Status

Los mejores paisajes primaverales para disfrutar de la Isla Bonita

  • Como cada año La Palma deslumbra son su inmenso jardín silvestre en primavera
  • Lugares únicos en la Isla Bonita donde se hace patente la grandeza de la Madre Naturaleza durante esta época
  • La propia orografía de la isla permite la entrada del sol durante todo el día
Madrid

Con un ambiente primaveral durante todo el año, gracias a sus estables temperaturas, en La Palma es posible disfrutar de sus playas y costas incluso en casi cualquier época del año. Y es que, pese a ser la isla de los microclimas, con vientos alisios, lluvia e incluso nieve en algunas épocas del año, el sol es el protagonista indiscutible durante todo el año.

Pero es en la época primaveral, cuando algunos de sus paisajes nos ofrecen estampas y matices únicos que merecen una visita tanto si eres fotógrafo experto como si estás deseando contagiarte por la magia primaveral. La luz y luminosidad de la isla son dos elementos clave que cualquier visitante ha podido disfrutar. La propia orografía de la isla permite la entrada del sol durante todo el día, brindando amaneceres y atardeceres inolvidables.

Pano Cumbre

La Palma, Reserva de la Biosfera, puede presumir de un paisaje excepcional, moldeado durante años por la propia Madre Naturaleza, con joyas poco masificadas que bien merecen ser visitadas durante esta época del año.

El Paso, esplendor primaveral

Uno de los municipios palmeros donde mejor podremos ver la majestuosidad de la primavera es El Paso, ubicado en los altos del Valle de Aridane. Municipio-cuna de la seda, este lugar acoge espectaculares vistas, densos pinares, almendros y varias de las mejores rutas de senderismo de la isla.

El Paso

Situado en el mismo centro de la isla, El Paso tiene el privilegio de albergar el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, lleno de impresionantes paisajes con una gran diversidad de especies vegetales y animales.

La geología encuentra aquí también su máxima expresión y originalidad en este espectacular paisaje en forma de caldera. El Parque Nacional Caldera de Taburiente impresiona nada más poner un pie allí. En él se pueden realizar diversas actividades, desde senderismo hasta observar el cielo por la noche, e incluso practicar acampada.

Llanos del Jable

El gran bosque de La Palma

La primavera también deslumbra en uno de los bosques más espectaculares de todas las Islas Canarias. El Bosque de los Tilos es un impresionante bosque de laurisilva situado en el municipio de San Andrés y Sauces.

Además de la presencia de estos antiguos árboles, también se pueden encontrar viñátigos, palos blancos, laureles, acebiños, barbuzanos, madroños, peralillos, fayas, brezos y extraordinarios helechos gigantes, entre otras especies. Toda una explosión de biodiversidad que se puede disfrutar con algunas de las rutas de senderismo disponibles.

Tal es la belleza de este paraje natural, que incluso este bosque ha sido escogido como localización en el rodaje de varias películas y ficciones como por ejemplo la serie de la plataforma Netflix "The Witcher".

Tocar la primavera desde el cielo

La Palma es una de las islas con mayor desnivel del mundo, en donde podremos pasar del nivel del mar a a estar a 2.400 metros de altura en el Roque de los Muchachos, su punto más elevado.

Gran Tecan

Las vistas desde su mirador son realmente impresionantes. Desde aquí, no solo se puede admirar la caldera volcánica de 1.500 metros de profundidad cubierta de árboles, sino también, en días despejados, las islas de Tenerife, La Gomera y El Hierro asomando sobre el mar.

En esta cima, poblada de flores dependiendo de la época, se puede disfrutar también el fenómeno conocido como mar de nubes, creado como consecuencia del encuentro entre los vientos alisios y las altas montañas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.