Status

Cinco cosas que no debes hacer con la mascarilla si quieres que te proteja

  • El gran abanico de ofertas hace que a veces no usemos la protección adecuada
  • Es necesario tener el cuenta aspectos como el tejido, forma o durabilidad
  • Las mascarillsa caseras no están homologadas
Dreamstime.
Madrid

Cada día que pasa aprendemos algo más sobre las mascarillas, el gran aliado del 2020 y el complemento imprescinble. Sin embargo, el gran abanico de ofertas que existe de este artículo hace que, a veces, no utilicemos la protección adecuada, ya sea por su tejido, forma o durabilidad. En este sentido, la firma gallega Idawen desarrolla cinco claves imprescindible a tener en cuenta a la hora de usar la mascarilla.

Lea también: Las mascarillas FFP2, las mejores para la oficina y puesto de trabajo durante el estado de alarma

Lea también: Mascarillas higiénicas o quirúrgicas caseras de tela: qué tejido utilizar y el truco para comprobar si funciona

1- Utilizar mascarillas que no están homologadas.

Las mascarillas caseras no están homologadas, tampoco algunas de las que se venden en tiendas físicas o en internet. Es importante que leas las etiquetas y que solo utilices mascarillas que incluyan la regulación UNE 0065:2020 o la UNE0064-2020, en el caso de las higiénicas. La UNE-En 14683, en el caso de las quirúrgicas, y la UNE-EN-149, en el caso de las EPI.

2- Elegir mascarillas que dificultan la respirabilidad.

Es evidente que las mascarillas dificultan la respiración, pero no todas ofrecen el mismo índice de respirabilidad, algo importante, por ejemplo, a la hora de practicar deporte o incluso para personas que tienen de por sí algún problema respiratorio.

3- Llevar la mascarilla demasiado ceñida o, por el contrario, holgada, dejando zonas desprotegidas.

Es difícil dar con una mascarilla que quede perfecta, ni ceñida ni holgada, porque no es habitual encontrar diversas tallas y las medidas del rostro no son las mismas en todas las personas.

4- Elegir tejidos que no facilitan la transpiración y pueden incrementar los problemas en la piel.

El uso de la mascarilla está provocando diversos problemas en la piel como un aumento considerable del acné o de la dermatitis. Cuanto más transpirable sea el tejido, menos humedad habrá en el interior de la mascarilla y, por lo tanto, tu piel sufrirá menos.

5- Utilizar la misma mascarilla en todas las situaciones.

No es lo mismo viajar en transporte público, que pasear por la ciudad o el campo. Cuando no puedes mantener la distancia social es importante utilizar una protección mayor. Tal y como recomienda Jose María Lagarón, investigador el CSIC, las mejores mascarillas para interiores son siempre las FFP2, pues las quirúrgicas no son tan efectivas contra los aerosoles.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin