Status

La aventura culinaria de Romain Fornell o cómo gestionar que alguien mee en la caja de los bogavantes y ganar una estrella Michelin

  • Fue el chef galo más joven en ganar una estrella Michelin, a los 22 años
  • Escribe su primer libro, en el que alterna recetas y episodios hilarantes
Romain Fornell, el chef francés más joven en ganar una estrella Michelin. Imagen: Planeta Gastro.

Ganó su primera estrella Michelin a los 22 años semanas después de dejar el restaurante por motivos económicos. Era el chef francés más joven en conseguir aquel logro y fue capaz de renunciar a volver a aquella cocina en la que horneó su éxito pese a las continuas súplicas del empresario que le dejó ir. Así se las gastaba Romain Fornell, un cocinero prodigioso y temperamental que había dejado el colegio a los 15 años y que a los 20, según sus propias palabras, era "un hijo de puta".

A cualquier otro chef veinteañero le hubiera parecido un suicidio no regresar al restaurante en el que había ganado su primera estrella. Pero el enfant terrible de la cocina francesa, lleno de orgullo, osadía y ganas de aventura, había descubierto Barcelona y deseaba volver a construir un nuevo éxito. 

En su primer día en el Ritz de Barcelona, se encontró a un tipo borracho meando en la caja de los bogavantes. A punto de explotar, otro compañero le advirtió: "No le digas nada, que es sindicalista"

Lo hizo en las cocinas del entonces Hotel Ritz, que recuerda como un auténtico infierno: en su primer día, se encontró en la cocina a un tipo borracho meando en la caja de los bogavantes. A punto de explotar, otro compañero le advirtió: "No le digas nada, que es sindicalista". 

El episodio, que revela junto a otras muchas anécdotas canallas e insólitas de su vida en el libro Chef (Planeta Gastro, 2021) no le impidió ganar su segunda estrella Michelin tres años después, con un nuevo hito: era el primer cocinero galo en haber conseguido una estrella en Francia y otra, en España. 

Capuccino de lentejas, tartar de buey y vichyssoise en bloque de hielo, platos emblemáticos de 'Chef'.

Alternando páginas con sus recetas más espectaculares y recordadas (la vichyssoise servida en un bloque de hielo que consiguió gracias a un aburrido empresario catalán), Fornell repasa los momentos que le han forjado como virtuoso de los fuegos sin pelos en la lengua ni arrepentimientos, caiga quien caiga, consciente de que más de uno querrá estrangularle tras verse inmortalizado entre sus recuerdos escritos. 

Chef no es, por tanto, un libro de recetas al uso. Además de conocer los secretos de los mejores platos de Fornell (el capuccino de lentejas, los macarrones rellenos de pollo, bogavante y foie, la lubina con emulsión de piparras, la tarta de limón crujiente), el maestro galo afincado en Barcelona ofrece un divertidísimo y ameno relato de sus vivencias y de su manera de entender el arte culinario con un savoir faire lleno de orgullo francés.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

YO ESTARÍA EN CANTADO DE GESTIONAR QUE UN PERRO SARNOSO DEFECARA SOBRE LA COMIDA QUE SE FUERA A COMER ZAPA TERO

Puntuación -2
#1