Status

Familia Torres, 150 años de historia y cinco generaciones

  • Esta familia bodeguera elabora hoy vinos de pequeñas producciones
  • Miguel y Mireia Torres Maczassek están al frente de la quinta generación
  • Practican una viticultura ecológica en gran parte de sus viñedos
Precioso paisaje de sus vi?edos en Tremp, en el Prepirineo catal
Madrid

Enfocados en la sostenibilidad, la preservación del paisaje y la lucha contra el cambio climático, esta familia bodeguera elabora hoy vinos de pequeñas producciones que conforman un mosaico de viñas asentadas, en muchos casos, en propiedades históricas y parajes singulares en las principales DO españolas.

Si bien los orígenes de la Familia Torres como viticultores están documentados desde 1559, no fue hasta 1870 cuando los hermanos Miguel y Jaime Torres Vendrell fundaron 'Casa Torres y Compañía, cosechero y exportadora de vino' en Vilafranca del Penedès, Barcelona. A lo largo de estos 150 años, cinco generaciones de la misma familia han sabido afrontar las vicisitudes de cada época y contribuir al desarrollo del negocio con una visión innovadora, haciendo de Familia Torres un referente de nuestro vino en el mundo.

Retrato de familia con varias generaciones de los Torres

Hoy es ya la quinta generación, representada por Miguel y Mireia Torres Maczassek, quien continúa transmitiendo el legado familiar, desde el respeto por la tierra y la tradición y apostando también por la innovación. Además de practicar una viticultura ecológica en gran parte de sus viñedos, la quinta generación de la Familia Torres se centra en la elaboración de vinos de pequeñas producciones procedentes de fincas singulares, decantándose por variedades ancestrales recuperadas como solución al calentamiento global. Un problema al que Familia Torres presta especial atención, ya que la emergencia climática supone un constante desafío para la viticultura actual.

Interior de la bodega Waltraud, donde elaboran su vino insignia, Mas La Plana

Así, desde la bodega trabajan para adaptarse al nuevo escenario climático con viñedos en altura y variedades más resistentes, y contribuir a minimizar los efectos mediante la reducción de su huella de carbono, con el objetivo de llegar a ser una bodega de cero emisiones antes del año 2050.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin