Status

Yasmina Pedrini, Dircom de Frederique Constant: "Las nuevas generaciones se interesan mucho por los productos sostenibles"

  • Entrevista con Yasmina Pedrini, directora de marketing y comunicación
  • La marca lanza el primer reloj del mundo que cuenta con una frecuencia de 40 Hz
Madrid

Frederique Constant presenta en primicia un oscilador de silicio que late a un ritmo sin precedentes de 288.000 alternancias por hora, o 40 Hz. Redefiniendo los principios de la regulación de los relojes mecánicos, Slimline Monolithic Manufacture funciona diez veces más rápido que la mayoría de los movimientos mecánicos. Gracias a su diseño innovador y su tamaño reducido, el revolucionario oscilador de alta frecuencia ha sido diseñado para encajar dentro de una configuración de movimiento tradicional. El Slimline Monolithic Manufacture de 40 mm se enorgullece de recibir este revolucionario oscilador y se convierte en el primer reloj del mundo que cuenta con una frecuencia de 40 Hz combinada con un precio que refleja el compromiso de la marca con el lujo asequible.

Con motivo de la presentación de su revolucionario último producto, Yasmina Pedrini, directora de marketing y comunicación del grupo Frederique Constant, explica en una entrevista con Status qué métodos ha implementado la empresa durante los meses de pandemia y cómo será el futuro de la alta relojería, en general, y de Frederique Constant en particular.

¿Cómo ha vivido Frederique Constant este último año?

El año pasado fue muy difícil, estuvimos un mes entero de confinamiento extremo. A finales de abril empezamos a volver a la oficina, y uno de los trabajos más duros que hemos tenido que hacer es el de devolverle la motivación a muchos empleados, ya que esta situación y el confinamiento les había afectado mucho, así que nuestra principal misión era que se sintieran bien. Hemos hecho muchas tormentas de ideas, algo que ha ayudado a motivar a los empleados, e implementado mucho la parte online, porque la pandemia hizo que bajaran mucho las ventas de relojes. Así que, gracias a la parte online, las tormentas de ideas y las campañas que hemos desarrollado para salir adelante con la situación, hemos conseguido remontar. Además, la nueva campaña Highlife de hombres ha sido todo un éxito de ventas.

Debido a la caída de la venta presencial ¿han desarrollado alguna plataforma digital concreta durante estos meses?

Hemos fomentado mucho la venta desde nuestra propia web, algo que antes no se hacía, sobre todo en España. Ahora todos nuestros equipos, especialmente en Comunicación, trabajan para redirigir todos los esfuerzos a la web.

En los últimos años, son muchas las personas que se decantan por productos sostenibles y que tienen en cuenta el respeto de la marca con el medio ambiente a la hora de comprar. ¿Cómo están viviendo desde Frederique Constant esta tendencia? ¿Están trabajando con modelos reciclados o sostenibles?

Estamos implementando muchos mecanismos para conseguir ser más sostenibles, como, por ejemplo, el uso de papel reciclado y otros materiales para no contribuir a la huella de carbono. El packaging de los relojes es muy grande, y queremos reducir el tamaño para que ocupen menos espacio a la hora de transportarlos y se tengan que hacer menos viajes. También estamos viendo cómo reciclar materiales para crear eventualmente nuevos productos con elementos reciclados, y al final de este año tenemos previsto el lanzamiento de un producto de este tipo.

¿Y han notado una mayor demanda por parte de los clientes de los productos sostenibles?

Las generaciones más jóvenes que están conociendo la firma sí que se interesan por esto y quieren saber al respecto, pero no podemos decir que se un término que condicione a los clientes al comprar. Por ejemplo, cuando lanzamos el reloj de Alpina elaborado con materiales reciclados del océano, tuvimos muy buenos comentarios y feedback en redes sociales, es decir que sí que genera un impacto muy positivo de cara a los clientes.

¿Cómo cree que va a influir la pandemia en el futuro de la relojería de lujo, en general, y en el de su marca, en particular?

Tenemos claro que la situación es muy complicada, pero somos positivos y creemos que para el año 2022 todo va a mejorar, en líneas generales. Respecto a nuestra marca, estamos intentando adaptarnos a las características de esta situación para poder sobrevivir, y por eso nos hemos centrado en lanzar productos mas accesibles para los clientes, ya que sabemos que la situación económica de muchas personas también ha empeorado mucho.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.