Status

Cómo, cuándo y qué comer para tener una alimentación saludable

  • Los alimentos procesados ocupan un 50% de la ingesta diaria en Europa
  • En el mundo hay 672 millones de adultos y 124 de menores obesos
  • La mayoría de personas consume demasiado azúcar sin darse cuenta
Dreamstime.
Madrid

Durante las últimas décadas se ha experimentado un aumento drástico en el consumo de alimentos altamente procesados, y se ha informado de que estos representan hasta el 50% del total de la ingesta diaria de energía en los países europeos. Según datos aportados por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), se estima que en el mundo 672 millones de adultos y 124 millones de menores son obesos y 40 millones de niños menores de 5 años tienen sobrepeso.

En este sentido, los médicos de Homedoctor, aplicación pionera de videoconsulta médica, proponen una serie de hábitos clave a la hora de mantener una alimentación equilibrada y saludable:

Reduce el consumo de azúcares agregados:

La mayoría de las personas consume demasiado azúcar sin darse cuenta. Este consumo se asocia fuertemente con el riesgo de sufrir obesidad y enfermedades cardiovasculares. Si se desea perder peso, es necesario reducir el consumo de azúcar agregado y, para ello, hay que asegurarse de leer bien las etiquetas de los alimentos. En su lugar, se pueden utilizar edulcorantes naturales como la miel, la estevia natural o el azúcar de coco.

Basa tu dieta en alimentos saludables como pescado blanco, pescado azul (mínimo 1 día a la semana), fruta (4-5 piezas al día), verdura, legumbres y cereales integrales, evitando el consumo de alimentos que aporten grasas no saludables como embutidos, mantequilla, carnes procesadas, lácteos enteros, y salsas.

Cuida la forma en que cocinas los alimentos:

Para cumplir esto es fundamental evitar fritos y rebozados. Las cocciones más saludables son a la plancha o parrilla, el horno, hervir, saltear o rehogar. Cocinar sano no tiene por qué ser sinónimo de insípido, para agregar sabor a tus recetas, puedes utilizar especias como curry, tomillo, orégano, pimienta o nuez moscada y sustituir la nata para cocinar por leche de coco. Además, debes moderar el consumo de sal.

Descansa las horas necesarias:

Según la National Sleep Foundation (NSF), se recomienda a los adultos de 26 a 64 años tener un rango de sueño de entre 7 y 9 horas. Dormir menos de lo necesario dificulta la pérdida de peso, ya que aumenta el apetito y fomenta la ingesta de alimentos calóricos. Además, no dormir las horas necesarias genera una sensación de cansancio durante el día que puede disuadir las ganas de realizar deporte.

Adiós a la vida sedentaria:

Después de un año en el que hemos pasado más tiempo del habitual dentro de casa, toca retomar la actividad física a la que estábamos acostumbrados. Pero existe vida más allá de ir al gimnasio o salir a correr, el mundo del fitness ofrece un sinfín de posibilidades para que des con ese deporte que de verdad te motive. Bikram yoga, fitboxing, pilates, siclo, patinaje o escalada son algunas de las opciones más demandadas y, además de buenas para la salud, pueden aportar diversión a tu día a día.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.