Status

¿De qué elementos y en qué proporción debe estar compuesto un plato nutricionalmente completo?

  • El 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud
  • Entrevista con Miren Airbe, asesora culinaria de Florette
Dreamstime.
Madrid

El 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, una efeméride que se celebra desde el año 1948 para celebrar la fecha en la que se fundó la Organización Mundial de la Salud. Desde que estalló la pandemia sanitaria del coronavirus, este término ha tomado -si cabe- más importancia, y son muchas las personas que se han planteado un nuevo estilo de vida para conseguir un sistema inmunológico más fuerte. Descansar correctamente, hacer deporte, cuidar nuestro tiempo de ocio y tener una alimentación equilibrada y saludable son algunas de las patas fundamentales para lograrlo. En este sentido, y haciendo honor al último punto, Miren Airbe, asesora culinaria de Florette, cuenta en una entrevista con Status la fórmula nutricional para llevar un estilo de vida saludable, y hace hincapié en la necesidad de consumir, diariamente, varias raciones de frutas y verduras, ya que aportan numerosos beneficios al organismo como prevenir enfermedades como las cardiovasculares o contribuir a la buena salud de la piel y la vista.

¿Qué tipo de enfermedades o problemas de salud se pueden ayudar a prevenir gracias al consumo de frutas y verduras?

Las frutas y verduras son alimentos muy ricos en todo tipo de nutrientes. De hecho, la Organización Mundial de la Salud recomienda incluir al menos 400 gramos diarios como parte de una dieta saludable baja en grasas, azúcares y sodio para reducir el riesgo de enfermedades, como por ejemplo las cardiovasculares.

Las propiedades antioxidantes, presentes en las vitaminas A, C y E y en los betacarotenos, hacen que el consumo de verduras como el brócoli, la zanahoria o el calabacín ayuden a proteger al cuerpo limitando el daño causado por las toxinas ambientales (tabaco, rayos ultravioletas). Además, las frutas y verduras son un aliado perfecto para prevenir la obesidad puesto que son alimentos muy bajos en grasa y con un alto contenido en potasio, que ayuda a eliminar el exceso de líquidos. Igualmente, alimentos como la lechuga o la espinaca contienen propiedades que aportan hidratación y vitaminas que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y evitar posibles complicaciones con la visión como el síndrome del ojo seco.

Además de aportar beneficios físicos al organismo, ¿también ayudan a mejorar el estado de ánimo?

Siempre solemos asociar la salud al bienestar físico pero nuestro estado de ánimo también influye para tener un cuerpo sano. Al igual que el consumo de frutas y verduras ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, problemas de visión y a mantener una piel sana, también contribuye a mejorar el bienestar mental.

Para un buen funcionamiento de nuestro cerebro y sistema nervioso, es clave consumir aminoácidos, esenciales para fabricar serotonina, la conocida como hormona de la felicidad. Estos compuestos ayudan a reducir la ansiedad y se encuentran presente en alimentos como el brócoli, la espinaca o la remolacha.

¿De qué elementos y en qué proporción debe estar compuesto un plato nutricionalmente completo?

Para elaborar un plato nutricionalmente completo debemos tener siempre presente la fórmula 50-25-25: un 50% del plato debe estar compuesto por vegetales, un 25% por carbohidratos y el cuarto restante por proteínas de calidad. Así, podemos elaborar desde un plato combinado compuesto, por ejemplo, la mitad de brócoli, un cuarto de pechuga de pollo a la plancha y el resto arroz, o podemos dejar volar nuestra imaginación con recetas más elaboradas que combinen a la perfección estos porcentajes. 

Sin embargo, y a pesar de que son muchas las ideas rápidas y sencillas de elaborar platos saludables, no siempre se dispone del tiempo suficiente para invertir en la cocina.

Ideas de recetas originales y sabrosas con vegetales, más allá de las cremas o verduras hervidas o a la plancha

Si por algo destacan los vegetales es por su versatilidad. Al cocinar estos ingredientes siempre pensamos en las formas más habituales: al vapor, a la plancha o al horno, pero la realidad es que existen muchas formas de elaborarlos. Además, se pueden combinar con casi cualquier ingrediente y quedan platos de lo más sabrosos y sorprendentes.

Así, puedes optar por una deliciosa ensalada con un toque innovador mezclando una bolsa de Primeros Brotes con bolitas de foie y cebolla crujiente, naranja y finas láminas de remolacha, todo aderezado con aceite de oliva virgen, zumo de naranja, sirope de agave y sal. Si disfrutas elaborando platos en la cocina, puedes incluir en una quiche ingredientes como el tomate y las acelgas o hacer un exquisito ceviche de langostinos con aceite de berros. Para este plato hay que pelar y cortar los langostinos y, junto a la cebolla morada cortada muy fina y el maíz frito, se marina con ají, cilantro, sal y zumo de lima. Mientras la mezcla adquiere todos los aromas, se tritura media bolsa de berros de Florette con aceite de oliva hasta obtener una mezcla homogénea para aliñar el ceviche.

Ahora que comienza el buen tiempo, una receta muy fresca y sencilla de elaborar es un gazpacho de melón y canónigos. Para ello necesitas mezclar en un vaso para batir trocitos de melón, cebolleta cortada en juliana, pepino sin la piel cortado en cubos, pimiento verde, un poco de pan de molde y canónigos. Después, se añade aceite de oliva, un poco de vinagre y sal y se tritura la mezcla hasta que tenga una textura suave y lisa.

Otra idea, que además de sabrosa es muy divertida para elaborar en familia, son unos ricos crepes de espinacas. A la receta clásica de la masa de crepes -huevos, harina, leche y sal– se le añaden espinacas y se tritura la mezcla hasta obtener una masa ligera con un atractivo color verde. Después, se cocinan en una sartén a fuego medio y se rellenan al gusto, por ejemplo, con salmón ahumado, pollo o champiñones.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin