Status

La industria española se lanza al turismo espacial: llevará a 10.000 personas a la frontera del espacio

  • La empresa EOS-X Space alcanza la froterea del espacio en globo
  • Se verá la oscuridad del espacio y la curvatura de la Tierra
  • Los primeros vuelos de prueba están previstos para 2021
Madrid

Impulsada por un globo, una cápsula llevará a cinco pasajeros por vuelo en una experiencia que les permitirá ver la oscuridad del espacio, la delgada atmósfera azul y la curvatura de la Tierra a una altitud de hasta 40km. Esta es la propuesta de a la industria española EOS-X Space para entrar en la carrera del turismo espacial.

Los futuros pasajeros de EOS-X Space, que pretenden ser unos 10.000 personas en una década, viajarán en una cápsula presurizada, sin necesidad de traje espacial y sin aceleraciones importantes, lo que posibilitará disfrutar de esta experiencia sin una preparación física exigente. "La experiencia de los vuelos a gran altura ofrecidos por compañías como Blue Origin, Space X o Virgin Galactic dura solo unos minutos. Nosotros permitiremos a los pasajeros observar la curvatura de nuestro planeta en un viaje inolvidable durante horas", explica Kemel Kharbachi, fundador de EOS-X Space. "EOS-X Space posiciona a la industria española como líder en este segmento de turismo espacial", ha destacado Kemel Kharbachi, fundador de EOS-X Space.

La industria española al servicio de EOS-X

Ingenieros españoles con más de 30 años de experiencia en el sector aeroespacial, una compañía de ingeniería líder como CT Engineering y fabricantes y proveedores nacionales son los que están desarrollando el sistema de EOS – X.  Un proyecto tecnológico español cuenta también con los mejores socios tecnológicos internacionales.

"Nuestra misión es que el espacio se convierta en una nueva industria turística en sí mismo"

Así, la experiencia está liderada por Agora Next, especializada en impulsar proyectos de innovación turística y tecnologías disruptivas. Arthur D. Little, consultora estratégica global, actúa como socio de desarrollo, definiendo y gestionando el proyecto. Además, el proyecto cuenta con inversores de referencia internacionales de la industria turística y varios ventures como ITH Capital.

"Nuestra misión es que el espacio se convierta en una nueva industria turística en sí mismo. La fascinación por los vuelos espaciales es universal y a medida que desarrollemos la tecnología y nuevas infraestructuras habrá más oportunidades para que todos se involucren. La democratización está en el corazón de nuestro negocio y es lo que impulsará la nueva era del turismo espacial" detalla el fundador de la nueva compañía.

Experiencia pionera en el mundo

EOS-X Space tiene previsto su primer vuelo de prueba tripulado para el año que viene (#Mission2021) mientras que su primer vuelo comercial tendrá que esperar a 2023. La duración total de cada vuelo oscilará entre las 4 y 5 horas según las condiciones climáticas. Los sistemas de EOS-X Space permitirán que el aterrizaje de la cápsula se produzca en ubicaciones predefinidas en una distancia de hasta 200 km desde el punto de lanzamiento.

EOS-X contará con varias bases localizadas estratégicamente alrededor del mundo en 4 países de Europa, América, Oriente Medio y Asia. La ubicación final será desvelada próximamente.

Los pasajeros viajarán en una cápsula presurizada que contará con asientos ergonómicos y grandes ventanas panorámicas que permitirán la máxima visibilidad de la curvatura de la Tierra. La cápsula contará (entre otros detalles) con pantallas que proporcionarán imágenes en vivo del exterior e información del vuelo para complementar la vista natural de los pasajeros.

EOS-X Space nace con el objetivo de ser una experiencia de turismo espacial sostenible. Para ello, el gas que se utilizará para inflar el globo que elevará a la cápsula será helio, un gas noble no inflamable y no contaminante. Además, aunque el globo no será reutilizable, se recuperará una vez que aterrice y se reciclará por completo.

comentariosforum7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 7
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Rix
A Favor
En Contra

Subir a 40km y llamarlo “turismo espacial” es engañar. El espacio exterior empieza en la línea De Karman, imaginaria no definida, pero que se sitúa por elección en los 100km sobre el nivel del mar. Muy lejos de los que te sube el globo. Será “turismo extratosferico”.

Puntuación 4
#1
Financiero
A Favor
En Contra

Esto no es turismo espacial... Es turismo atmosférico... En fin...

¡¡¡¡¡¡¡This is ESPAÑISTÁN!!!!!!!!

Puntuación 2
#2
Usuario validado en elEconomista.es
almeria41
A Favor
En Contra

Creo que España ganaría mucho sin los españistanos como el que se apunta alegremente a desacreditar este proyecto. Suelen ser gente muy crítica con su entorno (españa) y sin embargo no conocen la palabra autocrítica.

Puntuación 0
#3
Juana la Loca.
A Favor
En Contra

Que inviten en el vuelo inagural al comunista de la colita

y automaticamente desde la tierra pinchen el globo.Esto

si que le den un paracaidas para poder aterrizar en su

querida Venezuela.

Puntuación 6
#4
A Favor
En Contra

"La democratización está en el corazón de nuestro negocio y es lo que impulsará la nueva era del turismo espacial" Hay que tener un concepto muy distorsionado del término democracia para aplicarlo aquí. Esto ni es demócratizar ni sostenible. Es un capricho para los pijos que se lo puedan permitir, en lugar de usar esos recursos para fines más nobles.

Puntuación -2
#5
Usuario validado en elEconomista.es
westy6228
A Favor
En Contra

Cuando el diablo se aburre, mata moscas con el rabo.

País éste de iliminados, con una sociedad que casi no tiene para llegar a fin de mes y alguien está pensando en vuelos para ricos, en vez de como sacarnos de este agujero.

Nos cargaremos el planeta y el universo a este paso.

Puntuación 0
#6
A Favor
En Contra

En cuanto llevé un par de años haciéndose y se vea que es seguro, me apunto al viaje.

El dinero me lo gasto donde me sale del orto y si es en España mejor que mejor, prefiero ver eso una vez que estar todo el año haciendo el ganso en la terraza de turno.

Puntuación 5
#7