Status

Los 10 mejores destinos rurales de España y tendencias viajeras de 2021

  • El turismo rural cada vez es más demandado entre los españoles
Tejeda, el paisaje interior de la isla de Gran Canaria.
Madrid

La llegada de la Covid-19 hace más de un año ha supuesto un gran impulso para los destinos rurales, que se han consagrado como una de las opciones predilectas por los turistas en estos meses de pandemia. La reapertura del turismo nacional tras el final del estado de alarma hace pocas semanas ha hecho que, una vez más, muchos viajeros busquen disfrutar de la cultura y naturaleza de estos pueblos de cara a las próximas semanas.

Civitatis, empresa líder en la venta de visitas guiadas, excursiones y free tours en español por todo el mundo, ha confeccionado una selección de los mejores destinos rurales de España basándose en sus atractivos turísticos (tanto naturales como culturales) y tendencias viajeras en estos últimos meses.

1. La Alberca, arquitectura popular en Salamanca

En el corazón de la Sierra de Francia, al sur de la provincia de Salamanca, se encuentra uno de los mejores destinos rurales de España: La Alberca, cuyo nombre es de origen árabe y significa depósito de agua. Calles estrechas, balcones, soportales… La buena conservación de la arquitectura típica de la región, hace que sea uno de los pueblos más visitados de Salamanca y de Castilla y León. Además del encanto de sus construcciones, La Alberca posee una gran riqueza en tradiciones y costumbres. Una de ellas es la representación de la Loa, que se celebra en agosto, y es Fiesta de Interés Turístico Nacional.

2. Alquézar, la joya medieval de Huesca

En Huesca es posible conocer la bonita villa de Alquézar, declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1982. Al recorrer sus calles, el turista imagina que está retrocediendo en el tiempo, y es que su casco histórico medieval no deja a nadie indiferente. Incluso quedan algunos tramos de muralla que datan del siglo XI. Por si fuera poco, Alquézar forma parte del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, por lo que también es un destino ideal para disfrutar de la naturaleza, del arte rupestre, y por supuesto, de los deportes de aventura.

3. Tejeda, el paisaje interior de la isla de Gran Canaria

Tejeda es uno de los mejores destinos rurales de España, no solo por sus paisajes de película y sus casas típicas canarias, sino también por el rico patrimonio arqueológico y geológico que posee. Ubicada en el centro de la isla, Tejeda se encuentra a unos 1.000 metros de altitud, rodeada por las montañas sagradas de Gran Canaria, declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Cerca de esta localidad se puede visitar el Roque Nublo y el Roque Bentayga, dos monumentos naturales de gran singularidad, considerados como lugares de culto para los aborígenes.

4. Aracena, historia y naturaleza en la serranía de Huelva

La población onubense de Aracena es capital de la comarca, a la que da nombre a la Sierra y al Parque Natural, así como uno de los destinos rurales más populares del sur del país. Recorriendo el casco histórico de la localidad, declarado Bien de Interés Cultural, es posible encontrar importantes monumentos como su antiguo castillo. Para quien prefiera la naturaleza, Aracena es también un destino perfecto. Allí se encuentra la impresionante Gruta de las Maravillas, uno de los conjuntos kársticos más importantes de España.

5. Cudillero, la villa marinera asturiana por excelencia

Este pequeño municipio asturiano es un compendio de cultura, gastronomía, tradición, paisajes de playas únicas, verdes valles, ríos, cascadas… Para conocer esta villa marinera declarada Conjunto Histórico Artístico, no hay nada mejor que recorrer sus calles, y maravillarse con sus casas de colores que parece que cuelgan de la montaña, su pintoresco puerto, y por supuesto, sus miradores. Desde estos lugares privilegiados se obtienen las mejores panorámicas de la costa occidental de Asturias.

6. Albarracín, el pueblo enclavado en las montañas de Teruel

Albarracín, además de ser uno de los lugares con más encanto de Teruel, es uno de los destinos rurales más bonitos de España por aunar naturaleza e historia de una forma única. Con su espectacular casco histórico enclavado a 1182 metros de altitud en la sierra, esta localidad aragonesa permite viajar en el tiempo, al menos de forma figurada.

La catedral de San Salvador, la Casa Azul, las murallas, los diferentes miradores, o simplemente, pasear por sus calles, son algunos de los imprescindibles a la hora de visitar este bonito pueblo declarado Conjunto Histórico-Artístico desde 1961.

7. Muxía, el otro final del Camino de Santiago

En la famosa Costa da Morte se ubica el pequeño pueblo marinero de Muxía, el punto más occidental de Galicia y de la España peninsular. Por tanto, es el lugar perfecto para disfrutar de la última puesta de sol de la Europa continental. Además, para muchos peregrinos, este es el verdadero final del Camino de Santiago. Desde el misticismo que rodea el Santuario de la Virgen de la Barca, hasta los serpenteantes caminos que invitan a caminar sin rumbo fijo, Muxía es la suma de naturaleza, cultura y tradición.

8. Pedraza, la villa segoviana amurallada

Tras los restos de su muralla y con la Sierra de Guadarrama de fondo, se encuentra Pedraza, una de las villas medievales más bellas y mejor conservadas de Castilla y León.

Con sus casonas típicas, su iglesia románica y su plaza porticada, esta pequeña localidad de Segovia parece mantenerse inmutable, como si el paso del tiempo no le afectara lo más mínimo. Añadido a su casco histórico envidiable, en Pedraza es posible disfrutar de la peculiar Noche de las Velas. Al esconderse el sol, el alumbrado eléctrico se apaga para dar total protagonismo a las velas que cubren los balcones y las calles del pueblo.

9. Guadalupe y su Real Monasterio, símbolo de Extremadura

El siguiente destino es un pueblo que surgió alrededor de una ermita. Efectivamente, se trata de Guadalupe, uno de los grandes centros de peregrinación al que acudían caminantes desde todas partes de la península.

En la ubicación de aquella pequeña iglesia, y tras siglos de construcciones, añadidos y modificaciones, encontramos hoy en día el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, uno de los mayores símbolos de Extremadura que fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Pero, además de este recinto-fortaleza, Guadalupe posee un bonito casco histórico lleno de balcones con flores y unas calles con soportales que acogieron en su momento a los comerciantes de la localidad.

10. Valverde de los Arroyos, arquitectura negra en Guadalajara

A tan solo 85 kilómetros de Guadalajara, se ubica uno de los pueblos más bellos de Castilla-La Mancha. Valverde de los Arroyos es conocido por la peculiaridad de sus construcciones de arquitectura negra. Y es que, además de la pizarra y la madera, se emplea como elemento constructivo la piedra gneis, una cuarcita que refleja los rayos del sol otorgando a las casas una luminosidad dorada espectacular.

A parte de sus construcciones, esta localidad se encuentra en uno de los valles más bellos de la provincia, formado por el Pico Ocejón, desde el que bajan numerosos arroyos que rodean el pueblo y le dan nombre.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin