Status

Sandra García-Sanjuan: "Este año hubiese sido más rentable, económicamente hablando, suspender el festival"

Sandra García-Sanjuan es fundadora y presidenta ejecutiva del Grupo Starlite, que organiza uno de los pocos festivales que se han podido celebrar en España debido a las medidas para contener la pandemia. Atiende a elEconomista tras las nuevas restricciones impuestas por la Junta de Andalucía.

¿Cómo ha sido la preparación de esta edición?

La empezamos a preparar en septiembre y llevamos todo el año. Incluso con el confinamiento seguimos trabajando en la preparación. A pesar de la pandemia del coronavirus, siempre seguimos con la idea de celebrar el festival. Nunca paralizamos la venta de entradas y empezamos a centrarnos en un plan de seguridad. Se analizaron 29 estudios científicos viendo cómo actuaba el virus al aire libre con expertos en todas las materias y con las aportaciones de médicos y técnicos y nos centramos en un plan de seguridad con una inversión enorme.

¿Qué medidas han tenido que implantar debido a la crisis de la Covid-19 para poder desarrollar este año el festival?

Hemos empleado materiales que se han seleccionado en base a la termodinámica, equipos de limpieza que se encargan de la desinfección, reducción del aforo, la toma de temperatura de todos los asistentes, instalación de puntos de higienización, hasta a los folletos propagandísticos se les ha aplicado un barniz especial antibacteriano. Son medidas que van más allá de la desinfección. Mascarillas para todo el mundo, test para todo el personal. Además, hemos aumentado la humedad en la cantera para garantizar que el virus no se pueda transmitir, la desinfección de los coches. El desarrollo del plan y toda la implementación ha supuesto una inversión de 600.000 euros. Por otro lado, hemos contratado a 1.000 trabajadores, los cuales tienen que realizarse test semanales. Para nosotros era tan importante. La finalidad de este año no era económica, sino que queríamos dar un paso al frente y poner la música en vivo en marcha porque teníamos la responsabilidad de que los artistas se subiesen al escenario y la gente necesita salir. Todos los trabajadores que contratamos cada año que es el balón de oxígeno para mucha gente. Mucha gente trabaja durante cuatro meses.

¿Qué ha supuesto la suspensión de los conciertos que se tenían que celebrar en la zona de ocio nocturno por parte de la Junta de Andalucía?

Ha supuesto despedir al 42% de la plantilla y varios millones de euros de pérdidas. Al final el festival tiene un horario con un cartel y unas contrataciones y hemos tenido que cancelar la mitad del cartel.

¿Han tenido que reducir el aforo con respecto a otros años?

Sí, muchísimo. EL máximo permitido son 1.500 en los que se incluyen acomodadores, camareros, técnicos, producción. Otros años hemos tenido 3.000 personas de aforo, este año se ha quedado en poco más de 1.300 personas.

¿Cuánto calculan que perderán este año debido a la reducción de aforo?

Todavía no tenemos la cifra, pero serán varios millones de euros. Teníamos previsto pérdidas que se han multiplicado exponencialmente.

¿Se llegaron a plantear la suspensión de la edición de este año?

En ningún momento. Siempre decidimos que seguiríamos para adelante salvo que nos lo prohibiesen. La gala benéfica decidimos hacerla en vez de 450 personas fueron 180 personas. No se pueden cancelar contratos que tenemos desde hace un año. Tenemos muchos proyectos en marcha. Era una responsabilidad hacer el festival, no hacerlo era una irresponsabilidad. No se puede actuar por miedo, hay que tomar decisiones teniendo en cuenta la situación. No podemos tomar decisiones por miedo porque al final te equivocas siempre a la hora de medir y evaluar. Las consecuencias tomadas de esta manera son mucho más graves. Hay que aprender a vivir con ello.

¿Habría salido más rentable haber suspendido la edición de este año?

Este año hubiese sido mucho más rentable en términos económicos haberlo suspendido. Hemos decidido seguir para adelante porque teníamos una responsabilidad con el público, artistas, trabajadores y con el país. Se pueden hacer conciertos seguros.

¿Volverían a repetir la edición?

Absolutamente. Estamos muy orgullosos y satisfechos de haber dado este paso al frente. La misión que queríamos está cumplida. SI eres el capitán de un barco no te puedes lanzar. Tenemos que estar en primera línea de batalla.

¿Qué impacto económico supondrá la edición de este año de Starlite para la ciudad de Marbella?

Este año va a ser mucho menor porque no tenemos público extranjero, tampoco hay artistas internacionales. Más de 30.000 personas han pasado por la edición de este año porque no ha habido ningún brote. No es un momento de pensar en rentabilidades, sino en dar un paso al frente para reactivar la economía lo antes posible. 

¿Qué supone para Starlite ser uno de los pocos festivales que no se han cancelado en España?

Somos de los pocos festivales de renombre que hemos mantenido el cartel. Supone un orgullo el haber tenido la oportunidad de liderar y de dar un paso al frente. Tenemos un equipo humano muy sólido. Somos una empresa que tenemos pulmón para poder hacerlo. Es una demostración de que es viable. Esto hace que sea más fácil para otros que sigan una estela. Ha sido un orgullo y una responsabilidad. Uno de los festivales más importante de Europa y para nosotros era una responsabilidad asumir ese liderazgo.

¿Confían en poder celebrar la edición de 2021 sin ningún tipo de restricción?


Si este año con lo complicado que ha sido hemos conseguido sacarlo para adelante, el año que viene probablemente habrá limitaciones y queda más que demostrado que el año que viene estaremos. Anunciaremos cartel del año 2021 en septiembre. Cuando lideras un sector no puedes dar un paso atrás.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin