Status

Qué es exactamente la Alta Costura y por qué no existe en España

  • Son muchos los talleres de nuestro país que afirman realizar 'Haute Couture'
  • Sin embargo, lo cierto es que este es un sello de calidad exclusivamente francés.
  • Como un vino de Burdeos o un Ribera del Duero, ni mejor ni peor, simplemente distinto.
No todo el mundo puede ser considerado 'Haute Couture' (por mucho que quiera).
Madrid

Según la propia Fédération de la Haute Couture et de la Mode, responsable de las semanas de la moda parisinas, la Alta Costura es una "excepción" francesa". Es un hecho diferenciador que indica la frontera entre la excelencia gala y el resto del mundo.

Logo de la Fédération de la Haute Couture et de la Mode.

Y no les falta parte de razón. París tiene muy interiorizada la importancia de este sello de origen y calidad, tanto que en la propia denominación de Alta Costura participa el Ministerio de Industria; esto es, se toma como un asunto de Estado.

Esto explica, por ejemplo, por qué tras la ocupación nazi de París muchas casas de moda decidieran permanecer abiertas para "luchar" desde dentro contra el enemigo y ejercer a la vez de referente moral de la Francia ocupada.

La lucha, además, fue encarnizada contra un Hitler que quería llevar toda la tradición artesanal parisina a Berlín y convertir así la capital del III Reich en la nueva capital de la moda. Pero no lo consiguió.

Coco Chanel, símbolo de la tradición artesanal parisina, en una imagen de 1937.

Todavía estaban vivas las heridas de la Gran Guerra, donde murieron muchos artesanos y París no estaba dispuesta a volver a perder expertos en trabajos únicos de bordados, encajes, plisados, plumas, etc.

Es importante hacer esa primera consideración a la hora de abordar el tema de la Alta Costura para poder entender la importancia de su importancia y peso cultural en nuestro país vecino.

Los requisitos

Ser una firma de Alta Costura supone pertenecer a un reducido grupo formado en la actualidad por un total de 15 firmas galas entre las que se encuentran Christian Dior, Chanel, Schiaparelli, Givenchy o Balenciaga, que acaba de regresar a este selecto club.

Sólo 15 selectas firmas de origen francés pertenecen por antonomasia a la 'Haute Couture'

Hay otra pequeña clase de asociados a la Chambre Syndicale (el nombre original con el que se conocía a la Fédération), llamados miembros correspondientes, conformada por firmas extranjeras: Giorgio Armani (que desfile con el nombre Armani Privé), Valentino, Versace, Fendi, Azzedine Alaïa, Viktor & Rolf o Elie Saab la conforman.

Y, por último, todos los años esta asociación invita a una serie de firmas internacionales a desfilar en su exclusivo calendario.

Josep Font y Yolancris, por ejemplo, han sabido qué supone codearse con lo más granado del panorama de la moda.

Y es que detrás de este sello hay más que una aureola de lujo. Se exige, entre otros, desfilar durante los días que marca la Chambre Syndicale con un mínimo de modelos, así como tener talleres en París, aceptar citas privadas y tener contratadas un mínimo de personas.

Se exige, como condición 'sine qua non', disponer de talleres propios en la ciudad de París (entre otras muchas cosas).

Esto solo para poder optar a ese sello. Después será la Fédération de la Haute Couture et de la Mode quien, junto con el Ministerio de Industria, decida otorgar ese sello. Tras esto, el propio Ministerio emitirá un comunicado oficial en el que informará de esta concesión.

Por puro amor

Una de las casas que más ha destacado en la defensa de la Alta Costura ha sido Chanel. Tras años trabajando con los pequeños y exigentes talleres parisinos, muchos de ellos acudieron a finales del siglo pasado a la maison fundada por Coco Chanel para pedirle auxilio por su situación económica.

La firma Chanel siempre ha sido una de las más firmes defensoras del sistema Alta Costura.

En 1997, la firma creó la empresa Paraffection ("por amor") con la que ha ido agrupando en los últimos años a algunos de ellos, como pueden ser Lemarié (dedicado a la decoración en plumas y el responsable de crear en los materiales más increíbles la emblemática camelia de la casa); Lesage, especializada en bordados; Maison Michel, sombreros; Goossens, orfebrería; Massaro, zapatos, o Causses, famosa por sus guantes.

