Status

¿Depende de un buen amante? La experta resuelve este y otros cinco mitos sobre el orgasmo femenino

  • El Día Internacional del Orgasmo Femenino se celebra el 8 de agosto
  • La escritora y sexóloga Valérie Tasso desmonta algunos conceptos
  • Todas las mujeres son capaces de experimentar orgasmos múltiples
Madrid

El sexo siempre ha sido víctima de falsas afirmaciones, Y dentro de él, el orgasmo es el que se ha llevado la peor parte. El motivo es que se trata de una respuesta de placer extremo del cuerpo que no se puede describir con palabras exactas. Así, Valérie Tasso, sexóloga y embajadora de la marca sueca de juguetes eróticos de lujo Lelo, ha querido compartir algunos de los mitos más habituales del orgasmo femenino en la antesala de su día internacional, el próximo 8 de agosto.

1. El orgasmo femenino se produce gracias al coito: falso

La vagina no tiene casi terminaciones nerviosas, pero sí el clítoris: 8.500. Esta creencia parte del padre del psicoanálisis, Freud, que dividió en dos a las mujeres. Por un lado, las que eran capaces de tener un orgasmo vaginal y eran, por lo tanto 'maduras'. Por el otro, las que sólo conseguían un orgasmo a través del clítoris y que llamaba 'mujeres inmaduras'. Actualmente, y por seguir viviendo en un modelo de sexualidad masculino y coitocéntrico, se sigue pensando que hay mujeres vaginales y mujeres clitoridianas, aunque esta dicotomía ya no parte del grado de madurez de las mujeres. 

2. Hay mujeres que pueden ser multiorgásmicas y otras no: Falso

"Todas las mujeres pueden ser multiorgásmicas a poco que se lo permitan", explica la sexóloga. Para ello, hace falta conocer bien su cuerpo y dejarse llevar. Esta condición de multiorgasmia es debida a la respuesta sexual de la mujer, que teorizaron muy bien los sexólogos Masters & Johnson, con el sistema DEMOR (Deseo, Excitación, Meseta, Orgasmo, Resolución). Después de un orgasmo, la mujer es capaz de volver a excitarse, llegar a la fase de la meseta y tener otro orgasmo. Y así, sucesivamente, las veces que quiera. El periodo de resolución (aquella fase de descanso después de un orgasmo) no es tan marcado como en los hombres después de haber eyaculado y de necesitar un tiempo de reposo para volver a excitarse y a tener una erección.

3. El orgasmo depende de un/a buen/a amante: falso

El orgasmo no lo provoca la persona con la que se interactúa sexualmente. Depende de una misma y del hecho de querer permitirse tener un orgasmo. Si todo dependiera de un buen amante, entonces no existirían mujeres que sufren de anorgasmia. "La interacción sexual es una fraternidad de egoístas. Sólo hay una voz que escuchar, la propia, y un único elemento que mirar, uno mismo", dice Valérie Tasso.

4. Con la edad, es más difícil para las mujeres sentir un orgasmo: falso

Siempre se ha intentado dar una 'fecha de caducidad' a la sexualidad de la mujer, sobre todo cuando vive esta nueva etapa de su vida marcada por la menopausia. Pero no hay ningún científico que se precie que pueda asegurar que existe una edad a partir de la cual los orgasmos desaparecen. Otra cosa son los estragos que el climaterio, esa etapa de cambios causada por el cese de la función reproductiva de la mujer, puede llegar a producir sobre su cuerpo. Pero si bien se atrofia la vagina, el clítoris sigue teniendo 8.500 terminaciones nerviosas y no envejece.

5. El orgasmo por squirting es más placentero: falso

No es más placentero, sencillamente es más espectacular, y por este hecho suele llamar mucho más la atención. No hay ninguna constancia de que el placer por squirting multiplique el orgasmo en su intensidad. "Pero en una sociedad hipersexualizada, cuyo lema es el imperativo de gozo a toda costa, el orgasmo por squirting y su mito de ser lo más son una magnífica herramienta para venderse", opina la embajadora de LELO. Las grandes consecuencias de este mito es que muchas mujeres se suelen sentir frustradas si no consiguen este tipo de orgasmo.

6. Cuantos más orgasmos nos procuremos, menos ganas tendremos de interactuar sexualmente: falso

Este es uno de los mitos más difundidos, sobre todo entre la población masculina. Muchos hombres acuden al sexólogo para intentar masturbarse menos y no tener orgasmos porque piensan que así "rendirán" mejor con una pareja. Es justamente lo contrario. Cuantos más orgasmos nos procuremos, más ganas tendremos y más deseo sentiremos. El deseo es como el estómago; necesita alimentarse para funcionar. Si no le doy de comer, corro el riesgo de que se quede en letargo.

7. La anorgasmia femenina ocurre porque hay algo fisiológico que no funciona: falso

De acuerdo con Valérie Tasso, en la gran mayoría de los casos se trata de un problema de orden psicológico. Un bloqueo que puede ser producido por varias razones: miedo a perder el control, falta de conocimiento de la propia anatomía, educación represiva, traumas vividos, sentimiento de culpabilidad, etc. Según la embajadora de LELO, todas las mujeres, salvo excepciones extremas como un accidente que pudo provocar en su momento el destrozo de toda la plataforma orgásmica de una mujer, la pelvis, etc., tiene

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en Google+
Alejandro Teodoro Martinez
A Favor
En Contra

Y que le paguen a alguien por escribir esto....

Claro que depende del amante y mucho. Y no solo el de las mujeres, el de los hombres también.

Haber si un hombre se viene igual de rápido con Carmen de Mairena que con Megan Fox.

La mayor parte de la excitacion está en la mente y esa excitacion cambia según el amante y la situación.

Lo único que evidencia este artículo es sectarismo y falta de experiencia de quien lo escribió

Puntuación 7
#1
Paco Vergara también llamado Carmen Obregón.
A Favor
En Contra

Paco Vergara es el seudónimo de Carmen Obregón que también escribe en este panfleto.

Puntuación 0
#2