Status

Por qué Puerto Banús sigue siendo el amarre más lujoso (y caro) de Europa cincuenta años después de su nacimiento

  • Según datos de Engel & Völkers Yatching, atracar un yate allí cuesta 4.289 euros al día
  • El segundo puerto más caro de Europa sería Marina di Porto Cervo, en Italia
  • El miedo al Covid ha revalorizado el uso y disfrute de los yates como forma de aislarse
Yates, coches deportivos y mucho 'glamour', así se resume el espíritu de Puerto Banús.
Madrid

Las singulares circunstancias que están marcando este año y que han condicionado el verano de manera inevitable han llevado a mucha gente a replantearse sus vacaciones. Y si una de las alternativas más populares es pasar los días libres 'junto' al mar, este año ha ganado aún más adeptos la opción 'sobre' el mar. La venta y alquiler de embarcaciones de todas las características se ha disparado, y en consecuencia, la actividad en los puertos deportivos.

Pero la navegación no es solo una de las actividades más seguras, al permitir la diversión y el descanso evitando el contacto social, sino también una de las más exclusivas.

Todo un ecosistema de lujo y calidad rodea al sector náutico, y España es uno de los países que goza en este sentido de mayor prestigio internacional, con algunos de los puertos más lujosos del mundo. Porque en este caso, la actividad portuaria va mucho más allá del amarre de la embarcación.

Imagen panorámica de Puerto Banús.

Todo puerto de lujo que se precie pone al servicio de sus visitantes todo un abanico de actividades exclusivas, con un shopping protagonizado por las tiendas más deseadas, restaurantes a cargo de los chefs más reputados y espectáculos con los nombres de más peso.

Y en ese campo, Puerto Banús, en la Costa del Sol, ha sido siempre un enclave de referencia. Tanto, que ha vuelto a ser considerado el puerto más lujoso de Europa, y en consecuencia, también el más caro.

Engel & Völkers Yatching ofrece servicios relacionados con los yates de lujo, desde el alquiler y la compraventa de estos hasta la transacción de amarres en todo el mundo. Esa experiencia le permite elaborar anualmente un ranking de los puertos más costosos en función de las tarifas y otros servicios que ofrece el lugar para un yate de más de 55 metros de eslora durante la temporada alta. Y según la conocida firma inmobiliaria de bienes de lujo, atracar un yate de esas características en Puerto Banús cuesta 4.289 euros al día.

Atracar un yate como éste en Puerto Banús puede costarle a su propietario más de 4.000 euros al día.

Con medio siglo de historia recién cumplidos el pasado agosto, este puerto náutico del Mediterráneo dispone de 915 amarres en total, además de ofrecer múltiples experiencias de máxima calidad y disponer de exclusivas tiendas automovilísticas y de moda de primeras marcas para sus visitantes. Y sobre todo, goza de unos visitantes habituales que se cuentan entre lo más exclusivo y discreto del mundo; el lugar en el que hay que estar.

Al puerto malagueño le sigue en ese ranking el puerto de Marina di Porto Cervo, en Italia, cuya tarifa asciende a 2.900 euros por día, seguido por otro puerto italiano, el de Marina Grande, en Capri, con una tarifa 20 euros menor que la anterior, de 2.880 euros al día.

Medio siglo de 'jet set'

Cuentan que fue en 1947 cuando el príncipe Alfonso de Hohenlohe, que entonces vivía en Estados Unidos, se enamoró de la región de pescadores de Marbella, en la costa malagueña, y comenzó a adquirir terrenos en la localidad. Las primeras parcelas las vendió a diversos amigos centroeuropeos con apellidos tan incuestionables como Bismarck, Rostchchild o Thyssen.

En 1954 la Costa del Sol empezó a ganar glamour de la mano del Marbella Club, el proyecto más ambicioso del príncipe Alfonso hasta entonces, un hotel por el que comenzaron a desfilar la flor y nata de Hollywood y la aristocracia europea, forjando el mito de la jet set.

Busto de Don Juan (padre del Rey emérito Juan Carlos), habitual de la escena marbellí en los años setenta, ubicado en el paseo de Puerto Banús.

Fue algún tiempo después, cuando el nombre de Marbella ya sonaba en medio mundo como destino de aristócratas y famosos en busca de sol y buena vida, cuando los pasos del empresario José Bonús y los del príncipe Alfonso se cruzaron y el primero le propuso un proyecto urbanístico sin precedentes en la España franquista: un puerto deportivo inspirado en la exclusividad de la Costa Azul, con Mónaco y Saint Tropez como referentes.

La fiesta de inauguración de Puerto Banús, en agosto de 1970, fue todo un acontecimiento cuya celebración se alargó una semana, concluyendo con una magnífica cena para mil personas personas. La gran actuación de la noche corrió a cargo de Julio Iglesias, y entre los invitados estaban el fundador de Playboy, Hugh Hefner, el director Roman Polanski o los príncipes de Mónaco.

La firma relojera Hublot ha lanzado una edición especial que conmemora el 50 aniversario de Puerto Banús.

Medio siglo después, Puerto Banús no acoge tanto glamour estelar, pero desde luego no lo han abandonado las grandes fortunas. De hecho, la concentración de tiendas de las grandes marcas de lujo es una de las más exquisitas de todo el mundo, y algunas de ellas se han animado incluso a lanzar ediciones especiales para celebrar los cincuenta años del puerto, como un vestido Louis Vuitton valorado en 900 euros o sendos relojes de Hublot que alcanzan los 16.000 y 33.000 euros respectivamente.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin