Status

Todo lo que tienes que saber sobre la actual Macedonia

  • La mayor parte de los turistas irán a las Islas, Atenas y el Peloponesio
  • Macedonia había sido un Reino independiente entre los siglos VII y II AdC
  • La actual Macedonia es un poco mas grande que Galicia
Dreamstime.
Madrid

Grecia es uno de los países de la Union Europea mas interesado en una rápida apertura de fronteras por su alta dependencia, veinte por ciento del PIB, del turismo. Allí creen que este verano podrán recibir a turistas procedentes de países europeos y esperan, también norteamericanos. La mayor parte de los turistas irán a las Islas, Atenas y el Peloponesio. Solo unos pocos se desplazara a Macedonia.

En esa zona de los Balcanes se pelea por todo, por el control de la tierra, por el idioma, por el país en el que integrarse y hasta por el nombre. Grecia consiguió durante años bloquear cualquier intento de negociación de la Union Europea con la República de Macedonia, una de las que integraron en su día Yugoslavia, puesto que se consideraba propietaria de la marca, lo que obligó a los otros macedonios a cambiar el nombre de su país que pasó a llamarse Macedonia del Norte.

La Macedonia de verdad, la dueña de la marca, que lleva anejas las de Alejandro Magno y Aristóteles es la región noreste de Grecia, desde hace un poco mas de un siglo cuando pasó a formar parte del Reino Helénico después de la desmembración del Imperio Otomano.

Había sido un Reino independiente entre los siglos VII y II AdC y un Imperio durante los años del fugaz Alejandro, que fue desmembrándose a la muerte de este. Se convirtió después en provincia romana, y pasó luego a manos bizantinas para terminar, ya sin nombre, en manos turcas. La región estaba poblada por griegos, búlgaros, serbios, albaneses, turcos, que fueron debidamente expulsados y en menor medida integrados.

La actual Macedonia es un poco mas grande que Galicia, y con un número de habitantes habitantes similar. Lo mas interesante de Macedonia se encuentra a razonable distancia de su capital, Salónica. Situada en el golfo "Termaio "cuenta con uno de los principales puertos de Egeo y una historia bien movida marcada por su posición en las rutas entre Oriente y Occidente, sobre la Via Egnatia que unía las ciudades de Mar Jónico con Bizancio. El gran Emperador romano de origen hispano Teodosio I tuvo aquí su residencia.

Luego pasó por manos árabes, normandas, venecianas y bizantinas hasta la ocupación otomana a mediados del siglo XV. Poco después empezarían a llegar los sefardíes expulsados de España y Portugal que engrandecerían a la que durante casi tres siglos fue la ciudad hebrea mas importante del Mediterráneo. Tras una fase de decadencia tuvo un renacimiento en el S XIX, pero el antisemitismo de entreguerras provocó la emigración de los judios hacia América del Sur. La mayor parte de los que todavía vivían ali durante la invasión alemana de 1941, unos cincuenta mil, fueron enviados a campos de concentración.

Los pocos supervivientes todavía se esfuerzan en mantener el ladino como pude comprobar cuando a comienzos de este siglo pedí a nuestro cónsul honorario, sefardita, que organizara un acto de promoción turística de España al que asistieron, emocionados, la mayor parte de los miembros de la comunidad que estaban en condiciones físicas.

La ciudad tiene un alegre paseo marítimo y algunos monumento de cierto interés, como los paleocristianos y bizantinos, un foro romano y un dos de museos.

A un par de horas en automóvil se encuentra el Monte Athos, que da nombre a la península mas oriental de las tres de la región calcidica. Son los tres dedos que llaman la atención en todos los mapas.

Al monte Athos solo se puede llegar en los barcos de la linea concesionaria del servicio. Solo diez personas no ortodoxas al día y, como es bien sabido, nada de mujeres.

En la zona hay veinte monasterios y unos dos mil monjes, que son los únicos autorizados a vivir en el lugar. Algunos monasterios tienen su origen en el S XIII, aunque la Comunidad monástica se fundó en 983 a alas ordenes de Bizancio y como culto ortodoxo a la Virgen Maria.

Siguen utilizando el calendario juliano y la hora bizantina. Para acceder hay que solicitar permiso que otorga la Oficina del Monte Athos en Salónica.

La estancia y la comida en los Monasterios son gratuitas, pero solo se puede permanecer una noche en cada uno. Para moverse dentro de la zona hay una red de furgonetas que conecta a todos los Monasterios con la capital Karies.

Los monasterios son muy diferentes. Los hay de fundación rusa, rumana, serbia, búlgara, georgiana. Cada Monasterio es conocido por algún motivo, por los cánticos, por los frescos, en el caso del mas famoso Lavras por ser el mas antiguo y tener la mayor biblioteca. Los que están en la escarpada costa son verdaderas fortalezas.

En todos hay misas nocturnas muy apreciadas por los visitantes. La mejores estaciones para visitar el Monte Athos son la primavera y el otoño. De regreso a Salónica se encuentra Estagira, la ciudad de Aristóteles que las guiás de viaje no recomiendan.

Al noreste Pellas, la capital histórica de Macedonia, a solo diez kilómetros del golfo, ciudad natal de Filipo y de Alejandro, urbe ilustrada donde estrenaba Euripides, pintaba Apeles y se admiraban los mejores mosaicos de la época con guijarros de delicados colores. Se pueden visitar las ruinas macedonias la acrópolis y el museo.

Igualmente cerca del golfo, a setenta kilómetros al sureste de Salónica se encuentra la actual Vergina -la antigua Egas- donde en 1977 los arqueólogos griegos descubrieron la tumba intacta de Filipo II, el padre de Alejandro, con el tesoro completo del que destaca una corona con trescientas trece hojas y sesenta y ocho bellotas de oro y la coraza del rey. Esas y otras piezas se encuentran reunidas en el pequeño y elegante museo construido cerca de las excavaciones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin