Status

10 consejos para mejorar la calidad de nuestro sueño en vacaciones

  • Es preciso dormir al menos 7,5 horas diarias para que nuestro organismo se regenere
Dreamstime.
Madrid

Hogo, la empresa española especializada en sistemas de descanso, propone dedicar un tiempo a su cuidado en estos próximos días festivos que se avecinan. Su coach del sueño, Natán Arija, pone en valor la importancia de un sueño de calidad, al ser el momento en el que se producen las funciones regenerativas del organismo y, asimismo, promueve una serie de consejos de fácil aplicación para lograrlo.

Condicionantes como el estrés, la ansiedad o las prolongadas jornadas laborales frente a los ordenadores se han intensificado con motivo de la pandemia. Arija apunta que hasta las horas de ocio se pasan ante el televisor o consultando las RRSS en dispositivos electrónicos, lo que estimula la mente y dificulta el descanso. "Si no se consigue tener un sueño profundo diario de entre 7,5 y 9 horas, nuestro cuerpo no funcionará a su máximo rendimiento: se debilita el sistema inmunológico, se pueden tener desequilibrios hormonales, altos niveles de cortisol (hormona del estrés), o menor producción de melatonina (hormona que regula el sueño), lo que provocará que los procesos de envejecimiento, tanto mental como físico, se aceleren", según Arija.

Con motivo de las vacaciones de Semana Santa y como expertos en descanso y consultores del sueño, desde Hogo lanzan un mensaje positivo a las personas con problemas de insomnio para que no pierdan la esperanza y aprovechen estas fechas para adoptar hábitos que ayuden a dormir y sentirse mejor. El experto Natán Arija enumera diez recomendaciones que han mostrado ser útiles y prácticas para disfrutar de un necesario y completo descanso:

Pensamientos positivos

Si tenemos una buena actitud frente a la vida e intentamos buscarle el lado bueno a lo que nos sucede, estaremos tranquilos y esa serenidad nos ayudará a mantener los niveles de cortisol a raya.

Párate a meditar

Tan solo cinco minutos de meditación al día pueden cambiar tu perspectiva y ayudarte a relajar y centrarte en el momento presente. Iníciate en esta práctica o respira profunda y conscientemente dos veces al día (al despertarte y acostarte, por ejemplo) en estos días festivos.

Contacto con la naturaleza

Sacar provecho del buen tiempo para salir a caminar por entornos naturales, recargarte de iones negativos y, siempre que sea posible, descalzarse y pisar directamente con tus pies el césped, la tierra o la arena para cargarte de los electrones de la madre naturaleza, un gran antioxidante para el cuerpo.

El rico Sol

El astro rey es un antidepresivo natural y un revitalizador de reservas de vitamina D. Con 20 minutos de sol directo al día experimentarás un mejor sueño. Si vas a exponerte más de 30 minutos, no olvides protegerte con un sombrero y protector solar para evitar los efectos secundarios.

Disfruta con tus familiares y amigos

Está demostrado que las personas que se sienten acompañados tienen niveles más bajos de cortisol, lo que beneficia el descanso. El paseo propuesto anteriormente, si se hace con compañía será más completo y sentará mejor aún.

Ejercicio físico

Aprovecha estos días para realizar alguna actividad física que disfrutes haciendo. Está comprobado que las personas que hacen ejercicio moderado todos los días tienen una mejor calidad de sueño.

Aliméntate bien

Comer saludable y ligeramente dos horas antes de ir a la cama, así como evitar las bebidas alcohólicas en exceso y limitar el consumo de cafeína sobre todo seis horas antes de dormir serán elementos que ayudarán al descanso.

Aparatos electrónicos

Intenta alejarte lo máximo posible de televisores, tabletas, ordenadores o teléfonos en las horas previas a ir a la cama. Estos aparatos inhiben la producción de melatonina y cuando llega la hora de dormir, no tenemos sueño.

Rutina de sueño

Intenta acostarte y levantarte a la misma hora, aunque estés de días libres. Si es posible, despiértate a la misma hora que debes hacerlo cuando trabajas e intenta mantenerlo en el tiempo. Esto hará que se regulen tus ciclos circadianos y puedas tener una mejor calidad de sueño.

Adecuar el espacio y tu bienestar antes de acostarse

Recurrir a materiales naturales para la ropa de cama y colchón, mantener la temperatura de la habitación entre 18 y 20 grados, que se encuentre totalmente a oscuras, apagar el Wifi y activar el modo avión de los móviles son las últimas recomendaciones previas a la hora de acondicionar tu lugar de reposo. Por tu parte, dúchate justo antes de ir a la cama con agua calentita o elige pijamas de fibras 100% naturales (idealmente de algodón) para estar listo y descansar hasta el próximo día.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin