Status

"Las casas pasivas o passivhaus y la rehabilitación serán claves en la reactivación de la economía post-Covid"

  • Esta construcción reduce el consumo de energía para la climatización
  • En España hay más de 138.000 m2 con certificación Passivhaus
  • Serán claves en la reactivación de la economía post-Covid
El negocio de las casas pasivas o passivhaus
Madrid

Las ayudas del fondo de recuperación Next Generation tiene entre sus objetivos favorecer la transición ecológica y digital. Un nuevo rumbo que abre la posibilidad a las líneas de negocio e innovaciones tecnológicas que tengan en mente la sostenibilidad. Así, Bruno Gutiérrez Cuevas, presidente de la Plataforma de Edificación Passivhaus, entiende que "la edificación de alta eficiencia energética y la rehabilitación serán claves en la reactivación de la economía post-Covid", explica en esta entrevista a Status.

¿Cuándo y dónde nace este sistema de construcción? 

Nace en Alemania en 1991, fecha en la que se construyó el primer edificio Passivhaus en la ciudad de Darmstadt. Sin embrago, años antes, a finales de la década de 1980, Wolfgang Feist, actual director del Passivhaus Institut de Darmstadt, y Bo Adamson, realizaron un estudio muy exhaustivo, sobre las condiciones físicas, constructivas y funcionales, que debe de tener una vivienda, partiendo de la arquitectura pasiva, desarrollando mediante numerosas formulaciones físicas lo que ahora denominamos Passivhaus.

¿Qué es exactamente una casa pasiva o passivhaus?

Una edificación passivhaus es un tipo de construcción que prima la máxima reducción de la energía necesaria para su climatización, logrando mantener un ambiente interior saludable y una temperatura constante y confortable durante todo el año mediante la optimización de los recursos existentes.

¿Cuáles son los principios básicos de este modo de construcción?

Se basa en cinco principios básicos: aislamiento térmico de gran espesor, ventanas y vidrios de altas prestaciones, ausencia de puentes térmicos, ausencia de infiltraciones de aire no deseadas y ventilación mecánica controlada y continua con recuperador de calor para responder a los criterios de salubridad que exige la certificación oficial. Es decir, nos aislamos muy bien, aprovechamos al máximo la radiación solar con buenos vidrios y ventilamos controladamente con un equipo, el recuperador de calor que, al igual que nuestros pulmones, filtra y atempera el aire con toma del exterior para que no se enfríe la vivienda (o se caliente en verano) al ventilar.

¿Cuándo empezó a llegar a España?

La implantación del estándar en nuestro país comenzó de la mano de la Plataforma de Edificación Passivhaus, asociación sin ánimo de lucro que actualmente engloba a más de 800 profesionales, empresas y personas con inquietudes y conocimientos en el campo de la edificación energéticamente eficiente y cuyo objetivo es fomentar, adaptar y desarrollar el estándar Passivhaus en España. El origen de la asociación se remonta a 2008 cuando un grupo de arquitectos e ingenieros comenzaron a reunirse para intercambiar experiencias y conocimientos sobre el estándar. De esta forma, se decidió formar una asociación para promover el estándar Passivhaus en España.

Desde entonces, ¿qué acogida ha tenido en nuestro país? 

La evolución del estándar Passivhaus en nuestro país en los últimos años ha sido muy importante. Actualmente hay más de 138.000 m2 (superficie de referencia energética, que es similar a superficie útil) certificados Passivhaus en un total de 141 proyectos que, sumados a los proyectos que hay en proceso de certificación ahora mismo, alcanzarán los 367.000 m2 en los próximos dos años. El mayor número de proyectos se encuentra en Navarra mientras que la mayor superficie certificada en País Vasco. El 91% de los proyectos son de promoción privada, y el 89% son de obra nueva.

La evolución del estándar en España es muy positiva ya que en los últimos 2-3 años se ha certificado el mismo número de proyectos y tres veces la superficie que en los 8 años anteriores. Además, en los próximos 2-3 años se duplicará el número de proyectos certificados y se triplicará la superficie certificada. Y el salto cualitativo lo dará la edificación plurifamiliar tanto de obra nueva como rehabilitación.

¿Tiene mucho margen de crecimiento?

En España, cuatro de cada cinco edificios son ineficientes, lo que significa que no cuentan con los niveles adecuados de aislamiento térmico, o que incluso carecen de él, tienen filtraciones de aire incontroladas que repercuten en el consumo energético y no emplean sistemas de generación eficientes. Desde PEP apostamos firmemente por la rehabilitación energética para afrontar la actual crisis económica que afecta, entre otros sectores, a la construcción.

¿El modelo passivhaus es solo aplicable para casas o también para edificios?

