Status

El nuevo rumbo 'online' de Sotheby's para mitigar el golpe del coronavirus

  • Entrevista con Aurora Zubillaga, directora general de Sotheby's España
  • La pandemia ha incrementado notablemente las subastas digitales
  • En 2019 la empresa vendió más de 250 millones de dólares online
Aurora Zubillaga, directora general de Sotheby’s España
Madrid

Su formación académica no está muy hilvanada con el mundo del arte, pero la práctica hace al maestro y no al contrario. Aurora Zubillaga, directora general de Sotheby's España, se decantó por el diseño de interiores y el diseño gráfico para seguir, de una manera menos "pesada", los pasos de la familia de arquitectos de la que venía. Tras varios años estudiando en Estados Unidos y España, y una vez sumergida en la carrera universitaria, comenzó a interesarse por el sector del arte; un mundo que había tenido siempre muy presente y al que se había sentido muy vinculada gracias, también, a sus progenitores. De esta manera, cuando acabó sus estudios, se marchó a Londres para realizar unos cursos de aprendizaje en Sotheby's, que significaron los primeros pasos de una exitosa trayectoria profesional que todavía dura.

Después de haber pasado por diferentes puestos y departamentos dentro de la casa de subastas, y haberse convertido en una de las principales expertas de este país en pintura española de los siglos XIX y XX, en el año 2010 Zubillaga era nombrada directora general de Sotheby's España, donde ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de este mercado, y ha llegado a estar involucrada en las mejores ventas de la categoría. Ahora, con el conocimiento que le otorgan sus muchos años de experiencia y con una pandemia mediante, cuenta en una entrevista con Status cómo han sorteado el golpe del coronavirus desde la empresa de la que forma parte, y cómo vislumbra el futuro del sector.

"Sotheby's ya había planeado una estrategia digital para este 2020. Teníamos la intención de programar un calendario adicional con subastas online mucho antes del estallido de la Covid-19. Sin embargo, desde el inicio de la pandemia, ese número de subastas ha aumentado significativamente, ya que los beneficios de las transacciones online se vuelven cada vez más evidentes en un espectro cada vez más amplio de vendedores y compradores", desarrolla la directora general. Desde el mes de marzo de este año, cuando comenzó la alerta mundial por el virus y el planeta se paralizó, Sotheby's ya tenía en marcha una serie de pujas virtuales para los meses venideros. Concretamente, realizó 14 subastas online en el mes de marzo, que supusieron un total de 26 millones de dólares (el doble del total para el mismo período del año pasado, y más del 25% del total anual de 2019), y 40 pujas entre abril y mayo, donde se incluyeron nuevas subastas semanales de relojes.

"Las ventas online han sido una parte importante y de rápido crecimiento del negocio de Sotheby's desde hace algún tiempo, con un número cada vez mayor de coleccionistas dispuestos a ofertar por lotes de alto valor", explica Zubillaga. Y es que, solo en 2019, Sotheby's vendió más de 250 millones de dólares en productos de bellas artes y lujo a los licitadores online, a través de una combinación de ventas presenciales y virtuales. De esta manera, en 2019 se lograron 80 millones de dólares en 9.000 lotes vendidos en 129 subastas online, un 55% más que en 2018, con múltiples obras vendidas por más de un millón de dólares. No obstante, el año 2020 y sus particularidades han impulsado aún más esta tendencia, ya que tan solo desde el período del 20 de marzo al 3 de mayo, Sotheby's realizó 31 ventas online, frente a las 13 de la misma fecha del año pasado, con una tasa promedio de venta del 81%.

Hitos online

En cuanto a sus hitos online, el récord lo tiene Contemporary curated, una extraordinaria colección de obras que abarca las últimas siete décadas de historia del arte, cuya subasta tuvo lugar el 21 de abril y acabó con una recaudación de 6,4 millones de dólares. Pero esta no ha sido la única venta destacada; Antipodal reunion, de George Condo, batió el récord de cualquier pintura vendida en cualquier subasta online con 1,3 millones de dólares.

Respecto a la estrategia que la empresa de subastas ha desarrollado para plantar cara a la crisis sanitaria y financiera actual, se trata, más bien, de continuar la línea que habían marcado desde antes de esta coyuntura, y ajustarse a las circunstancias que vayan sucediendo según el mes. "Las ventas online ya estaban establecidas en Sotheby's, así que lo que hacemos es centrar nuestros esfuerzos en esta área. Además, dependiendo de cómo se desarrollen los acontecimientos globales, vamos revisando nuestro enfoque. Con eso en mente, tomamos decisiones finales 30 días antes de cada evento, aproximadamente", completa la profesional.

Cambio de 'manos'

Fue el pasado octubre de 2019 cuando saltó la noticia. Tras 31 años trabajando como empresa pública, Sotheby's regresaba a titularidad privada a través de la compra por el multimillonario Patrick Drahi, fundador del grupo de telecounicaciones Altice, que adquiría la casa de subastas Sotheby's por 3.700 millones de dólares. Esta adquisición permitía al coleccionista de arte Drahi unirse al multimillonario francés Francois Pinault en la cima del mundo del arte, ya que el holding financiero de Pinault, Artemis, posee una participación mayoritaria en el rival de Sotheby's, Christie's. Esta venta supuso el regreso de Sotheby's a la propiedad privada, después de tres décadas cotizando en la bolsa de Nueva York.

