Status

Los valores de la danza como método para dirigir una empresa: el último proyecto de Antonio Najarro

  • Antonio Najarro y Bea González lanzan #DanzayEmpresa
  • Un proyecto que inculca los valores de la danza en la estrategia directiva
Fotos: Luis Saguar
Madrid

El próximo 29 de abril se celebra el Día Internacional de la Danza, una conmemoración que nace con el objetivo de fomentar la participación y la educación de la danza a través de eventos y festivales celebrados durante esta fecha en todo el mundo. Debido a la crisis sanitaria actual, muchas de las celebraciones pensadas para este día no podrán ver la luz, pero siguen existiendo formas de apoyar y promocionar este arte de forma segura. Sobre todo, en este país.

En España, hablar de la danza es hablar de Antonio Najarro, bailarín, coreógrafo, ex director del Ballet Nacional de España y fundador de Antonio Najarro, S.L. Con tan solo ocho años, comenzaba sus primeros pasos en una disciplina que, rápidamente, se convertiría en el centro de su vida, pues cada paso que ha dado ha estado guiado por la intención de divulgar todas las bondades que la danza aporta al ser humano.

Conocido nacionalmente por las múltiples -e innovadoras- sinergias que realizó cuando estaba al frente del Ballet Nacional de España con sectores como la moda o el deporte, Najarro siempre ha tenido clara la necesidad de "mostrar los grandes bailarines que tenemos en este país y hacer que la danza llegue a todo el mundo, para que puedan descubrir todo lo que ésta te aporta, que va mucho más allá de un bonito espectáculo". Tanto es así, que este último año el coreógrafo y bailarín se ha lanzado, junto con Beatriz González, directora de Marketing de Antonio Najarro S.L, al mundo empresarial, ya que, gracias a una reveladora experiencia, ambos divisaron una clara simbiosis entre su disciplina y la empresa.

Foto: Outumuro

"Hace tres años, me llamaron para dar una charla a los directivos de Telefónica sobre mi experiencia. Fue algo increíble. En la conferencia, conté cómo gestiono situaciones diarias de mi trabajo y me centré mucho en explicar la importancia de tener en cuenta las emociones de los bailarines y bailarinas para poder sacar lo mejor de cada uno. Ésto despertó muchísima curiosidad entre los directivos, y tuvimos un turno de preguntas de hasta dos horas", detalla el bailarín.

Tras esta inesperada experiencia, Najarro y González vieron clara la necesidad de trabajar el desarrollo emocional en la estructura de una empresa, "con jefes y cargos directivos que den libertad para desarrollar la sensibilidad y afinidad artística del trabajador", explican. Y así nacía #DanzayEmpresa, un proyecto que desarrolla productos específicos para compañías de diferentes sectores con la intención de inculcar la cultura, el arte y la emoción que emana de este producto artístico en la estrategia directiva de las empresas.

La Cultura como salvavidas

Además de su ferviente trabajo de divulgación de lo valores de la danza en todas las esferas, una responsabilidad que asumió incluso antes de llegar a la dirección del Ballet Nacional de España, Najarro sigue vibrando cada vez que crujen las tablas del escenario. Su compañía de danza fue la primera de gran formato en presentar función en plena pandemia, con un estracto del espectáculo de danza española Alento, que realizaron en julio del año pasado en el Teatro del Generalife de Granada, y que resultó "todo un éxito". "Fue un espectáculo muy complicado porque, además de las medidas sanitarias, los bailarines venían de estar varios meses en sus casas. Pero lo conseguimos, y desde entonces no hemos dejado de actuar en diferentes ciudades de España", completa.

Foto: Luis Saguar

Con todo, el ex director del Ballet Nacional de España aprovecha la situación para recordar "lo generosos que fueron todos los artistas de este país durante el confinamiento", ya que "no pararon de generar contenido de todo tipo por redes sociales durante el encierro, y eso ayudó a que mucha gente saliera de esa burbuja y pudiera ver la luz". Un alegato que expone en todas las direcciones, desde gobernantes hasta ciudadanía, para que por fin se coloque a la Cultura en el lugar que merece en este país.

Foto: Papo Waisman

Residentes del Mira Teatro

Hace ocho años, la Comunidad de Madrid lanzó un plan para que diferentes compañías de danza nacionales fueran residentes en varios municipios de la capital. Es decir, que pudieran utilizar el teatro del municipio en cuestión como "su alojamiento" para ensayar y realizar funciones, con el objetivo de apoyar y fomentar este arte a través de múltiples iniciativas. En el caso de Najarro, el Mira Teatro de Pozuelo de Alarcón será "su casa" durante este año. Y para inagurar su residencia por todo lo alto, la Compañía Antonio Najarro presentará Alento el próximo 29 de abril -coincidiendo con el Día Internacional de la Danza-, donde asistirán personalidades del mundo de la Cultura y la Empresa para celebrarlo. Además, el coreógrafo tiene previsto un amplio calendario de actividades para desarrollar en el municipio durante este año, donde incluye talleres de danza con personas con discapacidad intelectual, ensayos a puerta abierta, conferencias a profesionales y charlas en colegios para introducir a los más pequeños en la danza española.

Pero esto no es lo único que tiene entre manos este año el gran dfusor de la danza española. Y es que, el próximo octubre, se estrenará en TVE Un país en danza, el primer programa del canal dedicado a la danza en 19 años, donde Najarro será el conductor de cada capítulo. En estos, contarán cómo la danza se ha vinculado con otra disciplina a través de testimonios de personalidades de diferentes sectores, como el patinador español Javier Fernández o el cineasta Carlos Saura.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin