Status

Los 10 mejores lugares que ver en Gales, el lugar donde estudiará la princesa Leonor

  • La princesa Leonor cursará el Bachillerato Internacional en Gales
  • En cuanto se supo la noticia, las búsquedas de Gales se dispararon
  • 10 lugares que visitar en uno de los rincones más sorprendentes de Reino Unido
Conwy
Madrid

La semana pasada, la Familia Real develó que la heredera al trono de España, Leonor de Borbón, cursará sus estudios de Bachillerato en Gales. La noticia no solo ha generado un gran revuelo mediático, sino también un beneficio colateral para el turismo: en cuanto se supo del cambio de residencia de la princesa, las búsquedas de Gales se dispararon.

Por ello, Civitatis, la empresa líder en la venta de visitas guiadas, excursiones y free tours en español por todo el mundo, ha preparado un listado de los 10 mejores lugares que ver en Gales para la princesa Leonor o para cualquiera que se decida a visitar uno de los rincones más sorprendentes del Reino Unido.

1. Cardiff

Muy cerca de su centro de estudios Leonor podrá visitar Cardiff, la capital de Gales, que se destapa ante los turistas como una pintoresca ciudad portuaria con mucho que ofrecer. Entre sus lugares imprescindibles se encuentran el famoso castillo de Cardiff, su hermosa bahía, el Museo Nacional de Gales, el Millennium Stadium o el vibrante distrito de Mermaid Quay.

2. Parque Nacional Snowdonia

Si la princesa es amante de la naturaleza y quiere disfrutar de algunos de los paisajes más sobrecogedores del país, el Parque Nacional Snowdonia aparecerá irremediablemente en su agenda viajera. Esta región montañosa, localizada al noreste del país, contiene los picos montañosos más altos de Reino Unido fuera de Escocia. Un paraje natural excepcional en el que se pueden admirar el desfiladero de Nant Ffrancon Pass y los lagos Llyn Ogwen y Llyn Mymbyr, entre muchos otros lugares fascinantes. Además, el Parque Nacional Snowdonia alberga en su interior el monumental castillo de Caernarfonlas y las ruinas del castillo de Dolbadarn.

3. Península de Gower

De nuevo en el sur de Gales, un rincón imprescindible para cualquier turista es la península Gower. No en vano fue declarada en el año 1956 como Área de Belleza Natural Destacada: el primer lugar de toda Gran Bretaña al que se le otorgó este título. Esta es una de las zonas predilectas por los amantes de la naturaleza ya que cuenta con una gran variedad de rutas para practicar senderismo y con kilómetros y kilómetros de playas de arena blanca.

También cerca de la península de Gower se pueden visitar la impresionante bahía de Rhossili y la pequeña isla de Worm's Head, solo accesible durante la marea baja.

4. Conwy

Conwy es un pequeño pueblo medieval rodeado de altas murallas localizado entre el mar de Irlanda y el Parque Nacional Snowdonia, considerado por muchos como el municipio más bonito de Gales.

El principal atractivo de esta localidad es el castillo de Conwy, mandado construir por el rey Eduardo I de Inglaterra en el siglo XIII. Además, aquí podréis encontrar también la casa más pequeña de todo Reino Unido y un museo dedicado a la pesca del mejillón, típica de la zona.

5. Parque Nacional de la Costa de Pembrokeshire

Acantilados que quitan el hipo, pequeñas calas con mucho encanto y uno de los senderos más bonitos de todo Gales para descubrir su costa: así es el Parque Nacional de la Costa de Pembrokeshire. Otro de los grandes atractivos de esta zona es su fauna. Cada año los frailecillos acuden a esta zona para anidar y poner sus huevos. ¡Todo un espectáculo que Leonor podrá disfrutar durante los meses de primavera!

6. Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch

A pesar de lo que pueda parecer, no se trata de un error: Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch es uno de los mejores lugares para visitar en Gales o, al menos, uno de los más curiosos. Este pequeño pueblo cuenta con el topónimo más largo del Reino Unido y, por supuesto, con varios lugares en los que sacarse una fotografía de recuerdo con este impronunciable nombre que en galés significa "Iglesia de Santa María en la hondonada del avellano blanco cerca del rápido remolino de Llantysilio de la cueva roja".

7. Hay-on-Wye, el pueblo librero

Como buena estudiante de Bachillerato, Leonor tendrá que leer un sinfín de libros, y para ello no hay nada mejor que escaparse a Hay-on-Wye. Esta pequeña localidad ha impulsado desde finales de los años 70 la cultura y los libros como uno de sus principales atractivos turísticos. A día de hoy, decenas de librerías pintorescas pueblan las calles de su centro histórico que, además, cuenta con un interesante castillo (lo cual no es precisamente novedad en Gales).

8. Monmouth

Si no se dispone de mucho tiempo en Gales y se quiere disfrutar de esta nación de un modo concentrado, no hay nada más recomendable que pasar el día en Monmouth. Esta localidad medieval cuenta con todo lo que un turista espera de Gales: un castillo en ruinas, paisajes verdes, un pintoresco puente sobre un pequeño río… Aparte de esto, también presume de contar con el espacio escénico más antiguo de Gales: el teatro Savoy.

9. Parque nacional de Brecon Beacons

El Parque nacional de Brecon Beacons es, sin duda, uno de los mejores lugares que ver en Gales por su belleza natural. A lo largo de sus más de 1.300 kilómetros cuadrados es posible disfrutar de rutas de senderismo, así como de otros rincones fascinantes como grutas salvajes o cataratas. Como curiosidad, en este parque suelen realizarse maniobras de entrenamiento de los soldados de élite del Reino Unido por lo escarpado de su terreno.

10. Saint David's

Esta pequeña ciudad lleva el nombre del patrón de Gales, por lo que su relación con la religión es más que evidente. Además de su interés histórico y artístico, centralizados en su catedral, Saint David's es famosa en Gales por ser un destino ideal para surferos y por permitir el avistamiento de ballenas en el mar Céltico.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.