Status

Las bebidas espirituosas reaccionan al auge del vino y la cerveza: llega el Beefeater y Ballantine's con la mitad de alcohol

  • La pandemia ha provocado una caída de ventas de espirituosos
  • Un descenso que se suma a una mala tendencia del sector
  • El consumidor prefiere bebidas menos alcohólicas para el ocio diurno
Madrid

El sector de las bebidas alcohólicas, ya sea de alta o baja graduación, ha sufrido una caída importante de ventas por el cierre de bares, restaurantes y discotecas fruto de las medidas de lucha contra la pandemia del coronavirus. Sin embargo, los productores de vino y cerveza pudieron capear mejor la crisis gracias al aumento del consumo en los hogares. Así, la distribuidora Pernod Ricard España ha presentado para este año 2021 una ambiciosa propuesta con la que pretende revolucionar el mercado de espirituosos con la creación de la categoría low- alcohol y el lanzamiento de dos nuevas referencias en ella: Beefeater Light y Ballantine´s Light, que tienen la mitad de alcohol.

El descenso de las ventas de bebidas espirituosas en España ha sido muy profundo en todas las categorías, como consecuencia de la crisis provocada por el coronavirus. La Federación Española de Bebidas Espirituosas publicó que sólo durante los cuatro meses de mayor incidencia de la pandemia (de marzo a junio 2020) las ventas de estas bebidas en la Hostelería cayeron un 83%. 

Este descenso de las ventas en el sector es lógico teniendo en cuenta los cierres y restricciones del sector de la hostelería y la estigmatización del ocio nocturno. Sin embargo, esta fuerte caída ha sido la estocada de un sector que lleva sufriendo caídas de ventas progresivas ante un consumidor que se decide por otras opciones menos alcohólicas como el vino, la cerveza y el vermú o cócteles con baja graduación como el Aperol Spritz. Incluso, el sector de las bebidas sin está teniendo un aumento de la demanda. 

Ante esta realidad, Pernod Ricard ha elegido a España como el primer país del Grupo para introducir las novedades de Beefeater Light y Ballantine´s Light y "dar respuesta a la creciente demanda del consumidor que pide alternativas con menor graduación y se mueve a un consumo más diurno, demanda actualmente solo cubierta parcialmente por la cerveza", explica la compañía en comunicado. La distribución de estas dos nuevas bebidas comenzará en el mes de febrero y su precio es de 13,55 euros para la ginebra londinense y de 12,45 euros para el whisky escocés.

Low-alcohol, una categoría que ha venido para quedarse

El lanzamiento de Beefeater Light y Ballantine´s Light supone una clara apuesta por responder a nuevas necesidades de consumo con innovación, atacando de forma directa a una tendencia en línea con el nuevo estilo de vida de los consumidores, orientados cada vez más a un consumo moderado y diurno.

Los datos muestran cómo actualmente los clientes de bebidas buscan un consumo social más moderado, suponiendo la "copa tranquila" de disfrute y relax un 27% de las ocasiones de consumo vs. el 18% en 2016 y aumentado la copa social en un contexto relajado, robando el espacio que deja la copa en momentos de alta energía normalmente consumida de noche, que cae 18 puntos (Estudio PRIME interno a Julio 2020, CDM).

Tanto por decisión personal como grupal, el consumidor busca un consumo más controlado, en línea con la tendencia healthy y natural en crecimiento constante, y lejos de la antigua forma de consumo más activa, tendencia que se ha visto además reforzada por la pandemia de la Covid-19 que ha aumentado la importancia de cuidar la salud en los consumidores.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin