Status

Iconos de la moda: Stephen Sprouse, el diseñador que llevó el estilo 'punk' a las clases altas

  • Su obra se inspiró en la vida urbana de los barrios de los años setenta y ochenta
  • En 1984 recibía el premio CFDA al Mejor Diseñador Nuevo
  • En 2001 diseñó el famoso bolso grafiti de la mano de Louis Vuitton
Madrid

Stephen Sprouse (1953-2004) fue uno de los artistas más influyentes y revolucionarios del siglo XX, gracias a su apuesta por la moda underground para las clases más privilegiadas. Su obra se inspiró en la vida urbana de los barrios de los años setenta y ochenta, haciendo del grafiti su estampado más icónico.

En el año 1983 lanzó sus primeras colecciones, que consiguieron una gran cobertura de los medios de comunicación y grandes elogios por parte de la crítica gracias a su estilo totalmente innovador. Éstas solo se vendían en las mejores tiendas, como Bergdorf Goodman y Henri Bendel de la ciudad de Nueva York. Y en 1984, recibía el premio CFDA al Mejor Diseñador Nuevo. Sin embargo, en 1985, para la sorpresa de todos, Sprouse se declaraba en bancarrota y cerraba su marca homónima debido a diferentes problemas financieros.

En septiembre de 1987, tras varios intentos fallidos por retomar el negocio, Sprouse consigue el respaldo financiero del fabricante de muebles de alta gama Knoll International y abre dos tiendas: una de tres plantas en Wooster Streetm de Nueva York y otra, más modesta, en el complejo comercial Beverly Center de Los Ángeles. Durante estos años, el diseñador inspiró sus diseños en la estética punk inglesa e incorporó serigrafías de artistas como Andy Warhol o Kaith Haring. No obstante, debido a las bajas ventas y a problemas de producción, el creador vuelve a perder el apoyo financiero y tiene que cerrar de nuevo el negocio en 1988.

Los grandes almacenes Bergdort Goodman le darían otra oportunidad en 1992, ya que le contratan para diseñar una colección cápsula exclusiva para hombres y mujeres, compuesta por 32 piezas. Esta línea se diseñó cuidando el más mínimo detalle, al nivel de la alta costura, por lo que sus precios fueron extremadamente altos. Así, Goodman vendió esta colección durante dos temporadas, en 1992 y 1993, pero el éxito fue muy limitado.

En 2001 el diseñador vuelve a ver la luz de la mano de Marc Jacobs, quien le ofrece colaborar en la colección Primavera/Verano de Louis Vuitton. Fue en esta línea donde Sprouse diseñó los famosos bolsos grafiti, que se alzaron con un éxito inmediato, y que le permitieron diseñar posteriormente todo tipo de prendas para el emporio francés del lujo.

En 2004, cuando vivía uno de los mejores momentos de su carrera profesional, Stephen Sprouse moría de un ataque al corazón. Dos años más tarde, Marc Jacobs homenajeaba al diseñador en la colección de otoño/invierno 2006-2007 de Louis Vuitton, utilizando un estampado de leopardo que habían creado juntos y que aún no había visto la luz. Los fondos recaudados con las ventas de estas prendas fueron donados al fondo Stephen Sprouse de la New Yorks National Academy of Design.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin