Status

Iconos de la moda: Lucile, la gran precursora del siglo XIX que sobrevivió al Titanic

  • La diseñadora fue una de las sobrevivientes del hundimiento del Titanic
  • Apostó por la liberación femenina diseñando prendas menos encorsetadas
  • Fue la primera diseñadora en organizar desfiles profesionales 'modernos'
Madrid

Pese a haber saltado a la fama por ser una de las sobrevivientes del Titanic, Lady Duff-Gordon (Londres, 1863 - Londres, 1935), conocida artísticamente como Lucile, ya ocupada un gran lugar en la alta sociedad de la época por lograr hitos tan importantes como ser una de las primeras mujeres (antes que Coco Chanel) en apostar por la liberación femenina, quitando los corsés y la ropa interior oprimente.

La madre de Lucile era modista, por lo que había estado desde siempre familiarizada con el oficio. En 1894 inauguró la Maison Lucile, en el corazón del West End de Londres, donde empezó a destacar rápidamente por su ropa interior -nada convencional por aquel entonces-, sus vestidos de té y de fiesta. Una de sus marcas personales era la elaboración de lujosas prendas de ropa con capas en tono pastel, con mangas anchas, muy ornamentadas, y ramos de flores bordados a mano, además de su apuesta por escotes más bajos y faldas más livianas.

El éxito de su propuesta hizo que la marca de Lucile se convirtiera en una de las primeras firmas de alta costura de alcance internacional, abriendo sucursales de su casa de modas en Londres, París, Nueva York y Chicago, donde vestía a la alta sociedad, la aristocracia, la realeza y actrices del cine mudo de la altura de Mary Pickford.

Y es que, además de su concienzuda apuesta por desquitar a la mujer de corsés y sus logros en la venta internacional, la diseñadora se labró el nombre de 'precursora' por mas hazañas, ya que fue también la primera en organizar desfiles de moda considerados 'modernos', formando ella misma a las primeras modelos profesionales.

Su hermana, la novelista de relatos eróticos Elinor Glyn, fue un gran apoyo para la diseñadora, ya que publicitaba mejor que nadie el negocio. Una profesión donde también Lucile se sentía cómoda, ya que escribía columnas de moda para periódicos como Harper´s Bazaar y Good Housekeeping.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin