Status

Un recorrido por los mejores sitios para ver atardecer en España

  • El atardecer posee unos encantos que atraen a los seres humanos
  • Son un atractivo turístico en sí mismo a la hora de preparar un viaje
Formentor, Mallorca.
Madrid

Quizá por su fugacidad, quizá por la tonalidad ocre de los rayos de sol, quizá por la atmósfera que se respira en ese momento preciso del día… son muchas las razones que existen para ser un amante de los los atardeceres, pero si hay algo claro es que son un atractivo turístico en sí mismo a la hora de preparar un viaje. Hay quien recorre cientos de kilómetros solo para deleitarse con el mejor crepúsculo de la zona, ¿pero cuáles son realmente los mejores sitios para ver atardecer en España?

Civitatis, la empresa líder en la venta de visitas guiadas, excursiones y free tours en español, ha preparado un listado que recoge los mejores sitios para ver atardecer en España.

1. Las Médulas (León)

Hispania fue una de las provincias más importantes para que Roma alcanzase su máximo esplendor allá por el siglo II d.C. Dentro de este apogeo, las minas que nutrieron de oro las arcas del Imperio tuvieron un papel importantísimo a nivel histórico, y una de las más destacadas fue la de Las Médulas, en la provincia de León.

A pesar de esta enorme relevancia histórica, el atractivo de estas minas no se reduce a su papel en el tablero económico romano: basta con asomarse a uno de sus miradores para enamorarse de sus paisajes. Es precisamente al atardecer cuando su belleza natural alcanza su máximo exponente, generando un paisaje onírico en el que el color las montañas arcillosas y los bosques de castaños suponen un auténtico regalo para la vista.

2. Finisterre (La Coruña)

El lugar donde creían hace siglos que acababa la Tierra es también uno de los mejores sitios para ver atardecer en España. Su ubicación en la parte más occidental de la Península Ibérica y su entorno pedregoso, tranquilo y casi mágico hacen de este cabo un lugar ideal para enamorarse del crepúsculo, bien sea sentado en las rocas al pie del faro o bien sea disfrutando de un paseo en barco por el Atlántico.

3. Mirador de San Nicolás (Granada)

De este mirador y su puesta de sol se dice que enamoró Bill Clinton allá por 1997 (aunque hay quien dice que en verdad lo hizo del vecino mirador de San Cristóbal). Lo que está claro es que, aunque el astro rey no se esconda precisamente tras la Alhambra, sus rayos somnolientos sí que tiñen de un color aún más impresionante al monumento más famoso de Granada. No en vano, a la hora del atardecer el Mirador de San Nicolás está siempre abarrotado de turistas y locales que no quieren perderse por nada del mundo este espectáculo. Como contrapunto, resulta curioso estar justo al otro lado del mirador (es decir, desde el recinto de la propia Alhambra) para admirar desde lejos esta enorme cantidad de personas disfrutando al unísono del atardecer.

4. San Juan de Gaztelugatxe (Vizcaya)

No es que San Juan de Gaztelugatxe necesite de atardeceres para atraer a miles de turistas (y más, después de Juego de Tronos), pero nunca están de más. Conforme el sol se pone tras el horizonte del mar Cantábrico, este espectacular monumento que aúna naturaleza y mano del hombre adquiere unas cotas de belleza difíciles de imaginar en otros horarios. Una auténtica joya a menos de una hora de Bilbao.

5. Cabo de Formentor (Mallorca)

Cuando un atardecer se convierte en uno de los símbolos de la isla, es que no estamos ante uno cualquiera. Así, el Cabo de Formentor, en Mallorca, está considerado desde hace varios años como uno de los atardeceres más bonitos del país. Su faro decimonónico y sus increíbles vistas que combinan a la perfección mar y montaña hacen que la sinuosa carretera hasta llegar a este cabo merezca y mucho la pena.

6. Templo de Debod (Madrid)

Ante la pregunta de cuál es el mejor atardecer de Madrid, la gran mayoría de madrileños dirá que el del Templo de Debod. Junto a este espectacular edificio de más de dos milenios de antigüedad se disfruta de un skyline sorprendente para ser la capital de España: la inmensidad del verdor de la Casa de Campo, aderezada por una magnífica visión panorámica de la Catedral de la Almudena, el Palacio Real o el Parque de Atracciones.

7. Parque Natural de la Albufera (Valencia)

A veinte kilómetros del centro de Valencia se encuentra el Parque Natural de la Albufera. Allí no se disfruta solamente del lago más grande de España, de su fauna y flora autóctona o de edificios del siglo XVIII. Esta enorme laguna ofrece a todos sus visitantes uno de los atardeceres más espectaculares del país, donde el sol se refleja sobre sus aguas saladas mientras las aves de la zona acompañan al espectáculo.

8. Faro de Cavalleria (Menorca)

Al norte de Menorca se encuentra el Cabo de Cavalleria, uno de los enclaves naturales más impactantes de la isla. Allí es posible vivir un atardecer único junto al faro más antiguo de la zona, rodeado por una naturaleza tan salvaje como cautivadora.

9. Búnkers del Carmel (Barcelona)

Como su propio nombre indica, los Búnkers del Carmel tuvieron en origen un papel militar. Hoy, afortunadamente, este rol ha evolucionado hasta convertirse en uno de los lugares más animados de Barcelona y, por supuesto, uno de los mejores miradores de la Ciudad Condal dada su altitud y su perspectiva de prácticamente 360 º. Esta amplitud de miras lo convierte también en un punto ideal para disfrutar del atardecer en Barcelona.

10. Monte Igueldo (Guipúzcoa)

La Playa de la Concha es una de las imágenes más icónicas no solo de San Sebastián, sino de toda España. Rodeada por elegantes edificios de la Belle Époque, esta bahía se encuentra flanqueada por los montes Urgull e Igueldo. Precisamente desde este último (aunque el primero es una buena alternativa), los atardeceres son inolvidables. Un plan ideal para disfrutar de una puesta de sol mágica es acercarse a conocer con anterioridad el famoso Peine del Viento, la obra de arte más famosa de la ciudad.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin