Status

Ford Kuga, el SUV más 'enchufado'

  • La marca norteamericana por excelencia no se queda atrás en la guerra de los SUV
  • Lanza su primer modelo electrificado: el Ford Kuga híbrido enchufable
  • Tiene un potente motor 2.5 de gasolina de cuatro cilindros
A pesar de ser el segmento 'de moda', el dise?o del Ford Kuga destaca por su mezcla de robustez y estilo, con un morro especialmente afilado y unos generosos grupos ?pticos
Madrid

Atrás quedaron los cupés, las berlinas, los descapotables, las rancheras... Hoy lo que se lleva en el mundo del motor son las carrocerías altas, las elevadas posiciones de conducción desde las que poder dominar todo el camino, a través de unos enormes parabrisas, que en ocasiones se extienden hasta el techo.

Y atrás van quedando los combustibles tradicionales. La gasolina y no digamos el diésel. Lo que ha llegado para quedarse en el universo de las cuatro ruedas son los motores electrificados. Y sobre todo los híbridos enchufables, una combinación perfecta entre los motores tradicionales y los limpios y económicos propulsores con kilowatios en su ADN.

En definitiva, que lo que está de moda en el mundo del motor son los SUV (o todocamino o 'crossover', como queramos llamarles) por fuera, y los motores híbridos enchufables por dentro. Y Ford, por supuesto, no se ha quedado atrás en esta 'batalla'.

En poco más de tres horas se recarga al 100% la batería del Ford Kuga PHEV, y disponemos de 56 km en modo totalmente eléctrico, suficientes para el día a día.

El Ford Kuga, el modelo más de moda de la firma norteamericana, ahora es PHEV, o 'Plug In Hybrid'. O sea, híbrido enchufable. El modelo que más libertad deja a su afortunado usuario de elegir el modo de conducción: directamente por combustión tradicional de gasolina; con una mezcla de ambas propulsiones, en una perfecta hibridación; o directamente en modo eléctrico, con todo el silencio, la comodidad, el ahorro y el respeto al medio ambiente que conlleva.

Y no olvidemos que, como buen híbrido que es, la batería aprovecha la energía que se genera en los momentos de mayor fricción, como la frenada, para ir recargándose poco a poco.

Y todo ello se maneja de la manera más fácil gracias a sus cuatro modos de conducción: EV Auto, en la que el Kuga elige él solito el modo más adecuado gasolina/electricidad para circular; EV Now, en el que el coche funciona en modo exclusivamente eléctrico; EV Later, en el que el motor de gasolina se encarga de impulsar el vehículo; y EV Charge, en el que el motor de gasolina, además de impulsar el vehículo, recarga la batería para su posterior utilización.

El amplio interior del vehículo, en el que podemos ver (y hasta oler) materiales presentes en coches mucho más lujosos, lo preside una gran pantalla configurable de 12,3 pulgadas.

Por un lado, disponemos de un potente motor 2.5 de gasolina de cuatro cilindros. Por otro, un motor eléctrico asociado a un generador, junto a una batería de ion-litio de 14,4 kilowatios por hora (kWh). Ambos producen en conjunto una potencia total de 225 CV. Con estos mimbres, los cestos que "fabrica" el Kuga PHEV son de una autonomía de 56 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico con una eficiencia en el consumo de combustible a partir de 1.4 litros cada 100 kilómetros (poco más de un euro y medio), y unas emisiones de CO2 de 32 gramos por kilómetro, lo que nos permite llevar en el parabrisas la tan ansiada Etiqueta CERO que nos permitirá entrar al centro de cualquier gran ciudad en todo momento, incluso en días con altos niveles de contaminación.

El Ford Kuga enchufable es una extraordinaria elección para aquellos que quieren combinar en un vehículo la excitante conducción campera con la comodidad del asfalto y la ciudad.

¿Y en cuánto tiempo se carga la batería del Ford Kuga PHEV? Poco más de cinco horas en un enchufe casero, tiempo que se reduce casi a la mitad si utilizamos un punto de recarga de alta potencia.

El Ford Kuga PHEV está a la venta a partir de 34.260 euros.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin