Status

Cómo abrir la botella, cómo se conserva y a qué temperatura se sirve un auténtico champagne

  • La copa más recomendable para servir el champagne es la copa tulipán
  • El champagne se degusta idealmente a una temperatura entre 8 y 10°C
  • Ninguna cuchara ni remedio de la abuela permitirá conservarlo
Madrid

El vino espumoso, ya sea champagne o cava, son los protagonistas de estas fiestas. Es cierto que la costumbre lo posiciona al final de la cena, pero son el mejor aperitivo. A continuación, tiene las claves de cómo se debe tratar un champagne de la mano de Laurent-Perrier Grand Siècle.

Lea también: Nueve champagnes auténticos de todos los precios para brindar esta Navidad

Lea también: Guía de experto para comprar y comer caviar 'made in Spain' esta Navidad

El dilema a la hora de descorchar la botella

Los más finos abrirán la botella dejando escapar un ligero susurro. La botella se mantiene inclinada a 45 grados, cerca del pecho, con una mano sujetando el corcho con el alambre previamente aflojado, y la otra mano girando la base de la botella.

¿Copa 'Gastby' o flauta de toda la vida?

Admitimos que es fácil perderse entre el glamour de la copa 'Gatsby' y la flauta de toda la vida. La más recomendable es la copa tulipán: bastante parecida a la copa de vino, es ligeramente más estrecha. Su cáliz abombado permite que se expresen y se concentren los aromas. Es muy importante recordar que siempre se sujeta por el tallo para que la mano no temple el vino.

Abrir los aromas con la temperatura ideal

El champagne se degusta idealmente entre 8 y 10°C. 30 minutos en una cubitera con hielo y agua, o 4 horas en una nevera permitirán alcanzar la temperatura perfecta. En cambio, champagnes tan finos como Grand Siècle, que goza de más de 10 años de envejecimiento en bodega, se revelan con dos grados más, entre 10 y 12°C. De esta manera, se abren todos los aromas más complejos, en este caso de cítricos, frutas confitadas, pan de especias y miel.

Servir el champagne, o cómo convertirse en un maestro de destreza

Servir el champagne es un juego de destreza: la mano derecha inclina la botella sujetándola por la base, mientras que la mano izquierda inclina la copa.

Los secretos de la conservación del champagne

Una botella de champagne se conserva durante varios años en posición horizontal y en la oscuridad de una bodega a 10°C. Una vez abierta, ninguna cuchara ni remedio de la abuela permitirá conservar el champagne como un tapón hermético. Es tan fácil conservar la botella abierta como taparla con un tapón adecuado, y mantenerla en frío.

Inspiraciones para maridar el champagne

El champagne es un vino, por lo que es el compañero perfecto tanto de los aperitivos como del resto del menú. Grand Siècle, con su explosión aromática de cítricos, frutos confitados, pan de especias, y miel, maridará perfectamente en las cenas navideñas.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
pvallejuelo
A Favor
En Contra

En la forma de abrirla no estoy de acuerdo, infica sujetar el tapón y girar la botella, si a mi un camarero me hace eso ya puede traer otra y esa se la queda, pues al girar varias veces la botella se remueve el vino.

Puntuación 2
#1
Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Teniendo en cuenta la cantidad de alimentos 'artificiales' que consumimos (galletas, chocolates, pasteles, embutidos, etc etc) me pregunto qué importáncia tiene ésto

Puntuación 0
#2