Status

Cómo renovar el salón con cinco sencillos pasos y sin obras

  • El salón es la zona más visible y vivida de la casa
  • Una tarea que se va posponiendo por pereza a hacer grandes obras
  • Cambiar el estilo se puede conseguir con pequeños cambios decorativos
Dreamstime.
Madrid

El salón es la zona más visible y vivida de la casa, y es por ello que muchas personas han pensado alguna vez en renovarlo. Sin embargo, es una tarea que se va posponiendo por pereza a hacer grandes obras, por pensar en el alto desembolso que puede suponer, o por no tener claro lo que se quiere hacer.

No obstante, cambiar el estilo del salón no tiene por qué implicar tanto tiempo y esfuerzo, sino que se puede conseguir en poco tiempo, con pequeños cambios y obteniendo increíbles resultados. Para lograrlo, Cement Design nos facilita cinco sencillos pasos para renovar el salón de forma fácil y sin obras.

Las paredes

Si quieres dar otro estilo a tu casa y que esta cobre vida, una buena opción es cambiando las paredes. Si quieres despedirte del famoso gotelé, una opción rápida y sin obras son los revestimientos de cemento decorativo que se aplican directamente, sin necesidad de retirar el material de base. 

Cambiar el estilo de los muebles

No solo puedes dar un nuevo aire a las puertas o las paredes, sino también el resto de muebles de la casa. Saca tu lado más creativo, compra la pintura necesaria y píntalos. De una cómoda marrón oscura que ya no te gusta puedes conseguir una blanca que dé luz a la habitación. De este modo, además de conseguir un espacio renovado, se contribuye a generar menos residuos. 

Apuesta por las alfombras

Las alfombras aportan calidez a la estancia. Busca una alfombra que se adapte a tu gusto y a la medida del salón y verás cómo da un toque especial. Algunas personas decoran sus salones con alfombras compradas en otros países como Marruecos, Turquía o Grecia, lo cual es aún más personal y único.

Las puertas

Las puertas son imprescindibles en una casa y, aunque no lo parezca, aporta mucho en su estilo. Por ello puedes solucionarlo con pintura a la tiza, o si cuentas con un poco más de presupuesto puedes renovarla con la ayuda de un carpintero que te asesore según el grosor y la altura.

Termina con la decoración

Agrupa los detalles decorativos que tengas y cámbialos por otros nuevos. También puedes hacerlos tú mismo. Ten en cuenta no solo el estilo, sino también si lo quieres minimalista o que el salón esté recargado. Una vez definido el estilo, lánzate a por piezas exclusivas que se ajusten a lo que buscas.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
retro
A Favor
En Contra

Me encanta como ha quedado!!, al final todo lo retro vuelve!!, estupendo artículo

Puntuación 0
#1