Status

Un viaje seguro a Lisboa, sede de la final de la Champions League

  • El Estadio da Luz, el más grande de Portugal, es la sede elegida
  • Para celebrar la final de la competición este domingo 23 de agosto
  • Portugal es de los países europeos con menor número de contagios
Madrid

La capital portuguesa ha sido la ciudad elegida por la Uefa para la fase final de la Champions League, cuya final se celebra este domingo. Lisboa es una ciudad cuya región permite descubrir la simbiosis perfecta entre naturaleza y mar, patrimonio e historia, y disfrutar de su gastronomía tradicional. Además, Portugal es de los países europeos con menor número de contagios

La final de la Champions

El Estadio da Luz, sede del Benfica y la selección portuguesa de fútbol, es el recinto que acoge al PSG - Bayern Múnich para el partido final que tiene lugar este domingo 23 de agosto a las 21 horas (hora española). El Estadio da Luz, que debe su nombre a la parroquia del barrio en el que está ubicado, es de mayor capacidad de la ciudad con un aforo de más de 64.642 personas y fue uno de los más grandes de Europa hasta su reconstrucción 2003 con motivo de la Eurocopa 2004. Fue el espacio donde el equipo de la capital española, el Real Madrid, conquistó su Décima Copa de Europa.

Lisboa, una de las ciudades más seguras de Europa

La región de Lisboa se define como un destino seguro y preparado para recibir turistas. Se han aplicado diversas medidas de salud pública para proteger tanto a los visitantes como a la población local y evitar la propagación del virus. En el sector del turismo, se ha lanzado el sello 'Clean & Safe', que permite a los visitantes identificar los negocios que cumplen con los requisitos de seguridad.

Además, se han implantado otras medidas de salud como el distanciamiento social y el uso obligatorio de mascarillas en los transportes y servicios públicos, en tiendas y supermercados, en espacios cerrados o en las zonas de mayor tránsito donde es imposible mantener la distancia de seguridad establecida.

Qué hacer en la capital de Portugal

1. Cultura y compras en la Avenida Libertade: si el turista es amante de las compras de lujo, podrá visitar la famosa Avenida Libertade y aprovechar la caminata para ir de compras en las tiendas más exclusivas de las marcas y firmas más reconocidas del mundo. Además, en esta misma avenida se ubican los principales teatros de la ciudad.

2. Los icónicos tranvias: el tranvía es a Lisboa lo que el metro a las grandes capitales como Nueva York o Londres. Viajar en tranvía tiene como valor añadido que al mismo tiempo que se viaja, se contempla la ciudad en todo su esplendor. En este tiempo de Covid, quizá lo más interesante es hacerles una foto desde el exterior.

3. Probar la gastronomía típica: Lisboa se caracteriza por una cocina tradicional a base de pescado y marisco fresco con el que elaboran recetas como el demandado Bacalhau à Brás, o para los que prefieran la carne, un sándwich gigante denominado Francesinha, que incluye un gran surtido de embutidos y se acompaña de patatas. En el terreno de lo dulce, hay que hacerse con unos Pastéis de Belém. 

4. Visita al Castillo de San Jorge: sin duda esta fortificación del siglo VI es el símbolo de la ciudad. En él no sólo se puede visitar el museo que alberga en su interior, sino que ofrece las mejores vistas de toda Lisboa. Si se quiere realizar una visita más exclusiva se pueden contratar guías privados que explicarán toda la historia del castillo al visitante.

5. Tomar las mejores fotos de la Torre de Belém: se trata de una torre ubicada en la misma orilla del Tajo y cuya misión era en su origen (siglo XVI) defensiva, pero que hoy en día es el punto de reunión de los visitantes de la ciudad por su increíble belleza. Es más, la torre está declarada Patrimonio de la Humanidad. No puede faltar por tanto una bonita foto con la torre de fondo.

6. Visita del Montmartre Lisboeta: para los amantes de los barrios típicos, es indispensable realizar una visita al barrio con más encanto de la ciudad, el de Chiado. Conocer este simbólico lugar obligado al mismo tiempo a disfrutar de otra de las atracciones más famosas de Lisboa, subirse en su famoso ascensor neogótico de Santa Justa, que conecta la parte baja y alta de la ciudad, experimentar unas maravillosas vistas.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

José Alberto Rodriguez Bolaños
A Favor
En Contra

Excelentes reportajes, actualizados y educativos. Calidad en la redacción y manejo del castellano.

Puntuación -1
#1