También se puede aplicar a edificios, por supuesto. Hasta hace unos años podíamos asociar el estándar Passivhaus en nuestro país exclusivamente a edificios unifamiliares. Sin embargo, en los últimos 4 años ya se han construido todo tipo de edificios en nuestro país con tipologías y usos diversos como oficinas, hoteles, residencias, centros de salud, bibliotecas, y por supuesto bloques de viviendas plurifamiliares, existiendo en estos momentos multitud de proyectos de este tipo en ejecución. También algunas administraciones autonómicas han apostado tanto por la rehabilitación como por la construcción de su parque de viviendas de protección bajo estándar Passivhaus

¿Es un sistema de construcción más caro? 

El análisis de costes no solo debemos enfocarlo a la inversión inicial necesaria para construir un edificio, sino también al resto de su vida útil, donde tienen un peso muy importante los costes de operación y mantenimiento de este. Construir edificios Passivhaus es más barato que construir edificios convencionales puesto que la sobreinversión inicial necesaria -que tenemos estimada entre el 3% y el 10% en función del tipo de proyecto -se recupera en los primeros años de uso del edificio debido a los grandes ahorros energéticos que obtenemos, contando a partir de ese con un ahorro constante y resultando en un edificio mucho más económico al final de su vida útil.

Inicialmente, se invierte más presupuesto en la parte pasiva del edificio (aislamientos, carpinterías etc..) pero esto provoca que la inversión sobre equipos e instalaciones de climatización (así como sus costes de mantenimiento) sean mucho menores debido a que se puede llegar a prescindir, por ejemplo, de un sistema de calefacción convencional. Para ponerlo en magnitud, nos referimos a que el gasto de climatización de estos edificios, referido al consumo energético y antes de impuestos, se sitúa en torno a 1 euros por m2 al año, es decir que para una vivienda de 100 m2 ronda los 100 euros al año.

Entonces, ¿cuánto ahorro supone al año en energía una vez construida?

Los proyectos ya certificados, cada año evitan el consumo de 4,85 millones de kWh y dejan de emitir 921 toneladas de CO2, el equivalente a lo que absorben 92.100 árboles, o lo que, dicho de otra forma, equivale a una superficie arbolada igual a 6,11 Parques del Retiro de Madrid. Para dar una referencia, estos edificios alcanzan ahorros energéticos en torno al 75% sobre los edificios de reciente construcción en nuestro país, y hasta del 90% sobre la media del parque edificado el cual es, en su mayoría, tiene más de 40 años.

¿Quién entrega los certificados Passivhaus?

La certificación Passivhaus para edificios la emite el Passive House Institute que tiene su sede en Alemania. Si bien, la comprobación de los requisitos y la correcta ejecución de los principios del estándar la realizan los certificadores homologados por éste en cada país. Un futuro propietario de edificio Passivhaus certificado tiene total libertad para elegir la persona que certifique su proyecto entre la lista mundial completa de certificadores homologados. En España en concreto, contamos con 6 certificadores homologados que además pertenecen a la asociación PEP. De igual forma existen certificaciones específicas para la formación de personas y para componentes constructivos que también se pueden obtener a través de entidades homologadas en nuestro país.

¿Está tiendo la edificación Passivhaus algún tipo de apoyo por parte de las administraciones públicas?

Llevamos ya tiempo advirtiendo de que la edificación de alta eficiencia energética y la rehabilitación serán claves en la reactivación de la economía post-Covid y desde PEP volvemos a hacer un llamamiento a las autoridades para que refuercen su apoyo porque, además de lo mencionado, tendrá un importante retorno en cuanto a ahorro económico, reducción de emisiones, mejora de la calidad del aire, mayor confort y mejor salud que beneficie a toda la sociedad.

Ahora más que nunca, es importante que se refuerce la nueva Estrategia de Rehabilitación Energética en el Sector de la Edificación en España 2020 que tiene como objetivo rehabilitar entre 120.000 y 300.000 viviendas al año que podría suponer incrementar el ahorro en gasto energético entre 25 y 32 millones de euros cada año y evitar mandar a la atmósfera casi 50 toneladas de CO2. Por ejemplo, en una década se podrían llegar a ahorrar 1.440 millones de euros y se estarían dejando de emitir 500 toneladas de CO2 cada año.

Si bien no queremos dejar de felicitar a algunas administraciones que han apostado claramente por este estándar como son las de Navarra, Aragón, País Vasco, Asturias y, próximamente, Castilla La Mancha.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Otros que quieren "Passiv Werk"
A Favor
En Contra

Otro "sello" de "calidad", que será "obligatorio" por "nuestro bien".

No se harán las calles bien orientadas, o se abandonarán emplazamientos que no tienen ninguna utilidad hoy en dia.

Puntuación -1
#1
Alo
A Favor
En Contra

Si se han rehavilitado muchas en la última década, con aislante exterior, chapa y pintura. Ahora son como el edificio de UK que ardió y mato unos pocos.

Puntuación -1
#2
Blanca
A Favor
En Contra

He construido unos apartamentos ya certificados en Alemania Passivhaus, en la ciudad de León, las personas en España todavía no tiene mucha idea sobre cómo utilizar estás casas.

Puntuación 1
#3