Status

Xandra Falcó, presidenta del Círculo Fortuny: "El trabajo artesano es la verdadera esencia del lujo"

  • Fue elegida tras el fallecimiento de su padre, Carlos Falcó, marqués de Griñón.
  • Eclipsando el 'Brexit', el coronavirus concentra ya toda la preocupación del sector del lujo.
  • El comercio electrónico se divisa como el gran reto inmediato para estas firmas.
Xandra Falcó es la nueva encargada de dirigir la asociación de marcas de lujo Círculo Fortuny (foto: Nacho Martín).
Madrid

"Ellos quieren seguir teniendo cero aranceles, pero algo tienen que dar a cambio". Esa fue una de las declaraciones que Carlos Falcó compartió como presidente de la asociación de lujo Círculo Fortuny en una entrevista con Status el pasado 10 de febrero, antes de la llegada del coronavirus.

El marqués de Griñón respondía a una pregunta sobre el Brexit, el mayor problema de Europa hasta la fecha. Estaba casi recién llegado del Parlamento Europeo, donde había presentado el informe de Eccia (European Cultural and Creative Industries Alliance) -que representa a más de 600 marcas de lujo, de alta gama e instituciones culturales de 12 países europeos- y que, entre otras conclusiones, establecía que la industria del lujo europea suponía el 4% del Producto Interior Bruto (PIB) de la región, con una aportación anual cercana a los 800.000 millones de euros.

"Tiene pinta que sea una crisis de meses y no de años. No debería afectar de manera significativa al sector", continuó contestando el también bodeguero, esta vez, sobre el coronavirus.

Carlos Falcó falleció el pasado 21 de marzo a los 83 años tras dar positivo en el test del Covid-19, en un escenario mundial que nada tenía de parecido con el mes de febrero, momento en que todos vimos al coronavirus como un patógeno chino y donde la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, materializada el 31 de enero, era la mayor de las preocupaciones para la economía y el tejido empresarial europeo y español, entre ellos el sector de lujo.

Xandra Falco posa para 'Status' en las oficinas del Círculo Fortuny de madird (fotografía: Nacho Martín).

Xandra Falcó ha sido la elegida para suceder a su padre en la presidencia del Círculo Fortuny y para lidiar desde la asociación con esta crisis sin precedentes.

La segunda de los cinco hijos del empresario estudió marketing y administración y dirección de empresas entre Madrid, París y Oxford. En 2003 fue cuando comenzó a trabajar con su padre, con su incorporación a la bodega familiar, Pagos de Familia Marqués de Griñón, donde dirige la creación de la línea de aceites, Pagos Marqués de Griñón.

Posteriormente, en 2012, accede a la dirección de Family Estates hasta que decide abandonar la empresa familiar en 2018. Y desde este 2020, es la encargada de liderar la asociación Círculo Fortuny, que trabaja dando visibilidad a las firmas de alta gama asociadas.

La primera pregunta es casi obligada, ¿qué enseñanzas profesionales le ha dejado su padre? ¿Cómo era su relación con él? ¿Cómo lo describiría como empresario?

Con mi padre tenía una relación extraordinaria, mi padre nos inculcó valores en nuestra educación: el valor del trabajo, del esfuerzo y de la búsqueda de la excelencia y la innovación. Todo eso formaba parte de su ADN personal y a mí, sin duda, me lo trasmitió.

Yo he trabajado de la mano de mi padre casi 20 años y he aprendido mucho a su lado, en la bodega familiar y también en el Círculo Fortuny.

Él era alguien que creía en sus ideales y no se paraba en nada para intentar lograrlo por muy difícil que fuera. Eso lo hizo en sus negocios, con el vino y el aceite y también en el Círculo Fortuny.

¿Cómo afronta la presidencia del Círculo Fortuny? ¿Qué papel debe jugar esta asociación de lujo en un tiempo tan complejo como ha dejado la pandemia del coronavirus?

Bueno creo que ahora el Círculo Fortuny tiene un papel fundamental porque nosotros representamos varios sectores del área de la excelencia.

Y hoy por hoy tiene un papel crucial porque este es un año complejo para las marcas, pero también puede ser una época para repensar sobre cómo afrontar los retos y las nuevas realidades que han aflorado en la pandemia.

Por ejemplo, sabemos que España es líder mundial de turismo, pero se podría apostar más por un turismo de mayor calidad y acelerar así la recuperación.

También desde el Círculo Fortuny queremos ayudar y apoyar en la formación y crecimiento de las marcas en el entorno digital porque el comercio electrónico supondrá en 2025 el 30% de todas las ventas del sector de lujo.

Entonces, hay que afrontar los retos que eso supone y hay que ayudar a las marcas en ese sentido. Y otro de los objetivos que tiene marcado el Círculo Fortuny, no tan relacionado con el escenario actual de la pandemia, es el apoyo y fomento de figuras profesionales como el maestro artesano. Es fundamental visibilizar y reconocer el saber hacer del trabajo con las manos.

Además, en España estamos viendo cómo se están perdiendo algunos de esos oficios. Entonces, desde la asociación los queremos defender, apoyar y salvar estos oficios porque el trabajo artesano es la esencia de los productos de lujo. Y la última pata de acción del Círculo Fortuny es la sostenibilidad y es, sin duda, el futuro.

El comercio electrónico ha supuesto para muchas empresas, también de lujo, una vía para mejorar la cuenta de resultados de este año marcado por el Covid. Sin embargo, es un sistema de venta que las firmas de lujo habían visto hasta hoy con recelo ¿Por qué piensa que ha sido así?

Lo primero es porque la experiencia de compra en el mundo del lujo es única, la atención personalizada, la sensación de entrar en un espacio único, la manera de atender. Todo eso es muy difícil de replicar en una plataforma online.

Sin embargo, yo creo que cada vez más se está haciendo mejor y ya no solo en el acto de compra sino en el antes y el después. Cada vez más vemos campañas de colecciones cápsula que solo se pueden adquirir online y una atención personalizada que puede ser antes de adquirir el artículo y que se mantiene después.

También, a las marcas les frenaba el mundo digital por las falsificaciones, pues se calcula en 120.000 millones el valor de las falsificaciones en el sector del e-commerce.

No obstante, eso parece que se está rompiendo, las marcas están creando sus propias tiendas online o trabajan directamente con grandes plataformas para proteger al productor y la marca de las falsificaciones. Hoy por hoy, para la venta online de un artículo de lujo en una plataforma, tienes que certificar que eres propietario o un distribuidor autorizado.

Foto: Nacho Martín.

¿La estrategia de 'e-commerce' de las marcas de lujo debe diferenciarse del resto?¿Debe ser también excelente? Le pongo un par de ejemplos: los tiempos de entrega podrían ser más cortos o el artículo comprado lo podría transportar un repartidor en traje.

Yo creo que sí se debe diferenciar. A la hora de vender un producto de lujo tienes que ser excelente en toda la cadena. Es decir, no solo en el producto en sí mismo sino en toda la cadena que hay alrededor del producto.

Entonces, estoy de acuerdo en que es muy importante en cómo te llega el producto o cuánto tiempo tarda. Y sí que creo que las empresas están trabajando en este aspecto porque en los próximos años, como dije antes, el peso de la venta digital será mucho mayor.

Una de las conclusiones que ha dejado esta pandemia es que nos hemos dado cuenta que todo viene de China, hasta las mascarillas. ¿Piensa que es un buen momento para defender lo 'Made in Spain'?

Ese es uno de los objetivos de mi presidencia, sentirnos orgullosos de lo que hacemos aquí. Así, las empresas que forman parte del Círculo Fortuny fabrican 100% en España y crean empleo aquí.

Y eso es lo que se tiene que conocer y es importantísimo valorar lo que hacemos en nuestro país y recuperar, como decía, oficios que se iban a perder.

Además, también hay que reconocer el trabajo que hay detrás de un producto hecho a mano, porque los oficios solo perdurarán si la gente está dispuesta a pagar un determinado precio que compense las horas de trabajo.

Necesariamente cuesta más, pero hay que saber valorarlo. No obstante, el lujo no solo pasa por adquirir el coche o el bolso más caro. El lujo también es tomarse una buena copa de vino o disfrutar de un buen aceite, algo que quizá está más al alcance de todo el mundo.

¿Cuándo piensan que el mercado de lujo va a recuperar los nives antetiores a la crisis?

Estamos hablando, según un estudio de la consultora Bain & Company, que la caída de ventas está entorno al 35% y la recuperación de los niveles de 2019 no se producirá hasta 2023.

O sea, que vamos a tardar como un año y medio en volver a la situación precrisis. Este va a ser un mal año y es el año que viene cuando habrá que comenzar a sentar las bases de la recuperación.

Una situación en la que el Círculo Fortuny debe jugar un papel importante para apoyar a empresas e instituciones a encontrar medidas adecuadas que protejan el empleo y que sirvan para posicionarnos mejor de cara el futuro.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin