Status

Apuesta vegana e influencers: así serán los nuevos modelos de negocio de la gastronomía post Covid-19

  • El coronavirus está suponiendo un golpe para el canal Horeca
  • Habrá nuevos modelos de negocio, canales de comunicación...
  • ...y una manera diferente de relacionarse con el cliente
Dreamstime.
Madrid

La gastronomía que llegue tras la Covid-19 será una gastronomía renacía y renovada. Los profundos cambios que la pandemia está suponiendo para el sector de la hostelería tendrá una continuidad cuando pase la crisis sanitaria. Nuevos modelos de negocio, canales de comunicación y una manera diferente de relacionarse con el cliente son elementos que han llegado para quedarse.

Aplus Gastromarketing, agencia de marketing especializada en el sector gastronómico en España, ha elaborado una lista que recoge algunos de esos nuevos modelos que triunfarán en la gastronomía post Covid-19. "El coronavirus está suponiendo un golpe para el canal Horeca y todo el mundo de la gastronomía. Pero siempre hemos sido un sector resiliente y de espíritu inquieto, y saldremos de este periodo renovados y con nuevos horizontes. Unos cambios que serán visibles en el futuro próximo, pero que ya se están modelando en estos momentos", señala Diego Olmedilla, presidente ejecutivo de Aplus Gastromarketing.

Apuesta por la alimentación vegana

Muchas marcas de retail y gran consumo están diversificando su portfolio con productos libres de proteína animal, para un mercado vegano en constante crecimiento. Es, sin duda, una de las tendencias de la alimentación y restauración del futuro inmediato cuya demanda aumenta cada vez más en nuestro país.

Hágaselo usted mismo

Como respuesta a una creciente cultura gastronómica, en los próximos meses y años vamos a presenciar la proliferación de las marcas DIY (Do it Yourself), que envían a los domicilios de sus clientes ingredientes brutos de calidad para que ellos mismos elaboren desde sus casas recetas como arroces, pan, pizza y platos exóticos o estofados tradicionales, y que puedan sentirse como auténticos chefs sin salir del hogar.

Consumo local y comercio de proximidad

La trazabilidad de los alimentos, y la importancia de primar un tipo de consumo local y de proximidad, tanto en tiendas como en restaurantes, va a ser otro de los rasgos que van a caracterizar el sector de la alimentación venidero.

Hábitos de consumo más europeos

La influencia europea de horarios más racionales y unos espacios para las comidas más frugales e informales llegará a España como una de las consecuencias de los cambios de la pandemia. El 'terraceo' todo el año o el coffe shop de café de especialidad, con opciones de comida, desayuno y merienda, serán otros de los hábitos de consumo que ya no van a desaparecer.

Confianza antes que sorpresa

Las experiencias memorables seguirán siendo determinantes para ganar y fidelizar a los clientes de los restaurantes. Solo que estas cambiarán de signo. Los usuarios ya no le darán tanta importancia al efecto 'WOW' y sí, en cambio, serán determinantes otros factores como la seguridad o la confianza. Los comensales post Covid-19 querrán sentirse en el restaurante que elijan para ir a disfrutar de una vivencia culinaria como si estuvieran en su propia casa.

Co-creación/Participación

Las experiencias participativas, en las que el comensal toma un rol activo en la vivencia, ganaran protagonismo en la gastronomía que viene. Experiencias en las que el usuario aparca su versión más pasivo para adoptar un rol activo, ya sea participando de algún modo en la elección de ingredientes, en la preparación de la receta, escogiendo el modo y momento de consumo o compartiendo la recreación y el relato posterior de la vivencia en sus redes sociales.

Factor digital

La gastronomía digital seguirá creciendo de manera imparable. En ese sentido, el consumidor buscará una experiencia online lo más rápida y satisfactoria posible. La interacción con los restaurantes pasará de ocasional y excepcional a ser casi diaria para encargar comida a domicilio, reservar mesa, recomendar, hacer un comentario o entablar un diálogo con las marcas de restauración. En ese marco ultra digitalizado, contar con un buen e-commerce y una web optimizada que mejore la experiencia del usuario, serán elementos imprescindibles para cualquier negocio de hostelería. También la experiencia en los procesos de venta y post-venta marcarán la diferencia en la elección de un producto/servicio gastro.

Influencers, a escena

La importancia del influencer como plataforma publicitaria continuará creciendo. Estas figuras acaparan un volumen cada vez mayor en el porcentaje de contenido online consumido, y son unos prescriptores para las marcas de gastronomía y restauración mucho más efectivos que cualquier canal promocional convencional. Los veremos crecer tanto en su vertiente especializada gastronómica como en la generalista.

Un trade más flexible

El Coronavirus ha cambiado muchas cosas, y una de ellas es la relación de los restaurante con las marcas. Los pedidos han visto cómo se reducía su tamaño, y la tendencia actual y futura es la de ir hacia pedidos menos masivos y mucho más flexibles y a la carta. El canal de distribución debe adaptarse y tanto distribuidores independientes como centros Cash & Carry deben convertirse en agentes facilitadores que permitan una mayor agilidad operativa a los negocios.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.