Status

Recuperación en el mercado global de bienes de lujo: podría volver a los niveles de 2019 a partir de este año

  • La industria volvió a crecer en el primer trimestre de 2021 entre el 0 y el 1 %
  • Si persiste la dinámica actual del mercado, el lujo podría volver a los niveles de 2019 a partir de este año
  • Se espera que el mercado alcance entre 250 y 295.000 millones de euros en 2021
Dreamstime.
Madrid

Tras un año convulso, el mercado del lujo ha iniciado su camino hacia la recuperación. La industria volvió a crecer en el primer trimestre de 2021, con un aumento de entre el 0 y el 1 por ciento en comparación con 2019, considerado por la industria como el último año comparable.

China ha continuado impulsando este crecimiento, a la vez que Estados Unidos se ha recuperado inesperadamente. La aceleración de esta región clave es una de las nuevas tendencias que cabe destacar, como también lo son la importancia del toque humano junto con las interacciones digitales y la creciente presencia de marcas de segunda mano en el mercado.

Las perspectivas para 2021 siguen siendo inciertas. Se espera que el mercado alcance entre 250 y 295.000 millones de euros, dependiendo de cuál de los dos escenarios descritos en el informe se desarrolle a lo largo de este año.

Estas son las principales conclusiones de Bain & Company, la consultora estratégica líder mundial en el asesoramiento a la industria global de artículos de lujo, en su último informe: "Luxury Study 2021 Spring Update" publicado hoy en colaboración con Fondazione Altagamma, la fundación de la industria de fabricantes de artículos de lujo italianos.

"Está claro que los consumidores todavía quieren comprar artículos de lujo y esto, junto con la capacidad de las marcas para adaptarse e innovar, está impulsando un retorno al crecimiento en el mercado", comentó Claudia D'Arpizio, socia de Bain & Company y principal autora del estudio.

Un buen comienzo de año impulsado por China y EE. UU.

En comparación con el primer trimestre de 2019, el mercado de artículos de lujo personales creció entre un 0 y un 1 por ciento a los tipos de cambio actuales (2-3 por ciento a tipos de cambio constantes) en el primer trimestre de 2021.

China está impulsando la recuperación debido a la continua repatriación y aceleración del gasto interno en el sector del lujo y la mejora del mercado estadounidense ha sido la inesperada buena noticia. La renovada confianza del consumidor, junto con los estímulos

económicos y un rápido desarrollo en el proceso de vacunación, ha supuesto que el consumo de lujo regresara a un ritmo sorprendentemente rápido. Europa sigue rezagada, obstaculizada por una campaña de vacunación más lenta y la falta de turismo internacional.

"En España el sector se ha visto fuertemente impactado por la pandemia y la reducción del turismo, y, al igual que en Europa, la perspectiva de recuperación es más lenta. Las tendencias de digitalización y sostenibilidad también han cobrado importancia en nuestro país, donde vemos a compañías del sector invirtiendo y poniendo mucho más el foco en desarrollar estas capacidades", comenta Cira Cuberes, socia de la práctica en la oficina de Madrid.

Dos posibles escenarios para el repunte del mercado en 2021

A pesar de las señales de brotes verdes en el mercado, persiste un alto grado de incertidumbre. Hay dos posibles trayectorias para la recuperación en 2021:

Escenario 1 (probabilidad del 30%): la senda de recuperación continuará a lo largo de 2021, alcanzando el nivel de mercado de 2019 ya este año. En este resultado, el sector podría llegar a los 280-295.000 millones de euros en 2021.

Escenario 2 (probabilidad del 70%): a pesar del fuerte impulso del primer trimestre, el crecimiento de todo el año se ve ahogado por la ralentización en las compras de lujo nacionales y un turismo intrarregional limitado. En este caso, la recuperación total a los niveles de 2019 se esperaría solo en 2022 y el mercado alcanzaría entre los 250-265.000 millones de euros este año.

Tres tendencias que tener en cuenta

A medida que la industria del lujo sortea la crisis, algunas tendencias se han consolidado: el apetito de China y sus ciudadanos por el lujo sigue siendo insaciable; los clientes del lujo de todas las nacionalidades están creciendo o se encuentran en el camino de la recuperación; El crecimiento del canal online sigue siendo sólido, ya que los nuevos clientes compran artículos de lujo de esta forma por primera vez y se amplía la gama de precios, con más productos básicos pero también más artículos de alta gama.

Próximas tendencias a tener en cuenta

La década de 2020 podría remodelar el mercado de lujo de Estados Unidos: El repunte en este país ha superado las expectativas. La mejora de las condiciones macroeconómicas, un mercado de valores dinámico, una mayor confianza de los consumidores y un rápido desarrollo en el proceso de vacunación son factores que contribuyen a una fuerte recuperación. Bain & Company ha observado un cambio en el mapa del mercado, en el que han surgido nuevos centros urbanos y un énfasis creciente en las áreas suburbanas, así como el aumento de la relevancia subcultural y la mentalidad de la próxima generación.

El toque humano sigue siendo importante: la pandemia catapultó a las marcas de lujo a la era de lo digital a un ritmo imprevisto. Bain & Company estima que más del 85 por ciento de

las compras de lujo han sido generadas, aunque sea indirectamente, por canales digitales en 2021. Pero el toque humano en el sector del lujo sigue siendo necesario y, ya sea en la tienda o de forma remota, estas interacciones desempeñarán un papel fundamental para mantener la lealtad del cliente.

El mercado de segunda mano afecta a múltiples segmentos de consumidores: Bain & Company estima que el mercado de segunda mano del lujo tendrá un valor de 28.000 millones de euros en 2020 (frente a 26.000 millones de euros en 2019). El mercado de artículos de lujo usados ??abarca no solo a los consumidores más jóvenes que compran principalmente categorías y productos aspiracionales, sino también a los que más gastan y a los coleccionistas que buscan productos de alta gama o coleccionables. Las marcas están aprovechando cada vez más este mercado y se están convirtiendo en plataformas para interactuar con los clientes durante todo el ciclo de vida de un artículo.

"Las marcas se han visto obligadas a romper el manual de estrategia e innovar rápidamente debido a la crisis", añadió la socia de Bain & Company Cira Cuberes. "A medida que la vida comienza a volver a la normalidad, los clientes esperan una relación humana con las marcas gracias a la tecnología. Las empresas líderes deberán mantenerse en contacto directo con las tendencias clave que dan forma al nuevo estilo de vida normal, al mismo tiempo que se mantienen diferenciados y crean una narrativa fiel a su propia cultura".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin