Status

¿Qué es el Bakuchiol y de dónde ha salido (el 'retinol vegetal' que está revolucionando el cuidado facial)?

  • Este nuevo ingrediente botánico está poniendo contra las cuerdas al afamado retinol.
  • 'Redescubierto' en 1966, no ha empezado a aplicarse hasta hace sólo dos años.
  • Es antioxidante y antiinflamatorio y no produce descamación ni irritación.
Aunque sus propiedades son conocidas desde antaño, sólo ha empezado a utilizarse en cosmética desde 2018.
Madrid

¿Baku qué? Es posible que muchos se hagan esa pregunta al escuchar su nombre, pero probablemente otros eleven las arcadas ciliares y replieguen las orejas porque se trata nada menos que del ingrediente botánico que está poniendo sobre las cuerdas al todopoderoso retinol, la molécula para tratar el envejecimiento de la piel más estudiada y avalada por el plantel médico y la comunidad científica (no en vano lo han llamado el 'fito-retinol' o 'retinol vegetal').

¿Marketing del bueno o evidencia científica? Lo cierto es que esta inocente especie botánica ha pasado del folclore a la evidencia moderna con numerosos estudios que la respaldan.

¿De dónde sale y desde cuándo se conoce?

"La planta de la India que inaugura la era de los 'retinol like", publica Diario Médico; y es que, aunque nos parezca un exótico activo de nueva generación oriundo de parajes inexplorados, lo cierto es que las medicinas china y ayurvédica llevan usándolo desde los albores de los tiempos para tratar múltiples dolencias, especialmente dermatológicas.

El bakuchiol es conocido por la medicina ayurvédica desde tiempo inmemorial.

El Bakuchiol es uno de los múltiples compuestos químicos presentes en la Psoralea Corylifolia, una importante planta medicinal de acción antioxidante, antiinflamatoria y antibacteriana, entre otras, que, digamos, fue 'redescubierto' (o extraído de la terapéutica tradicional para ponerlo en las zarpas de la medicina occidental) en 1966.

Pero fue hasta 2018 cuando ciertos estudios clínicos demostraron su acción terapéutica, y lo que es más interesante, sus semejanzas con el retinol.

En concreto, un estudio publicado por la Academia Británica de Dermatólogos, enfrentó Bakuchiol y Retinol sintético entre sí en un ensayo clínico doble ciego de 12 semanas en seres humanos.

De un total de 44 participantes, unos recibieron un producto de Bakuchiol al 0,5% dos veces al día y otros un producto con Retinol al 0,5% una vez al día. Su progreso fue evaluado por un dermatólogo que desconocía qué grupo estaba siendo tratado con Bakuchiol o Retinol.

Ambos grupos vieron mejoras en la apariencia de la piel, una reducción de la hiperpigmentación, minimización de arrugas y no hubo diferencias estadísticamente significativas entre sus resultados:

Lo que sugiere que usar Bakuchiol dos veces al día se puede considerar tan efectivo como usar Retinol una vez al día.

Lo interesante del estudio: el grupo que fue tratado con Bakuchiol informó haber tenido menos descamación, sequedad e irritación que el grupo tratado con Retinol. De aquí al éxito en solo dos zancadas.

Diversos estudios científicos equiparan su beneficios a los del retinol.

Sus efectos demostrados: no solo sintetiza colágeno sino que inhibe su degradación; estimula las acuaporinas (proteínas que actúan como canales selectivos que transportan el agua entre las células de la piel y potencian la hidratación desde el interior); es antioxidante y antiinflamatorio; mejora la síntesis de melanina (por tanto minimiza la pigmentación irregular); reduce la 5-alfa-reductasa, la enzima que transforma la testosterona libre en dihidrotestosterona (DHT) y puede ser responsable de muchos casos de acné.

Bakuchiol versus Retinol

Aunque su estructura química no es idéntica al Retinol, bioquímicamente actúan de forma similar, ¿esto qué quiere decir? De una forma técnica, digamos que la molécula del Retinol se inserta en los receptores de ácido retinoico de la piel, afecta la expresión genética y genera determinados fenómenos como la síntesis de colágeno, la regeneración celular, unificación y alisamiento de la textura de la piel y mejora de la pigmentación irregular.

Fórmula química del Bakuchiol.

En el caso del Bakuchiol, aunque no encaja en esos receptores de ácido retinoico, sí es capaz de estimularlos obteniendo esa expresión genética positiva y, por tanto, los mismos beneficios en la piel que su contraparte químico.

¿Con cuál me quedo?

Quienes busquen una acción antiedad profunda con efectos dramáticos en la retexturización de la piel en relativamente poco tiempo, sin duda, los retinoides siguen siendo el estándar de oro.

Pero las pieles sensibilizadas, reactivas, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia o, simplemente quienes busquen una alternativa 'verde' y un cuidado natural de la piel basado en la botánica, el Bakuchiol es una opción valorable.

Entre sus múltiples virtudes, es fotoestable, a diferencia de la mayoría de retinoides, por lo que se puede aplicar tanto de día como de noche sin temor a su degradación (salvo los de última generación, como el Retinyl-Retinoate de la marca británica Medik8, su molécula, ganadora de múltiples premios como novedad tecnológica por ser 8 veces más poderosa que el Retinol, es fotoestable y mucho menos irritante que los retinoides clásicos); no irrita la piel, no reseca ni causa descamación, muchos de los efectos secuendarios del Retinol, especialmente en las primeras semanas de tratamiento.

Bakuchiol Peptides de Medik8.

Otra de las ventajas de los productos a base de Bakuchiol, es que habitualmente se formula, con otros activos botánicos que actúan en sinergia multiplicando sus beneficios en términos de luminosidad y claridad de la piel. Bakuchiol Peptides de Medik8 es el recién llegado, un interesante serum de textura oleosa ligera formulado con una alta concentración de Bakuchiol puro (un 1,25%), que además incluye, entre otros, péptidos precursores de la luminosidad (un lipo-aminoácido capaz de penetrar la barrera natural de la piel y detener la acción de la hormona estimulante de la melanina); Cica, derivado de la centella asiática, otra gran hierba medicinal utilizada en medicinas tradicionales por su capacidad para reparar tejidos, tratar heridas y cicatrices y regenerar la piel, ya que estimula la síntesis de colágeno; extracto de Corallina Officinalis, un alga roja rica en carotenoides, además de una enzima marina que estimula los factores de crecimiento epidérmicos; y Plukenetia volubilis, Inca Oil o Sacha Inchi, rico en ácido Rinoleico, que activa la regeneración celular, por lo que refuerza la acción del Bakuchiol.

Serum de Oskia London.

Super 16 Advanced Nutri-Active Collagen Serum de Oskia London está formulado con 16 súper nutrientes bioactivos seleccionados para estimular la síntesis de colágeno, reafirmar e hidratar, entre los que se encuentran, además de Bakuchiol, Ácido Hialurónico no solo para hidratar al instante sino para mantener las reservas de humedad; algas Chondrus Crispus (potencian la hidratación) y Crithmum (desintoxican y restauran la piel cansada); Opuntia Ficus Indica o Nopal, un cactus orgánico rico en ácido piscídico, con gran poder antioxidante, bloquea la liberación de marcadores de estrés de las células nerviosas para calmar la piel irritada mientras proporciona beneficios calmantes y reafirmantes; y Dimetilsulfona (MSM), el activo clave de la marca, un derivado azufrado que aumenta la síntesis de colágeno, calma y fortalece la barrera protectora de la piel.

En el caso de Bio Retinoid Anti Wrinkle Concentrate Oil de Ren Clean Skincare , el partner perfecto del Bakuchiol es la Bidens Pilosa, una especie botánica con grandes virtudes medicinales que deja su huella en la piel en forma de incremento de la síntesis de colágeno y elastina además de reducir los niveles de dihidrotestosterona, lo que lo convierte en un firme candidato para tratar el acné.

El suero nocturno Bakuchiol Serum Perfeccionador de Vera & The Birds se centra más en la hidratación al incluir Ácido Hialurónico de alto peso molecular, por tanto se queda en superficie para mejorar la jugosidad de la piel y rellenar líneas de expresión, y Biosaccharide Gum-1, un principio activo natural de acción hidratante y calmante que proporciona hidratación de larga duración, ya que forma una película que fija el agua en la epidermis.

Miracle Facial Oil de la firma húngara Omorovicza.

Interesante también el caso de Miracle Facial Oil de la firma húngara Omorovicza , un serum oleoso que combina el Bakuchiol con aceites de bayas de Espino Cerval de Mar o Espino Amarillo, rico en Omega 7, el llamado Omega de la belleza por sus increíbles resultados en la piel y su capacidad para ralentizar el envejecimiento; rosa mosqueta, rica vitamina A y betacarotenos, de alto poder regenerante (no en vano es popular para tratar cicatrices y estrías); y un complejo patentado de la marca, Healing ConcentrateTM, un sistema de entrega que hace biodisponibles los minerales procedentes de las aguas termales húngaras, con una riqueza de activos vitales sorprendente, para sanar la piel y devolverle su jugosidad.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

CAC@CNBMV, Albella cabeson cornuo y p.cortos de los webs!!
A Favor
En Contra

Ay mai!! Como dijo el capitán del Titanic, cuando su oficial le comentó lo hay que pensar en las mujeres y los niños, "pa foyá estoy yo ahora"!!

Pa retinol con mascarilla!! jaja

Puntuación 1
#1