), con el impulso de la Fundación 'la Caixa', detectó que las personas sin problemas cognitivos, pero con un mayor riesgo genético de desarrollar Alzheimer, tienen determinadas áreas del cerebro más resilientes a la enfermedad si están habituadas a consumir un nutriente aportado por el pescado azul.

La investigación concluye que las personas portadoras del genotipo APOE e4 (confiere mayor riesgo de Alzheimer) que consumen más ácido docosahexaenoico (DHA, por el nombre en inglés), que es un nutriente aportado por el pescado azul, presentan una mayor preservación cortical en zonas del cerebro específicamente afectadas en la enfermedad de Alzheimer y un menor número de microhemorragias.

Los omega-3 son una familia de ácidos grasos que tienen un rasgo estructural químico distintivo y están presentes de forma natural en determinados alimentos de origen animal y vegetal. El tipo de ácido graso analizado en este estudio es el DHA, que se encuentra principalmente en el pescado azul: el atún, la sardina, el salmón, las anchoas, etc. Este ácido graso es muy abundante en el cerebro, es clave para la función cognitiva, comienza a acumularse a partir del tercer trimestre de gestación, y está demostrado que tiene una menor presencia en el cerebro de las personas con Alzheimer.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.