Con esta acción, la firma parisina ha salvado de la ruina no solo unas empresas y unos puestos de trabajo, sino unas labores artesanales que se habrían perdido para siempre (sí, Chanel ha salvado a Europa de un holocausto cultural).

Siempre en crisis

La crisis del teatro es una constante, igual que la de la Alta Costura. Y es que esta línea de negocio siempre ha vivido así.

El término aparece de manera oficial en 1945, aunque fueron Charles Frederick Worth y la emperatriz francesa, la española Eugenia de Montijo, a mediados del siglo XIX quienes crearon este sistema.

Hasta los años 20 y 30 vivirá su momento álgido y tras la Segunda Guerra Mundial el panorama cambiará y París ya no recibirá tantos clientes como antes, ni estos gastarán tanto dinero.

A lo largo de la historia, algunas firmas de Alta Costura han crecido (como Dior) y otras (como Elsa Schiaparelli) no han sobrevivido a la eterna crisis del sector.

Además, como recoge la prensa de la época, surgirá el efecto Dior: del total de las exportaciones de Alta Costura, el 50% pertenecerán a diseños con la etiqueta de esa casa.

Así, muchas de estas firmas funcionarán subvencionadas durante un tiempo y acabarán cerrando, como fue el caso, por ejemplo, de Elsa Schiaparelli, reina de la costura de los años 30 que no pudo reinventarse en los 50. Como sucedió con el Imperio Español, el 'Siglo de Oro' de la costura coincidió con su gran crisis económica.

La Alta Costura en España

Hubo un tiempo, eso sí, en el que España sí hacía Alta Costura: "Además de la Cooperativa de la Alta Costura que fundó Pedro Rodríguez, había un certificado gubernamental en nuestro país que permitía a las empresas llamarse alta costura", comenta el investigador especialista en alta costura, Miquel Martínez i Albero. "El precio tenía que ser grabado con un porcentaje y los sueldos eran un 10% más altos que los de alta modistería. Como nota anecdótica, la muñeca Mariquita Pérez podía poner que sus diseños eran de Alta Costura".

Cristóbal Balenciaga sí firmaba como 'Alta Costura' sus creaciones.

Este término aparece casi a la vez que en Francia y, de hecho, como confirma Martínez, el propio Cristóbal Balenciaga sí firmaba sus creaciones españolas como Alta Costura.

"Lo empezó a hacer a partir de 1946". Como en el caso francés, esta notificación aparecía publicada en el BOE, y suponía que las prendas no podían producirse en serie y la gama de precios debía de ser al menos un 350% más cara que el valor del tejido.

Pero aquellos tiempos acabaron y al contrario que en Francia, la década de los 70 en nuestro país vio cómo se cerraban las casa alta costura imposibles de hacer frente a los nuevos impuestos.

De esta manera se decía adiós a una forma de trabajar y una tradición que algunos talleres (quizá esos en cuyos letreros leemos hoy 'Alta Costura') han intentado mantener y que ofrecen una forma de trabajar que no tiene que ser ni mejor ni peor que la francesa, sino diferente.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

M.M.
A Favor
En Contra

La información no entra en el origen

Las denominaciones,Alta Costura,Prêt à Porter,recogen una forma de elaboración del producto,pero además y es el punto de partida,el inicio es el origen del concepto.

Las tablas de tallas no marcan la difusión para la producción.

La base es el modelaje que se desarrolla sobre el volumen del cuerpo femenino,trabajando la textura del tejido y buscando el efecto deseado.

Un bordado se puede aplicar manualmente en un básico industrial,pero eso no le da la naturaleza de A.Costura.

El P-à-P recibe el espíritu de la pieza de A.C. pero introduce la difusión industrial ,definiendo tallas,y conservando el punto de partida del modelaje sobre el cuerpo.

Y la fabricación industrial desarrolla el producto básico dándole forma y volumen en las costuras,las cuales ya tienen una exigencia para la producción industrial.

Es cierto q todo desarrollo viene marcado por las evoluciones sociales.Ese es el fin del escaparate ,ofrecer el producto q se requiere en esos momentos.

Es muy simple partir de una explicación sobre la naturaleza de un trabajo,por tratar de resumirlo en tarifar o exigir un número de ejecutantes en plantilla.

Cada día son más absoletos los conocimientos de éste sector.Y se disparan todo tipo de ocurrencias disparatadas,fruto de la situación volátil del mismo.Que han ido asistencia todo lo construido durante largos años.

Sin profesionales España venderá lo q traigan los contenedores.

Puntuación 3
#1