Status

Qué es la Coenzima Q10, qué beneficios aporta para nuestra salud y cómo puedo obtenerla

  • Esta molécula tiene una elevada actividad antioxidante
  • Se encuentra presente de forma natural en nuestras células
  • El tabaco o el estrés reducen su presencia en los tejidos
Dreamstime.
Madrid

En un tiempo en el que la salud ha tomado un primer plano, hemos incorporado a nuestra rutina alimentos y complementos que nos ayudan a reforzar nuestro sistema inmune. Además de la aclamada vitamina C, el aloe vera o plantas como la moringa, la Coenzima Q10 se ha convertido en otra pieza clave para cuidarnos.

También conocida como ubiquinona, ubidecarenona o coenzima Q, la Coenzima Q10 es una molécula que le da energía a nuestras células, por ello se ha puesto de moda, no sólo a nivel de belleza sino también a nivel deportivo. Esta molécula tiene una elevada actividad antioxidante y se encuentra presente de forma natural en nuestras células.

Diferentes estudios han comprodabo los beneficios para la salud de esta molécula. Entre estos, una investigación realizada con animales por la Universidad Católica de Leuven (Bélgica) comprobó que la Q10 previene el hígrado graso, ya que ayuda a eliminar las grasas  que se depositan en el hígado y a utilizarlas como combustión de energía. Por su parte, un estudio publicado en en Journal of the American College of Cardiology (JAAC), denominado Q-Symbio, hizo una prueba con 420 pacientes con insuficiencia cardíaca, aleatoriamente asignados a recibir su medicación habitual junto a un suplemento de Q10 o placebo. Este mostraba una significativa reducción de sufrir alguna complicación grave o de morir por dicha enfermedad en el grupo que tomó Coenzima Q10.

¿A qué se debe su popularidad?

Tal y como explica Pedro Coloma, Country Manager de Visufarma España, esta molécula, producida por nuestro propio organismo de forma natural y que desempeña una función esencial en la generación de la energía, es necesaria para el desarrollo de funciones vitales relacionadas directamente con la salud de nuestras células. "La coenzima Q10 es la pieza clave que le da energía a nuestras células cuando, por ejemplo, hacemos ejercicio físico intenso", añade.

Tanto profesionales sanitarios como diferentes evidencias científicas se han hecho eco de sus beneficios y esto ha llegado a oídos de gran parte de la población. "Muchos deportistas comienzan a apostar por un aporte suplementario de Coenzima Q10 para mejorar o mantener su rendimiento celular y, al tratarse de algo tan natural, se convierte en una de las opciones más demandadas en este perfil de la población", afirman desde Visufarma.

A qué edad empieza a disminuir la presencia de Coenzima Q10

En nuestros primeros años de vida, los niveles de Coenzima Q10 son elevados en el cuerpo humano, pero factores como el envejecimiento, el estrés continuado y el consumo de tabaco o malos hábitos alimenticios reducen progresivamente su presencia en los tejidos que más la necesitan (como el hígado o el corazón), comenzando a disminuir a partir de los 20 años la síntesis interna de Coenzima Q10.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos los suplementos nutricionales son iguales. Cada persona, lleva un estilo de vida diferente, que afecta directamente a la actividad de nuestro estómago, intestino, etc, por lo que es esencial elegir suplementos alimenticios de calidad, que aseguren la absorción de esos componentes para que puedan ejercer su acción.

Cómo conseguir la Q10 a través de la alimentación

Además de por suplementos, la Q10 también puede obtenerse a través de la alimentación. Los alimentos con altas cantidades variables de esta molécula son: las carnes rojas y de ave, el pescado azul (sardinas, jureles, atún, arenques o caballa), las vísceras, las hortalizas (espinacas, brócoli, coliflor o zanahorias), los frutos secos (nueces, cacahuetes, pistachos o avellanas), frutas (naranja o fresa), brotes y aceites de soja o el tofú.

Tal y como explican en la revista de salud y bienestar WebConsultas, al consumir estos alimentos, el organismo sintetiza la Q10 a través de reacciones químicas que precisan vitaminas del grupo B (B2, B3,B5, B6, B12) y vitamina C, por lo que es recomendable consumir productos que contengan estos nutrientes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin