Status

Cinco razones por las que deberías elegir siempre frutas y verduras de temporada

  • Actualmente, podemos encontrar cualquier ingrediente sea cual sea la temporada
  • Esto hace que nos hayamos olvidado de lo perjudicial de este sistema
  • Elegir fruta y verdura de temporada es más sostenible, económico y saludable.
Dreamstime.
Madrid

En estos días de prisas y modas culinarias pasajeras en los que en el supermercado podemos encontrar cualquier ingrediente, no nos paramos a pensar a la hora de comprar cuáles son los alimentos en temporada. Nos hemos acostumbrado tanto a la amplia oferta y a los ritmos acelerados que olvidamos cocinar con tradición. Sin embargo, elegir fruta y verdura de temporada es apostar por un mundo más sostenible, económico y saludable. En este sentido, Cocopí, plataforma que sirve platos de comida recién hecha a domicilio, realiza un recorrido por los cinco beneficios principales de consumir alimentos de temporada:

1. Su consumo contribuye a cuidar al medio ambiente.

Al forzar la producción de alimentos que no son aptos para las condiciones climáticas del momento, se utilizan fertilizantes que dañan considerablemente el ecosistema. Hoy en día conseguimos en invierno frutas de verano y viceversa gracias a la importación de las mismas, algo que lleva asociado una gran huella de carbono y por ende, un elevado impacto ambiental.

2. Ayuda al desarrollo de la economía local

Los alimentos de temporada son aquellos que se cultivan y producen cerca de nuestro lugar de residencia, con las mismas condiciones medio ambientales y sin necesidad de importación extranjera. De esta forma, priorizar los productos de estación fomenta el desarrollo y la economía de los productores locales, al mismo tiempo que favorece el crecimiento social y económico de nuestro país.

3. Nos aportan los nutrientes que necesitamos

Según la estación, nuestro cuerpo demanda determinados nutrientes para hacer frente a los agentes externos y comiendo alimentos en temporada estarás ofreciéndole a tu organismo justo los que más necesita. Por ejemplo, los alimentos de verano tienen mucha vitamina A y presentan un alto contenido acuoso, siendo ideales para proteger la piel frente al sol y favorecer la hidratación. Por el contrario, los alimentos de invierno son ricos en vitamina C y nos ayudan a compensar la falsa de sol y a reforzar las defensas.

4. Ayudan a prevenir enfermedades

Un estudio publicado en Public Health Nutrition afirma que comer vegetales de invierno produce mayor protección frente al cáncer y comer hortalizas de verano previene las enfermedades cardiovasculares, por lo que siempre conviene aprovechar los alimentos de temporada para proteger la salud de diferentes enfermedades.

5. Su mejor sabor, aroma y color nos ayuda a consumir suficiente fruta y verdura

Los alimentos de estación tienen un mejor sabor, su aroma es agradable y generalmente son mucho más sanos y atractivos a la vista. Además, su frescura e intensidad de color hacen que nos apetezca más consumirlos, obteniendo un extra de beneficios y siendo más fácil llegar al consumo mínimo recomendado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.