Según relata Zubillaga, "este cambio de manos aún no ha supuesto cambios muy drásticos dentro de la empresa, pero todavía es pronto". No obstante, la directora afirma que pasar de ser una compañía pública americana, que cotizaba en bolsa y la cual tenía unos accionistas a los que hay que dar resultados, a ser una compañía privada, "propiedad de un empresario muy importante", ocasionará cambios irremediablemente. "El cambio más visible hasta ahora es la transformación hacia el mundo digital. Nuestro propietario viene del mundo de las telecomunicaciones y cree en el futuro de lo digital. Quiere expandir Sotheby's, hacerlo más accesible a un público mayor y la transformación creo que será positiva", añade.

No obstante, los cambios digitales que venían de la mano del actual propietario de la casa de subastas ya han podido medir su calidad frente a la covid-19, y los resultados han sido más que positivos, ya que han logrado adaptarse con rapidez a la nueva realidad con la consecución de buenas cifras. "Los grandes cambios siempre dan miedo, pero los modelos de negocio se tienen que ir renovando y creo que esto será lo que suceda con una casa de subastas que lleva liderando el mundo del arte desde 1744", remata.

Pese a que la sede principal de Sotheby's se encuentra en Nueva York (Estados Unidos), sus oficinas de New Bond Street, en Londres, siguen siendo uno de los puntos más relevantes en cuanto a volumen de negocio. La capital británica fue, precisamente, la que vio nacer en 1744 a la empresa de subastas, que comenzó cuando Samuel Baker presidió la liquidación de "varios cientos de libros valiosos y raros"en la biblioteca de John Stanley. La salida del Reino Unido de la Unión Europea es otro de los devenires políticosociales que ha tenido que sortear la empresa de Drahi. "El Brexit nos afectará. No sabemos aún muy bien cómo, porque todavía no ha pasado el suficiente tiempo, pero afectará porque es resulta algo inevitable. Aún no sabemos cómo va a funcionar el tema de las importaciones, aduanas, impuestos... pero no será, para nada, algo drástico", argumenta la directora general de Sotheby's España.

España y el arte

En cuanto a la situación y relación de España con el sector del arte, la experta asegura que este país ha sido siempre "más de compradores que de vendedores". España es heredera de grandes colecciones y goza de un patrimonio cultural muy rico. Por este motivo, "siempre hemos tenido mucho que vender", explica Zubillaga, y añade: "El sector de arte en España está mejorando, ya hemos superado las fronteras de vender y comprar de forma internacional vía online. El arte es una cosa emocional, no es una necesidad en sí, por eso tu corazón y tu mente tienen que estar en el momento adecuado para hacer ese desembolso económico. Por este motivo, cuando las cosas van bien, y las personas tienen tiempo y ganas de pensar en otras cosas, este sector tiene un mayor movimiento".

No obstante, además de la pura y mera pasión del coleccionista, el arte como valor refugio sigue siendo un término del que hablar. En tiempos de crisis aumenta la inversión en productos tangibles o intangibles que puedan aumentar su valía con los años. En este sentido, Zubillaga puntualiza que "el arte como valor refugio sigue siendo importante, pero esa palabra da un poco de miedo. Nosotros queremos transmitir el amor, la pasión por el coleccionismo a largo plazo. No intentamos conseguir clientes que compren hoy y que vendan la obra en menos de un año, no es nuestra misión. Lo que queremos es captar clientes jóvenes, que se formen y empiecen a coleccionar y conocer este mundo". Y es que, para la directora, invertir en arte es invertir en algo en lo que disfrutar, algo que puedes ver y tocar mientras lo tienes, algo "que te enriquece como ser humano".

En este sentido, parte de la estrategia de los últimos años también se ha basado en destinar esfuerzos para renovarse y atraer a un público más joven e inexperto, porque en ellos está el futuro. Así, para que los jóvenes se inicien, Sotheby's ha comenzado a diseñar catálogos online que puedan llegar a ellos de una forma más rápida y directa, así como a organizar subastas benéficas o almuerzos, cenas y cócteles con horarios españoles -y no europeos- para atraer a este segmento. "Es un trabajo continúo de inventar fórmulas y probar si funcionan. Nos hemos dado cuenta que si nos quedamos estáticos, perdemos. Hay que cambiar, avanzar e investigar cosas nuevas. Hay que adaptarse a los tiempos", reflexiona la directora general en España de esta casa de subastas.

Nuevos tiempos para las casas de subastas

"El cambio más visible hasta ahora es la transformación hacia el mundo digital. Nuestro propietario viene del mundo de las telecomunicaciones y quiere expandir Sotheby's, hacerlo más accesible a un público mayor, y creo que la transformación será positiva"

Sotheby's alcanzó un total de 4,8 millones de dólares en el cómputo total de todas las subastas celebradas en 2019, un año que coincidió también con su 275 aniversario. En total, la casa vendió más de 55.000 lotes en las más de 400 pujas celebradas tanto física como virtualmente en todo el mundo.

Entre todas las piezas subastadas, se lleva el récord la obra Meules, de Claude Monet, que llegó a los 110.7 millones de dólares en la subasta de Arte Impresionista y Moderno, que se celebró en Nueva York en mayo de 2019. Entre los hitos del último año, destaca también la venta de un wiskey Macallan de 1926, que se vendió en Londres por un valor de 1,9 millones de dólares. Así, el reloj legendario Space Traveler, de George Daniels, que fue comprado en 1892 para conmemorar el alunizaje de 1969, fue récord mundial en el sector relojero, llegando a los 4,6 millones de dólares.

Por su parte, la colección personal de Claude y François-Xavier Lalanne logró una venta de guante blanco de 101.5 millones de dólares, donde destaca un monumental rinoceronte de 1991, que alcanzó los 6 millones de dólares. En cuanto a subastas de joyas, la guinda del pastel se la llevó un brazalete de Art Deco hecho por Cartier en 1927, que alcanzó los 6.1 millones de dólares.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin