Status

Descubriendo a Alessandro Squarzi, el gurú italiano de la moda e icono de la elegancia en todo el mundo

  • El boloñés es considerado como el hombre más elegante del mundo
  • Su andadura en el mundo de la moda comenzó hace 35 años
  • Es el fundador de las firmas de moda Fortela y AS65
Alessandro Squarzi con una chaqueta de la colección Fay Archive, diseñada por él mismo.
Madrid

El estilo italiano es de sobra conocido en todo el mundo. Podría ser algo así como una mezcla de elegancia, extravagancia y descaro, aunque el resultado varía según la cantidad que inviertas de cada una de las partes. ¿Y qué hay del estilo Squarzi? El boloñés (Forli, Bolonia, 1965) ha sido considerado por el mismísimo Scott Schuman como el hombre más elegante del mundo, y a sus 55 años consigue convertir en tendencia todo lo que elige.

Figuras como Paul Newman, Steve McQueen o Ralph Lauren se encuentran entre sus muchos referentes, y combinando un poco de todos ellos consigue hacer único cada estilismo. Su andadura en el mundo de la moda arrancó hace 35 años, cuando empezó como vendedor en una tienda de ropa. Después se convertía en gerente y encargado de diferentes boutiques, hasta que años más tarde decidió especializarse en este sector.

Hoy es consultor de moda, coleccionista de ropa vintage (con más de 6.000 prendas en su archivo personal) y fundador de las firmas Fortela y AS65. Su nombre está tan vinculado al concepto elegancia que si se pregunta por él en países como Japón o Corea (grandes consumidores de moda italiana), le alzarán –en términos absolutos– como un icono de la sprezzatura (la palabra que utilizan los italianos para referise al estilo cool). No en vano en Milán y Florencia es siempre uno de los blancos favoritos de los fotógrafos que persiguen a los reyes del street style.

Para conocerle un poco más fuera de los focos, descubrimos que Squarzi tiene dos pasiones menos conocidas: su hija Allegra y el coleccionismo. Y es que, aparte de su colección de prendas vintage, posee un gran muestrario de bicicletas y automóviles, ya que, a su juicio, "el estilo siempre viene del pasado, tenemos que dar las gracias a nuestros abuelos por sus reliquias".

Este gurú de la moda nunca sale de casa sin tener los zapatos relucientes, y si le preguntamos por aquello que no puede faltar en su armario, responde sin titubeos: "Cualquier cosa que sea atemporal. La moda pasa, pero las prendas históricas y la elegancia siempre permanecen", argumenta, a la misma vez que incide en la importancia de ser "alguien real", es decir, ese tipo de persona que continúa fiel a un estilo propio y no se deja arrastrar por la masa. "No me gustan mucho las personas construidas, me encantan las cosas espontáneas, por eso pienso que una persona tiene que vestirse de acuerdo con su propio gusto y placer, no para complacer a otros", asegura.

De la misma manera, otra de sus apuestas infalibles es no dejarse llevar por las marcas en tendencia, esas que copan todas las portadas en momentos determinados. Y aunque parezca contradictorio, por ese mismo motivo, considera que siempre consigue estar al día de todo: "Sigo arraigado a mis principios, que son los clásicos, y no corro tras la moda. Yo no compro lo que es muy identificable. Y por ese mismo motivo, no uso logotipos, por lo que creo que siempre estoy actualizado".

Las redes sociales también son un terreno donde Squarzi se mueve como pez en el agua. Con más de 195.000 seguidores en su cuenta de Instagram, el empresario ha sabido sacar partido del escaparate que las nuevas tecnologías ofrecen, pues la forma de relacionarnos con el mundo de la moda a partir del nacimiento de figuras como los influencers se ha transformado en todos los sentidos. "El mundo ha cambiado. Antes, para estar al día, lo normal era hojear periódicos y revistas, pero hoy es posible tener una visión de 360 grados de todo lo que está sucediendo en el mundo gracias a internet", afirma.

Como todo lo que tiene que ver con rescatar la historia pasada resulta un buen motivo para él, la última colaboración en la que ha participado es con la emblemática firma italiana Fay, con quien el empresario ha elaborado en una colección especial de chaquetas: Fay Archive. "La marca, que tiene una gran historia que contar, me proporcionó un gran incentivo para expresar todo lo que puedo hacer", asegura.

Rebuscando en los archivos históricos de la firma, con la clara intención de rescatar el ADN de la misma, Squarzi ha diseñado una colección dual con piezas versátiles, que pueden ser adaptadas a las diferentes temporadas y temperaturas. Una vez más, un tributo a los diseños, estampados y colores de toda la vida con los que se siente tan identificado. "Si hoy en día la moda tiene muy poco estilo", asegura, "habrá que sacar partido de lo que ya está inventado".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.